VÉR­TI­GO

Objetivo Bienestar - - SALUD -

¿QUÉ SÍN­TO­MAS TIE­NE? To­do pa­re­ce gi­rar. Se sue­le te­ner la im­pre­sión de que cae­mos o per­de­mos el equi­li­brio y se acom­pa­ña de náu­seas y su­do­ra­ción. Se­gún el ti­po de vér­ti­go que se ten­ga, pue­den ha­ber pro­ble­mas pa­ra en­fo­car la vis­ta, zum­bi­do en los oí­dos y pér­di­da de au­di­ción.

¿POR QUÉ SE PRO­DU­CE? La ma­yo­ría de las ve­ces, el vér­ti­go se ori­gi­na por­que hay al­gún pro­ble­ma en el ner­vio ves­ti­bu­lar, que es­tá en el oí­do in­terno.

En­tre las cau­sas más fre­cuen­tes del vér­ti­go pe­ri­fé­ri­co, es­tá el vér­ti­go pos­tu­ral be­nigno, las le­sio­nes (co­mo un trau­ma­tis­mo cra­neal), la neu­ro­ni­tis (que es la in­fla­ma­ción del ner­vio ves­ti­bu­lar y pue­de pro­du­cir­se, por ejem­plo, por una in­fec­ción), la pre­sión so­bre es­te ner­vio cau­sa­da por al­gún ti­po de tu­mor no can­ce­ro­so, o la en­fer­me­dad de Mé­niè­re.

El vér­ti­go cen­tral es­tá cau­sa­do por un pro­ble­ma en el ce­re­bro y pue­de de­ber­se a una en­fer­me­dad vas­cu­lar, la mi­gra­ña, accidentes ce­re­bro­vas­cu­la­res, tu­mo­res o es­cle­ro­sis múl­ti­ple

¿CUÁN­TO DU­RA? La sen­sa­ción de vér­ti­go pue­de du­rar se­gun­dos, mi­nu­tos e, in­clu­so, ho­ras. En oca­sio­nes, los epi­so­dios pue­den pro­du­cir­se va­rias ve­ces en el día o va­rios días se­gui­dos, lo que su­po­ne un pro­ble­ma pa­ra la vi­da co­ti­dia­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.