NO TE ESCUDES EN LOS EDUL­CO­RAN­TES

Objetivo Bienestar - - CUERPO -

“De na­da sir­ve to­mar el té con es­te­via si lo acom­pa­ña­mos con dos na­po­li­ta­nas, por ejem­plo”, re­cuer­da la ex­per­ta Ma­ría As­tu­di­llo. Por otra par­te, “en no­viem­bre de 2016 un es­tu­dio rea­li­za­do en Bal­ti­mo­re (EE UU) con­fir­mó que el uso de edul­co­ran­tes bajos en ca­lo­rías se re­la­cio­na con un pe­so más al­to y un ma­yor pe­rí­me­tro ab­do­mi­nal, por lo que to­mar edul­co­ran­tes no es una me­di­da efi­caz pa­ra con­tro­lar el pe­so”, re­ve­la Car­los Ca­sa­bo­na, pe­dia­tra y es­pe­cia­lis­ta en pre­ven­ción del so­bre­pe­so y la obe­si­dad in­fan­til. Pa­ra es­te ex­per­to, uti­li­zar edul­co­ran­tes pro­vo­ca una fal­sa se­gu­ri­dad que aca­ba pro­vo­can­do co­mer más can­ti­dad de al­gu­nos pro­duc­tos po­co sa­lu­da­bles. “El as­par­ta­mo y otros edul­co­ran­tes tie­nen un sa­bor tan potente que al fi­nal se aca­ba eli­gien­do ali­men­tos ul­tra­pro­ce­sa­dos, ya que los ali­men­tos más sa­nos pa­re­cen no te­ner sa­bor”, ru­bri­ca Ba­sul­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.