LA VI­TA­MI­NA B PUE­DE AYU­DAR­TE

Des­pí­de­te de las mo­les­tias en la es­pal­da com­ple­men­tan­do tu tra­ta­mien­to ha­bi­tual con vi­ta­mi­na B1, B6 y B12 a do­sis te­ra­péu­ti­cas. Te ayu­da­rán a sen­tir­te bien y a re­cu­pe­rar el rit­mo de tu vi­da.

Objetivo Bienestar - - CUERPO | SALUD -

El do­lor de es­pal­da es un re­fle­jo de los há­bi­tos de vi­da ac­tua­les. Más tiem­po sen­ta­dos, me­nos ejer­ci­cio del que se­ría desea­ble y una al­ta car­ga de es­trés que fa­vo­re­ce los ma­los há­bi­tos pos­tu­ra­les.

El 47% de los es­pa­ño­les pa­de­ce al me­nos, una vez al año, mo­les­tias en la es­pal­da, so­bre to­do en la zo­na lum­bar. Una do­len­cia que, tras los res­fria­dos, es la que más ba­jas la­bo­ra­les pro­vo­ca su­po­nien­do un enor­me gas­to sa­ni­ta­rio al sis­te­ma pú­bli­co.

UNA ES­PAL­DA SIN DO­LOR

Si con­vi­vir con do­lor no es na­da fá­cil, el de es­pal­da es es­pe­cial­men­te in­ca­pa­ci­tan­te. En la gran ma­yo­ría de ca­sos im­pi­de se­guir con las ac­ti­vi­da­des del día a día y ade­más ge­ne­ra es­trés e irri­ta­bi­li­dad que aca­ban afec­tan­do la au­to­es­ti­ma y el bie­nes­tar.

Se sa­be que la de­fi­cien­cia de vi­ta­mi- nas B1, B6 y B12 se pue­de ma­ni­fes­tar co­mo do­lor de es­pal­da. El au­men­to de las ne­ce­si­da­des de es­tas vi­ta­mi­nas, la re­duc­ción de su con­su­mo o de su ab­sor­ción, pue­de ma­ni­fes­tar­se en un mo­les­to do­lor de es­pal­da.

El mé­di­co de ca­be­ce­ra en pri­mer lu­gar pue­de ayu­dar a re­du­cir es­tas mo­les­tias. Sin em­bar­go, el 60% de los pa­cien­tes op­tan por to­mar al­gún me­di­ca­men­to pa­ra li­brar­se del do­lor y con­ti­nuar con su día a día. Hi­dro­xil B1 B6 B12 ha de­mos­tra­do ser efi­caz co­mo tra­ta­mien­to coad­yu­van­te pa­ra mi­ti­gar las mo­les­tias. Es­tas vi­ta­mi­nas en do­sis te­ra­péu­ti­cas par­ti­ci­pan en el me­ta­bo­lis­mo de neu­ro­trans­mi­so­res y en la sín­te­sis de mie­li­na, in­hi­bien­do la trans­mi­sión me­du­lar del es­tí­mu­lo do­lo­ro­so. Si es­te com­pues­to de vi­ta­mi­nas se com­bi­na con el tra­ta­mien­to ha­bi­tual pa­ra el do­lor de es­pal­da el ali­vio es mu­cho

ma­yor. La du­ra­ción re­co­men­da­da del tra­ta­mien­to con Hi­dro­xil B1 B6 B12 es 15 días. Hi­dro­xil B1 B6 B12 es un me­di­ca­men­to sin re­ce­ta que se ven­de en far­ma­cias dón­de te po­drán am­pliar la in­for­ma­ción del pro­duc­to y ase­so­rar­te en có­mo ali­viar tu do­lor de es­pal­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.