8 QUE CAU­SAN FA­TI­GA

Objetivo Bienestar - - EL BLOC -

Si he­mos cam­bia­do nues­tra die­ta, re­gu­la­do nues­tros ho­ra­rios y, en de­fi­ni­ti­va, es­ta­mos ha­cien­do to­do lo po­si­ble pa­ra sen­tir­nos me­nos fa­ti­ga­das pe­ro no lo con­se­gui­mos es el mo­men­to de con­sul­tar con un pro­fe­sio­nal que des­car­te la exis­ten­cia de patologías or­gá­ni­cas que di­fi­cul­ten la recuperación. De he­cho, el can­san­cio es un sín­to­ma que pue­de es­tar pre­sen­te en múl­ti­ples en­fer­me­da­des como el hi­po­ti­roi­dis­mo que ya en fa­ses muy ini­cia­les pro­vo­ca gran fa­ti­ga. Ade­más de las de­fi­cien­cias nu­tri­cio­na­les, dos en­fer­me­da­des que su­po­nen mu­cho can­san­cio son la fi­bro­mial­gia y el sín­dro­me de fa­ti­ga crónica. Tam­bién las sus­tan­cias tó­xi­cas pue­den ser la cau­sa del ago­ta­mien­to. “Son da­ñi­nas pa­ra el me­dio am­bien­te y pa­ra nues­tro cuer­po, sobre to­do pa­ra el sis­te­ma ner­vio­so. Con fre­cuen­cia, es­ta ex­po­si­ción ge­ne­ra al­te­ra­cio­nes hor­mo­na­les, dis­fun­ción ner­vio­sa y, por su­pues­to, fa­ti­ga”, ex­pli­ca la Dra. Carl­ton.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.