¿PRONADORA O SUPINADORA?

Objetivo Bienestar - - CUERPO | DEPORTE -

La mí­ti­ca pre­gun­ta de “¿es­tu­dias o tra­ba­jas?” se trans­for­ma en “¿pro­nas o su­pi­nas?” en cuan­to al­guien se en­te­ra de que te gus­ta co­rrer. La pro­na­ción es el mo­vi­mien­to por el cual el pie tien­de a des­pla­zar la car­ga ha­cia el in­te­rior, es­to es, a apla­nar­se. La su­pi­na­ción es jus­to lo con­tra­rio: des­pla­zar la car­ga del pie ha­cia la zo­na ex­ter­na. “Am­bos mo­vi­mien­tos son normales en una per­so­na que pi­sa bien. El 90% de las per­so­nas pro­na­mos de for­ma na­tu­ral al des­pe­gar el pie del sue­lo y su­pi­na­mos al apo­yar­lo”, di­ce Al­fa­ro. Un estudio de la pi­sa­da rea­li­za­do en la tien­da por una per­so­na que no es po­dó­lo­go pue­de ha­cer­nos com­prar una za­pa­ti­lla con un ex­ce­si­vo con­trol de pro­na­ción. “Si sos­pe­cha­mos te­ner un pro­ble­ma de pro­na­ción, lo ideal es acu­dir a un po­dó­lo­go, aco­me­ter un estudio bio­me­cá­ni­co com­ple­to y, si fue­ra ne­ce­sa­rio, rea­li­zar un so­por­te plantar per­so­na­li­za­do (una plan­ti­lla) pa­ra in­tro­du­cir en una za­pa­ti­lla neu­tra”. ¿Qué su­ce­de si por aho­rrar­nos la plan­ti­lla op­ta­mos por una za­pa­ti­lla pa­ra pro­na­dor? “Ese ex­ce­so de con­trol li­mi­ta el mo­vi­mien­to del pie y, por tan­to, de­ri­va­mos un ex­ce­so de car­ga a otras es­truc­tu­ras, co­mo la ro­di­lla”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.