LAR­GA VIDA AL DE­POR­TE DE FIN DE SE­MA­NA

Objetivo Bienestar - - EL BLOC -

MA­CHA­CAR­SE EL ‘FINDE’ NO ES MA­LO. Bue­nas no­ti­cias pa­ra quie­nes la se­ma­na no les da más de sí y de lu­nes a vier­nes no lo­gran en­con­trar esos 30 mi­nu­tos al día pa­ra lle­var a ca­bo la tan re­co­men­da­ble ac­ti­vi­dad fí­si­ca. Se­gún un es­tu­dio pu­bli­ca­do en la re­vis­ta Ja­ma In­ter­nal Me­di­ci­ne las ta­sas de mor­ta­li­dad pre­coz o de ries­go de pa­de­cer cán­cer son prác­ti­ca­men­te las mis­mas en­tre las per­so­nas que re­par­ten el de­por­te en­tre va­rios días que en­tre quie­nes lo con­cen­tran en una o dos se­sio­nes el sá­ba­do y el domingo.

Las re­co­men­da­cio­nes mé­di­cas fi­jan la can­ti­dad mí­ni­ma de ejer­ci­cio en unos 150 mi­nu­tos a la se­ma­na de ejer­ci­cio mo­de­ra­do o unos 75 mi­nu­tos de ac­ti­vi­dad in­ten­sa. Por mo­de­ra­do se en­tien­de ca­mi­nar a pa­so li­ge­ro o sa­lir en bi­ci sin per­der el alien­to y en los que nos sea po­si­ble man­te­ner una con­ver­sa­ción. Co­rrer, na­dar o prac­ti­car un de­por­te de equipo en­tra­ría en la ca­te­go­ría de ejer­ci­cio in­ten­so. Las con­clu­sio­nes de es­te es­tu­dio apor­tan otro mo­ti­vo pa­ra cal­zar­nos las za­pa­ti­llas. Sea cual sea la can­ti­dad de ejer­ci­cio que lle­ve­mos a ca­bo és­te siem­pre jue­ga a nues­tro fa­vor y re­du­ce en un 29% el ries­go de pa­de­cer un in­far­to de co­ra­zón o un cán­cer.

Aho­ra ya pue­des ele­gir, se­gún tu agen­da, có­mo lo vas a re­par­tir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.