ES­PAL­DA EN MO­VI­MIEN­TO

Objetivo Bienestar - - CUERPO -

NATACIÓN

Sin du­da, la ac­ti­vi­dad fí­si­ca más re­co­men­da­ble es la natación. El agua ofre­ce cier­ta re­sis­ten­cia que ayu­da a for­ta­le­cer la mus­cu­la­tu­ra sin ries­go de le­sio­nes. Pa­ra el Dr. Ja­vier Vidal, vo­cal de la Jun­ta Di­rec­ti­va de la So­cie­dad Es­pa­ño­la del Do­lor y reuma­tó­lo­go del Hos­pi­tal de Guadalajara es el me­jor de­por­te pa­ra evi­tar do­lo­res.

PI­LA­TES

El Pi­la­tes bus­ca la ali­nea­ción neu­tral de la co­lum­na o, lo que es lo mis­mo, per­mi­te re­cu­pe­rar la pos­tu­ra co­rrec­ta. Ade­más, los ejer­ci­cios de Pi­la­tes –a di­fe­ren­cia del yoga– son muy úti­les pa­ra for­ta­le­cer y re­for­zar los múscu­los de la es­pal­da y del ab­do­men. Al­go que, sin du­da, con­du­ce a la re­duc­ción del do­lor de es­pal­da y a pre­ve­nir fu­tu­ras mo­les­tias.

GYM SIN CAR­GA

La gim­na­sia de man­te­ni­mien­to no brus­ca es una ex­ce­len­te ma­ne­ra de for­ta­le­cer la mus­cu­la­tu­ra ab­do­mi­nal y lum­bar. Si hay mo­les­tias muy fre­cuen­tes, el Dr. Vidal acon­se­ja evi­tar el tenis y el pá­del por la brus­que­dad de los mo­vi­mien­tos. No prohí­be nin­gún de­por­te. El tru­co que puan­ta el doc­tor es prac­ti­car­lo de for­ma pro­gre­si­va y evi­tar­la si apa­re­ce do­lor.

YOGA Y TAICHÍ

Am­bos ejer­ci­cios han de­mos­tra­do con prue­bas cien­tí­fi­cas que tie­nen un efec­to po­si­ti­vo pa­ra nues­tra es­pal­da. Ade­más, am­bas dis­ci­pli­nas han de­mos­tra­do ser tan efec­ti­vas co­mo otros mé­to­dos no far­ma­co­ló­gi­cos y con un plus: nos ayu­dan a se­gre­gar se­ro­to­ni­na, la hor­mo­na del bie­nes­tar que tie­ne una in­ci­den­cia po­si­ti­va en en la vi­ven­cia del do­lor.

Con la pre­mi­sa de que cual­quier ejer­ci­cio es me­jor que no ha­cer na­da, los es­pe­cia­lis­tas apues­tan por es­tos cua­tro:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.