Ma­ría Jo­sé

Objetivo Bienestar - - MENTE -

“Con 16 años em­pe­cé a no­tar que lo mío no era nor­mal. En cla­se no me re­la­cio­na­ba y me cos­ta­ba mu­cho ha­cer tra­ba­jos en gru­po. Es­ta­ba siem­pre ten­sa y con an­sie­dad. Lle­gué a pen­sar que en uno de esos ata­ques al co­ra­zón me iba a mo­rir. Me cos­ta­ba ir a cla­se y me ti­ra­ba una ho­ra en ca­sa pen­san­do en có­mo sa­lir a la ca­lle y di­ri­gir­me al ins­ti­tu­to. Ha­blan­do con mi fa­mi­lia so­bre el có­mo me sen­tía y con al­gún pro­fe­sor coin­ci­dían en que era co­sa de la edad y que yo era tí­mi­da y re­traí­da. Has­ta que a los 23 años fui diag­nos­ti­ca­da de fo­bia so­cial, an­sie­dad y de­pre­sión. To­dos los días son os­cu­ros. Tie­nes una voz cri­ti­can­do ca­da vez que te co­mu­ni­cas con al­guien, in­clu­so si es un fa­mi­liar o una per­so­na de con­fian­za. No quie­res fa­llar y quie­res ser co­rrec­to en to­do mo­men­to. El tra­ba­jo es al­go que no me du­ra por es­te mo­ti­vo. Mi mie­do es la hu­mi­lla­ción o aque­lla crí­ti­ca que no apor­ta na­da bueno a mi per­so­na. Ir al ba­ño en un bar es al­go es­tre­san­te; mien­tras vas ha­cia allí pien­sas que no sa­bes an­dar y te vas a caer o que la puer­ta es­ta­rá ce­rra­da y ten­drás que pe­dir la lla­ve al ca­ma­re­ro. Fren­te a es­tas si­tua­cio­nes aga­chas la ca­be­za y lue­go le das vuel­tas a qué po­drías ha­ber he­cho pa­ra que no su­ce­die­ra, y te aca­bas en­fa­dan­do con­ti­go mis­ma”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.