NI­ÑOS SA­NOS Y SIN AGO­BIOS

Objetivo Bienestar - - CUERPO SANO -

En­car­na Men­die­ta, pe­dia­tra del Cen­tro de Sa­lud de Ba­ra­jas (Madrid), nos da tres há­bi­tos pa­ra las de­fen­sas in­fan­ti­les. 1. Vi­tal. Se tra­du­ce en una vi­da or­de­na­da, sa­na, con unos pa­dres po­si­ti­vos. Un ni­ño, que­ri­do, es­ti­mu­la­do y que ten­ga un rit­mo equi­li­bra­do, no desa­rro­lla­rá es­trés y por tan­to su sis­te­ma in­mu­ne no es­ta­rá de­bi­li­ta­do. Hay que evi­tar tam­bién el ex­ce­so de ac­ti­vi­da­des ex­tra­es­co­la­res que no de­jan al ni­ño ni un mi­nu­to de des­can­so. “De aquí pa­ra allá to­dos los días de la se­ma­na… Te­ne­mos unas ex­pec­ta­ti­vas muy al­tas y se les so­me­te a un es­trés an­ti­na­tu­ral”. 2. Man­te­ner los rit­mos es esen­cial. Los ni­ños son muy “de há­bi­tos” y les en­can­ta la ru­ti­na. “Los pa­dres creen que no –apun­ta la Dra. Men­die­ta– pe­ro lo cier­to es que a los pe­que­ños les gus­ta sa­ber qué vie­ne a con­ti­nua­ción”

3. Los ni­ños y ni­ñas ne­ce­si­tan to­mar­lo. “Aho­ra les pro­te­ge­mos tan­to pa­ra que no ten­gan cán­cer de piel que re­sul­ta que es­ta­mos de­fi­ci­ta­rios de vi­ta­mi­na D, al­go vi­tal pa­ra el co­rrec­to fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio”, ana­li­za la pe­dia­tra, que re­co­mien­da 10 mi­nu­tos al día don­de les pue­da dar el sol al me­nos en los bra­zos y las pier­nas.

Con­trol del es­trés:

Ru­ti­na:

Sol:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.