EL SU­DOR, ¿LA ME­JOR CRE­MA AN­TI­EDAD?

Objetivo Bienestar - - EL BLOC -

Una nue­va ven­ta­ja del ejer­ci­cio fí­si­co re­gu­lar: me­jo­ra la com­po­si­ción de la piel y la re­ju­ve­ne­ce

La prác­ti­ca re­gu­lar de ejer­ci­cio fí­si­co qui­zá sea el me­jor tra­ta­mien­to es­té­ti­co na­tu­ral: un me­jor co­lor y tex­tu­ra de piel y tam­bién me­nos arru­gas. In­ves­ti­ga­do­res de la Uni­ver­si­dad McMas­ter en On­ta­rio (Ca­na­dá) han com­pro­ba­do que a par­tir de los 40 años, mu­je­res y hom­bres que en­tre­nan con cier­ta fre­cuen­cia, tie­nen una ca­pa dér­mi­ca más grue­sa que quie­nes no ha­cen de­por­te. La der­mis, la ca­pa in­ter­na de la piel, se va adel­ga­zan­do con la edad pe­ro es­to pa­re­ce que no su­ce­de con tan­ta ra­pi­dez cuan­do ha­ce­mos de­por­te.

Se sa­bía ya que la prác­ti­ca re­gu­lar de ejer­ci­cio es una gran he­rra­mien­ta pa­ra en­ve­je­cer me­jor y pa­ra sen­tir­nos más bien gra­cias a las mio­qui­nas, unas sus­tan­cias que se sin­te­ti­zan en el múscu­lo cuan­do lo ejer­ci­ta­mos y que po­seen efec­tos an­ti­in­fla­ma­to­rios y an­ti­oxi­dan­tes, re­du­cen la ma­sa gra­sa vis­ce­ral –la más pe­li­gro­sa, me­jo­ran la cir­cu­la­ción, el me­ta­bo­lis­mo, el fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma ner­vio­so y la ca­li­dad del sue­ño–. La no­ve­dad es que aho­ra se sa­be tam­bién que las mio­qui­nas ac­túan en la ca­pa más in­ter­na de la piel im­pi­dien­do que és­ta se adel­ga­ce y que apa­rez­can los te­mi­dos sig­nos de la edad. Un mo­ti­vo más pa­ra mo­ver­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.