AL­TER­NA­TI­VAS ME­NOS IRRI­TAN­TES

Objetivo Bienestar - - CUERPO -

Hay pis­ci­nas que de­sin­fec­tan con mé­to­dos me­nos irri­tan­tes. Pre­gun­ta en las ins­ta­la­cio­nes an­tes de zam­bu­llir­te

1. Ozono.

Es una bue­na op­ción, ya que ade­más de ser un po­ten­te de­sin­fec­tan­te, no de­ja re­si­duos quí­mi­cos en el agua. Eli­mi­na los pro­ble­mas tí­pi­cos del clo­ro, co­mo pue­den ser irri­ta­cio­nes, es­co­zo­res o ma­los olo­res, sin de­jar nin­gún ti­po de sub­pro­duc­tos. Y es que fi­nal­men­te se des­com­po­ne en oxí­geno, co­la­bo­ran­do a oxi­ge­nar las ins­ta­la­cio­nes.

2. Bro­mo.

Es una al­ter­na­ti­va al clo­ro, ya que es un pro­duc­to muy eficaz pa­ra aca­bar con al­gas, bac­te­rias, hon­gos y vi­rus en el agua de la pis­ci­na o el spa. La mez­cla del bro­mo con flui­dos or­gá­ni­cos (orín, su­dor, sa­li­va) pue­de dar lu­gar a la for­ma­ción bro­ma­mi­nas, pe­ro a di­fe­ren­cia de lo que ocu­rre con las clo­ra­mi­nas (for­ma­das por la mez­cla de flui­dos or­gá­ni­cos y clo­ro), no son irri­tan­tes ni pro­du­cen ma­los olo­res.

3. Ozono + io­ni­za­ción.

Un mé­to­do mix­to: los io­nes co­bre y pla­ta pro­por­cio­nan el efec­to bac­te­ri­ci­da su­fi­cien­te pa­ra ser com­bi­na­do con el po­der oxi­dan­te del ozono. De es­ta for­ma, se evi­ta el clo­ro y no es ne­ce­sa­rio el em­pleo de áci­dos y co­rrec­to­res de pH. No hay pro­duc­to quí­mi­co y los ele­men­tos de­sin­fec­tan­tes es­tán pro­du­ci­dos por los equi­pos ins­ta­la­dos; por una par­te, el ge­ne­ra­dor de ozono ali­men­ta­do de ai­re am­bien­tal y, por otro la­do, el io­ni­za­dor de co­bre y pla­ta me­dian­te elec­tro­dos.

4. Io­ni­za­ción co­bre pla­ta.

Me­dian­te un equi­po ade­cua­do, con­sis­te en la pro­duc­ción de io­nes co­bre y pla­ta que rea­li­zan una fun­ción an­ti­al­gas y de­sin­fec­tan­te. Se evi­ta el uso de an­ti­al­gas y se dis­mi­nu­ye con­si­de­ra­ble­men­te el gas­to de clo­ro y áci­do, aun­que no lo eli­mi­na por com­ple­to.

5. Clo­ra­ción sa­li­na.

Se uti­li­za elec­tri­ci­dad y sal co­mún di­suel­ta en la pis­ci­na, lo que ge­ne­ra una co­rrien­te de clo­ro exen­ta de pro­duc­tos quí­mi­cos. Sin em­bar­go, no lle­ga a eli­mi­nar por com­ple­to el clo­ro, aun­que sí con­si­gue una me­jo­ra en el tra­ta­mien­to tra­di­cio­nal con es­te pro­duc­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.