Os­car Madrid, pre­si­den­te de Gru­po Ma­dri­ferr

Ma­dri­ferr ha si­do siem­pre un re­fe­ren­te en el mer­ca­do del su­mi­nis­tro in­dus­trial. Sin em­bar­go, en sus úl­ti­mos 4 años ha da­do un cam­bio ra­di­cal, pa­san­do de ser una com­pa­ñía fa­mi­liar a es­tar to­tal­men­te pro­fe­sio­na­li­za­da. Así lo de­cla­ra con­tun­den­te­men­te Os­car M

Nueva Ferretería - - Sumario -

Es­te co­mi­té de di­rec­ción, que es el que to­ma las di­rec­tri­ces de la em­pre­sa, es­tá for­ma­do por el di­rec­tor ge­ne­ral, Ser­gio Mi­ran­da; el di­rec­tor fi­nan­cie­ro, Ig­na­cio Bu­lle­jos; el di­rec­tor co­mer­cial, Mi­kel Ja­ra, y el di­rec­tor de compras y mar­ke­ting, Gon­za­lo Mar­tí­nez, que jun­to a mí for­man el gru­po de cin­co per­so­nas que to­ma las de­ci­sio­nes de la com­pa­ñía”. Ma­dri­ferr, en los úl­ti­mos tres años, ha acu­mu­la­do un cre­ci­mien­to de un 160% com­pa­ran­do ven­tas de 2015 con 2018.

¿Cuál es la es­tra­te­gia de Ma­dri­ferr?

Nues­tra es­tra­te­gia es­tá de­fi­ni­da por el fu­tu­ro. Hoy se ba­sa es una es­tra­te­gia om­ni­ca­nal, al­go que en de nues­tro sec­tor mu­chas com­pa­ñías tra­ba­jan den­tro de es­te mis­mo mo­de­lo. Es im­por­tan­te re­co­no­cer que to­das las áreas son im­por­tan­tes y por ello con­ta­mos con res­pon­sa­bles en to­das ellas así co­mo con man­dos in­ter­me­dios que es­tán dan­do un cam­bio a la com­pa­ñía de 180º.

¿Có­mo atra­vie­sa Ma­dri­ferr el pro­ce­so de di­gi­ta­li­za­ción?

Hoy se ha­bla de di­gi­ta­li­za­ción. En oc­tu­bre, Ma­dri­ferr pre­sen­ta­rá una nue­va web bas­tan­te no­ve­do­sa, en la que lle­va­mos tra­ba­jan­do des­de ha­ce más de un año, pa­ra la que se in­cor­po­ró nues­tro com­pa­ñe­ro Gon­za­lo Mar­tí­nez, quien ocu­pa­ba el car­go de res­pon­sa­ble de compras y mar­ke­ting de Com­po­nen­tes RS. Jun­to a dos per­so­nas más ha desa­rro­lla­do es­te pro­yec­to en el que se ha lle­va­do a ca­bo una im­por­tan­te in­ver­sión pa­ra di­fe­ren­ciar­nos del res­to. Se tra­ta de un ca­tá­lo­go e-com­mer­ce con unas téc­ni­cas di­fe­ren­tes a las que es­ta­mos acos­tum­bra­dos, des­ta­can­do so­bre to­do que sea fá­cil pa­ra el clien­te, por­que nues­tro fo­co es­tá pues­to en él.

¿Qué di­fe­ren­cias si­guen exis­tien­do en­tre la tien­da fí­si­ca y la vir­tual?

En­tre la tien­da fí­si­ca y la tien­da vir­tual lo que hay que te­ner cla­ro es que el clien­te es el cen­tro de to­do ello y es cla­ve que le pue­das ofre­cer to­das las al­ter­na­ti­vas. Al fi­nal, el po­der om­ni­ca­nal desem­bo­ca aquí. El Pun­to de ven­ta, la ven­ta elec­tró­ni­ca, la tien­da fí­si­ca y la te­le­ven­ta son los cua­tro ca­na­les por los que el clien­te pue­de ad­qui­rir su pro­duc­to te­nien­do li­bre ac­ce­so. El pun­to de ven­ta siem­pre es­ta­rá ahí por cer­ca­nía, por pro­xi­mi­dad, pe­ro la ten­den­cia nos in­di­ca que la vía om­ni­ca­nal es la que se im­po­ne. Hoy en día, te­ne­mos gran par­te de nues­tra in­ver­sión vol­ca­da en la ven­ta on­li­ne, pe­ro no es­pe­ra­mos un gran cre­ci­mien­to, aun­que nos da ex­pec­ta­ti­vas de ca­ra a 2019 ya que re­pre­sen­ta­rá un por­cen­ta­je con­si­de­ra­ble.

¿Ha evo­lu­cio­na­do el pro­fe­sio­nal en cuan­to a su mé­to­do de com­pra?

Sí, sí lo he­mos no­ta­do y ca­da vez exi­ge más. Eso ha in­flui­do en el cam­bio de ne­go­cio de la com­pa­ñía y así se lo he­mos de­mos­tra­do. Ca­da vez hay más com­pe­ten­cia y to­dos ofre­cen ven­ta­jas. Na­die se que­da quie­to. El sec­tor se tie­ne que adap­tar por­que si no las gran­des com­pa­ñías nos ha­rán mu­cho da­ño. In­du­da­ble­men­te, la apues­ta de és­tas úl­ti­mas por el cen­tro de las ciu­da­des nos pue­de per­ju­di­car aún más. Creo que de­be­mos ven­der so­lu­cio­nes al clien­te y es bá­si­co que te co­noz­ca, es­tar cer­ca de él, que con­fíe en tí. Pien­so que es­tas son nuestras gran­des ba­zas en las que siem­pre va­mos a su­pe­rar a las gran­des por pro­fe­sio­na­li­dad, por his­to­ria, por ex­pe­rien­cia... sa­be­mos ase­so­rar y ven­der y po­de­mos lle­gar me­jor al clien­te tan­to en ser­vi­cio co­mo en pre­cio. La for­ma­ción hoy en día es uno de los prin­ci­pa­les ob­je­ti­vos en los que es­ta­mos tra­ba­jan­do pa­ra nues­tros pro­fe­sio­na­les. Es cons­tan­te, con­ti­nua. Más allá del pro­duc­to y de la pro­fe­sión, hoy en día es ne­ce­sa­rio que to­dos se adap­ten a las nuevas tec­no­lo­gías y no hay re­ti­cen­cias a la ho­ra de ha­cer­lo. To­dos se im­pli­can. Con vo­lun­tad y cons­tan­cia se con­si­gue to­do. Hoy exis­te en Ma­dri­ferr el me­jor equi­po que ha ha­bi­do nun­ca, el me­jor am­bien­te, la ma­yor ilu­sión, la ma­yor im­pli­ca­ción... La gen­te es­tá cen­tra­da e in­vo­lu­cra­da.

¿Con qué equi­po cuen­ta Ma­dri­ferr pa­ra ha­cer fren­te a es­tos cam­bios?

Hay que re­co­no­cer al equi­po que es­tá de­trás. Siem­pre he pen­sa­do que los pro­yec­tos son las per­so­nas. No va­le un mo­de­lo, no va­le una téc­ni­ca, una tác­ti­ca... En es­te sen­ti­do, es ver­dad que tra­ba­ja­mos mu­cho. Ma­dri­ferr en los úl­ti­mos cua­tro años ha as­cen­di­do de car­go a per­so­nal in­terno. Hay car­gos in­ter­me­dios que no lo eran ha­ce cua­tro años, y ello les ha per­mi­ti­do cre­cer den­tro de la em­pre­sa, tan­to el je­fe de ad­mi­nis­tra­ción, co­mo el de lo­gís­ti­ca, el de ope­ra­cio­nes o el de mar­ke­ting, y en to­dos los as­pec­tos, en lo per­so­nal, en lo eco­nó­mi­co, en lo pro­fe­sio­nal... Nos adap­ta­mos a los nue­vos tiem­pos. An­tes lo tra­di­cio­nal era tra­ba­jar de sol a sol y esa épo­ca la vi­ví yo. Ahora nos adap­ta­mos a nue­vos ho­ra­rios, a com­pa­gi­nar­los y to­do ello ha­ce el tra­to, el re­co­no­ci­mien­to con­ti­nuo, ha­cién­do­les par­tí­ci­pes de un pro­yec­to co­mún. Es muy im­por­tan­te.

¿Qué apor­ta Ma­dri­ferr al sec­tor?

Ma­dri­ferr creo que, en el sec­tor, pue­de apor­tar al­go más que el res­to de nues­tra com­pe­ten­cia. Es mi opi­nión per­so­nal, en tec­no­lo­gía, en equi­po, en me­dios, en to­do. La prue­ba la ten­go en que he­mos pa­sa­do de 8 man­dos in­ter­me­dios a 13. Creo que cuan­do las co­sas sa­len, lo ha­cen por un mo­ti­vo. Ha­bla­mos de cre­cer en equi­po. Ha ha­bi­do, en es­tos tiem­pos, ne­go­cia­cio­nes pa­ra po­si­bles alian­zas que han pa­ra­do cier­tas co­sas, pe­ro el fu­tu­ro nos ha­ce ser mu­cho ma­yo­res. Hay com­pa­ñías con mu­cho po­ten­cial y no se pue­de mi­rar pa­ra otro la­do por­que nos han qui­ta­do una gran par­te de la ven­ta. Lo mis­mo nos ha pa­sa­do con la ven­ta elec­tró­ni­ca. Ya no pue­des que­dar­te co­mo an­ti­gua­men­te en tu mos­tra­dor a des­pa­char.

¿Cuál ha si­do el apo­yo del pro­vee­dor es­ta nue­va es­tra­te­gia?

Los pro­vee­do­res han apo­ya­do nues­tra idea. Y se han adap­ta­do. Ellos son los que nos han pe­di­do que nos ac­tua­li­ce­mos. Cuan­do un ca­nal ves que es­tá in­mó­vil es al­go que les preo­cu­pa. Así que he­mos desa­rro­lla­do ini­cia­ti­vas en con­jun­to con ellos lo que ha per­mi­ti­do in­clu­so que al­gu­nos ha­yan sa­li­do re­for­za­dos.

Des­de la im­plan­ta­ción de es­ta nue­va Ma­dri­ferr ¿qué efec­ti­vi­dad es­táis per­ci­bien­do?

En las ins­ta­la­cio­nes de me­dia es­ta­mos al­can­zan­do los 400 tic­kets dia­rios sien­do in­dus­tria­les. No es al­go fá­cil. Es el clien­te el que de­ci­de. Pe­ro na­da es pa­ra siem­pre. Las tien­das tie­nen que es­tar vi­vas y hay que ali­men­tar­las. Creo que el cam­bio de di­rec­ción de la em­pre­sa ha si­do cla­ve pa­ra la bue­na mar­cha de és­ta. Ca­pi­ta­nea­da por un lí­der que es Ser­gio Mi­ran­da y un di­rec­tor fi­nan­cie­ro que es el que le es­tá dan­do es­ta­bi­li­dad, la se­gu­ri­dad, la tran­qui­li­dad, con Ig­na­cio Bu­lle­jos. Otras per­so­nas que han cre­ci­do con la em­pre­sa son Ro­sa­na, Ro­ber­to, Is­mael, Da­vid, Da­rio, An­gel y San­ti, que apor­tan y ofre­cen más des­de sus res­pec­ti­vos pues­tos. Miem­bro de Asi­de, Ma­dri­ferr se sien­te fiel a es­ta en­ti­dad y sa­tis­fe­cha de per­te­ne­cer co­mo miem­bro ac­ti­vo y gran tra­ba­ja­dor de su ca­tá­lo­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.