EDULCORANTES

Objetivo Bienestar - - EL BLOC -

La po­bla­ción ca­da vez to­ma más con­cien­cia sobre los per­jui­cios de un ex­ce­so de azú­car en la die­ta y mu­chos fa­bri­can­tes se afa­nan por sus­ti­tuir­lo por edulcorantes en sus pro­duc­tos. Jo­sé Mi­guel Mu­let ex­po­ne que op­cio­nes como “la sa­ca­ri­na o el as­par­ta­mo, per se, no se ha de­mos­tra­do que sean no­ci­vas, ya que tie­nen una do­sis má­xi­ma es­ta­ble­ci­da y es com­pli­ca­do lle­gar a ella por­que en po­ca can­ti­dad, re­sul­tan muy en­dul­zan­tes”.

MÁS CA­ROS Y PRO­BLE­MÁ­TI­COS EN GRAN­DES CAN­TI­DA­DES Asi­mis­mo, la OCU in­for­ma de que nor­mal­men­te los pro­duc­tos con edulcorantes sue­len ser más ca­ros. Apar­te, pue­den ser una bom­ba pa­ra tu es­tó­ma­go: “El pro­to­ti­po de per­so­nas de­ma­sia­do ob­se­si­vas que mas­can chi­cle o abu­san de los ca­ra­me­los, aca­ban con unas dia­rreas bru­ta­les a cau­sa de su con­te­ni­do en xi­li­tol, un en­dul­zan­te que pue­de te­ner efec­to la­xan­te y producir fla­tu­len­cias”, ma­ni­fies­ta Al­ma Pa­lau, pre­si­den­ta del Con­se­jo Ge­ne­ral de Die­tis­tas-Nu­tri­cio­nis­tas (CGDN).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.