AL EX­TRE­MO

Objetivo Bienestar - - PSICOGYM -

SIN CON­TROL Los te­rri­bles pi­cos de an­sie­dad lle­va­dos a un ex­tre­mo son los ata­ques de pá­ni­co. Es una sen­sa­ción de to­tal pér­di­da de con­trol. Ni huir, ni evi­tar las si­tua­cio­nes, ni los an­sio­lí­ti­cos lo­gra­rán que no se vuel­van a te­ner. La te­ra­pia di­se­ña es­tra­te­gias pa­ra que el an­sio­so se ex­pon­ga y vea có­mo los sín­to­mas lle­gan al má­xi­mo y dis­mi­nu­yen.

¿TIE­NE AL­GO PO­SI­TI­VO? “Los es­tu­dios ava­lan que las per­so­nas son ca­pa­ces de su­pe­rar sus pro­ble­mas de an­sie­dad sin ne­ce­si­dad de to­mar una me­di­ca­ción de por vida” co­men­ta Pu­li­do en su li­bro. “De he­cho, sin una in­ter­ven­ción psi­co­ló­gi­ca, to­mar úni­ca­men­te an­sio­lí­ti­cos pue­de ser una ma­ne­ra con­tra­pro­du­cen­te de ata­jar el pro­ble­ma”, aña­de. La an­sie­dad es una se­ñal de alar­ma de que al­go en nues­tra vida no fun­cio­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.