Ra­len­ti­za EL PA­SO DEL TIEM­PO

Pa­rar el reloj no es po­si­ble pe­ro re­tra­sar los sig­nos del en­ve­je­ci­mien­to en nues­tro ros­tro sí lo es con Slow Âge de Vichy: el nue­vo tra­ta­mien­to co­rrec­tor dia­rio pa­ra los sig­nos de la edad en pro­ce­so de for­ma­ción

Objetivo Bienestar - - BELLEZA -

Los años nos ha­cen más sa­bias, nos dan pers­pec­ti­va y nos ayu­dan a re­la­ti­vi­zar pe­ro cam­bian nues­tra piel que se afi­na, pier­de tur­gen­cia y elas­ti­ci­dad. Po­co a po­co, y si no lo pre­ve­ni­mos, las pri­me­ras arru­gas y las man­chas em­pie­zan a ha­cer ac­to de pre­sen­cia. Pa­ra re­tra­sar ese mo­men­to, Vichy pre­sen­ta el nue­vo Slow Âge di­ri­gi­do a mu­je­res en­tre 25 y 45 años preo­cu­pa­das por el im­pac­to de las ra­dia­cio­nes so­la­res, la po­lu­ción, el im­pac­to del es­trés, las al­te­ra­cio­nes del sue­ño, el ta­ba­co y la fa­ti­ga. Slow Âge tie­ne el tri­ple po­der de co­rre­gir día a día, de pre­ve­nir la apa­ri­ción de sig­nos de la edad y de pro­te­ger de lo ra­yos ul­tra­vio­le­tas con SPF 25.

FLUI­DO FRES­CO Y CRE­MO­SO

Slow Âge es­tá en sin­to­nía con el mo­vi­mien­to slow que reivin­di­ca una vi­da más tran­qui­la, en la que ba­ja­mos el rit­mo pa­ra vol­ver a dis­fru­tar de los pe­que­ños pla­ce­res dia­rios, en la que re­co­nec­ta­mos con nues­tras emo­cio­nes a tra­vés de dis­ci­pli­nas co­mo el yo­ga o la me­di­ta­ción. Una vi­da más cons­cien­te y más res­pe­tuo­sa con nues­tro cuer­po a tra­vés de pro­duc­tos más na­tu­ra­les ya sea a tra­vés de la ali­men­ta­ción co­mo de los cui­da­dos dia­rios. Por ello, Vichy apues­ta por los ingredientes na­tu­ra­les, ap­tos pa­ra to­do ti­po de pie­les, in­clu­so pa­ra las más sen­si­bles. El re­sul­ta­do es un pla­cen­te­ro flui­do fres­co y cre­mo­so con un aca­ba­do ater­cio­pe­la­do y una fra­gan­cia flo­ral. Y to­do ello, con una efi­ca­cia pro­ba­da que mues­tra que los sig­nos de la edad me­jo­ran al mes del tra­ta­mien­to y a los dos me­ses, la piel se ve más sua­ve, sa­lu­da­ble y fuer­te. En de­fi­ni­ti­va, me­jor den­si­dad, po­ros me­nos vi­si­bles y pig­men­ta­ción me­jo­ra­da. Por­que el tiem­po es im­pa­ra­ble pe­ro re­du­cir sus sig­nos es­tá a nues­tro al­can­ce.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.