LOS CUI­DA­DOS BÁ­SI­COS PA­RA LA HI­GIE­NE DIA­RIA DE NUES­TROS OÍ­DOS

El ce­ru­men tie­ne una fun­ción pro­tec­to­ra pe­ro es in­dis­pen­sa­ble rea­li­zar la hi­gie­ne au­di­ti­va ca­da dos o tres días con pro­duc­tos específicos pa­ra eli­mi­nar el ex­ce­so y evi­tar fu­tu­ros pro­ble­mas, co­mo la for­ma­ción de ta­po­nes

Objetivo Bienestar - - CUERPO | SALUD -

Mu­chas ve­ces pen­sa­mos que man­te­ner la hi­gie­ne de los oí­dos se ba­sa en eli­mi­nar el ce­ru­men a to­da cos­ta. Aun­que sea una sus­tan­cia pe­ga­jo­sa y des­agra­da­ble, es ne­ce­sa­ria, ya que se en­car­ga de pro­te­ger­nos de cual­quier in­fec­ción y de res­guar­dar el tím­pano; de­tie­ne que el pol­vo y las bac­te­rias pe­ne­tren en el oí­do y pro­te­ge el con­duc­to au­di­ti­vo. Pa­ra que se man­ten­ga un mí­ni­mo de ce­ru­men que ejer­za esa fun­ción de pro­tec­ción es re­co­men­da­ble rea­li­zar la hi­gie­ne au­di­ti­va ca­da dos o tres días, tiem­po su­fi­cien­te pa­ra man­te­ner la can­ti­dad de ce­ru­men co­rrec­ta. El me­jor mo­men­to pa­ra la hi­gie­ne

Cuan­do hay un ex­ce­so de ce­ra en los oí­dos, el ob­je­ti­vo es ablan­dar­la y lo­grar que se des­li­ce ha­cia el ex­te­rior

es du­ran­te la du­cha o el ba­ño, ya que te­ne­mos la piel hú­me­da y es más fá­cil re­ti­rar el ce­ru­men. Los ex­per­tos re­co­mien­dan una lim­pie­za ex­ter­na e in­ter­na, ya que con la pri­me­ra –que evita que los re­si­duos en­tren has­ta la ca­vi­dad au­di­ti­va– no es su­fi­cien­te. Pa­ra ello exis­ten pro­duc­tos des­ti­na­dos es­pe­cí­fi­ca­men­te a su lim­pie­za in­ter­na, co­mo los que con­tie­nen agua pu­ri­fi­ca­da y otros com­po­nen­tes que evi­tan el ex­ce­so de ce­ru­men y pre­vie­nen de la for­ma­ción de mo­les­tos ta­po­nes. Con una so­la apli­ca­ción, ablan­dan la ce­ra de los oí­dos, lo en­cap­su­lan y lo­gran que se des­li­ce ha­cia el ex­te­rior del oí­do. Ade­más, se re­co­mien­da acu­dir al es­pe­cia­lis­ta al me­nos una vez al año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.