“Los vie­jen­nials, esos gran­des in­fluen­cers”

Nueva Ferretería - - Línea Abierta -

En los úl­ti­mos años, una ge­ne­ra­ción ha cap­ta­do la aten­ción de los me­dios y de las em­pre­sas, los mi­llen­nials. Son el ne­xo en­tre la era analó­gi­ca y la di­gi­tal y eso les ha­ce ser muy es­pe­cia­les, ya que con ellos em­pie­za el gran cam­bio que ha su­pues­to In­ter­net y el mó­vil. Sin em­bar­go, si ob­ser­va­mos las ten­den­cias so­cia­les, ve­re­mos que si hay un nú­cleo de po­bla­ción pu­jan­te es el se­nior.Con mu­cho ca­ri­ño, los vie­jen­nials, así les he­mos que­ri­do lla­mar, van a ser los más nu­me­ro­sos y eso les con­vier­te en gran­des in­fluen­cers. Pen­se­mos que en los años 70, ape­nas uno de ca­da diez es­pa­ño­les su­pe­ra­ba los 65 años. Ahora en cam­bio nos en­ca­mi­na­mos a una so­cie­dad en­ve­je­ci­da, en la que un 30% de la po­bla­ción for­ma­rá par­te de esa eti­que­ta que em­pie­za a que­dar de­mo­dé, la ter­ce­ra edad. To­do ello tie­ne un im­pac­to enor­me en el con­su­mo, en la for­ma de com­prar, en la ex­pe­rien­cia en tien­da, en el di­se­ño de los pro­duc­tos, etc. Es­tos vie­jen­nials pre­fie­ren la com­pra de pro­xi­mi­dad y te­ner el es­ta­ble­ci­mien­to a la vuel­ta de la es­qui­na. Ya en tien­da, de­man­dan una aten­ción por par­te del per­so­nal, ya sea pa­ra en­con­trar pro­duc­tos en los li­nea­les o ayudarles a co­ger ar­tícu­los que no les que­den a mano.

Adap­ta­ción fí­si­ca

Pa­ra un se­nior, tan im­por­tan­te es la com­po­si­ción del pro­duc­to co­mo el for­ma­to y el di­se­ño, que tie­nen que ser más ade­cua­dos y er­go­nó­mi­cos. Pen­se­mos que mu­chos vie­jen­nials vi­ven so­los, por lo que no ne­ce­si­tan gran­des can­ti­da­des, más bien re­quie­ren for­ma­tos más do­si­fi­ca­dos y tam­bién a gra­nel. De he­cho, y al hi­lo del en­ve­je­ci­mien­to, se pro­du­ce un fe­nó­meno pa­ra­le­lo que es la ma­yor pro­li­fe­ra­ción de ho­ga­res uni­per­so­na­les. Tie­nen me­nos “des­pen­sa”, hay me­nos stock y se con­su­me por con­ve­nien­cia. Y es que la co­mo­di­dad y la sa­lud son dos de los gran­des ejes de innovación en el mer­ca­do de gran con­su­mo y, a te­nor del en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción, lo se­gui­rán sien­do en el fu­tu­ro.

A la com­pra, con la pen­sión

Aun­que re­sul­te una ob­vie­dad, con­vie­ne pa­rar­se a ana­li­zar el im­pac­to del en­ve­je­ci­mien­to y las ren­tas dis­po­ni­bles. El en­ve­je­ci­mien­to im­pli­ca que ha­brá mu­chos más es­pa­ño­les que acu­dan al es­ta­ble­ci­mien­to a com­prar y pa­guen con su pen­sión y no con su nó­mi­na. Las pres­ta­cio­nes por ve­jez en el fu­tu­ro se­rán más re­du­ci­das, al­gu­nos po­drán com­ple­tar­las con fon­dos de pen­sio­nes, pe­ro tam­po­co mu­chos, ya que es un es­fuer­zo gran­de des­ti­nar una par­te de su suel­do pa­ra ha­cer hu­cha pen­san­do en la ju­bi­la­ción. To­do ello con­di­cio­na el pre­su­pues­to de la com­pra. Es por ello que la ten­den­cia aho­rro se man­ten­drá tam­bién en el tiem­po. Ya hoy en día ca­si la mi­tad de los es­pa­ño­les van a la com­pra con un pre­su­pues­to ajus­ta­do. Es­to se­gui­rá así en un fu­tu­ro y eso su­po­ne que los con­su­mi­do­res man­ten­drán su hi­per­sen­si­bi­li­dad al pre­cio. En de­fi­ni­ti­va, si bien ca­da con­su­mi­dor es di­fe­ren­te y úni­co, los vie­jen­nials se aso­man en el mer­ca­do con unas ne­ce­si­da­des muy es­pe­cí­fi­cas que exi­gen adap­ta­ción al sec­tor. Son gran­des in­fluen­cers en la me­di­da que pro­vo­can un enor­me cam­bio. Es lo que obli­gan los años.

Gus­ta­vo Nú­ñez, ex-di­rec­tor ge­ne­ral de Niel­sen Es­pa­ña y Por­tu­gal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.