La im­por­tan­cia de tra­ba­jar con una al­ma­za­ra au­to­ma­ti­za­da

Aho­rrar tiem­pos en la re­cep­ción de la acei­tu­na, me­jo­rar de la ca­pa­ci­dad de pro­duc­ción del acei­te y au­men­tar su ca­li­dad y ren­di­mien­to, ade­más de con­tro­lar to­do el pro­ce­so, des­de la re­cep­ción has­ta que el zu­mo sa­le de la al­ma­za­ra, son al­gu­nas de las ven­ta­ja

Oleo Revista - - OLEOGESTIÓN -

En un mer­ca­do ca­da vez más com­pe­ti­ti­vo en cuan­to a pre­cios y ca­li­dad, la au­to­ma­ti­za­ción de las al­ma­za­ras es al­go fun­da­men­tal y a día de hoy una ne­ce­si­dad. Ya na­da o ca­si na­da que­da del mo­do en el que se tra­ba­ja­ba an­ti­gua­men­te. Aho­ra, gra­cias a los avan­ces tec­no­ló­gi­cos, co­mo sis­te­mas de su­per­vi­sión y control de los pro­ce­sos, han con­se­gui­do fa­ci­li­tar la ta­rea de aqué­llos que tra­ba­jan en la al­ma­za­ra, con lo que ade­más se con­si­gue que la ca­li­dad y can­ti­dad del acei­te pro­du­ci­do sea ma­yor a un cos­te me­nor.

La au­to­ma­ti­za­ción co­mien­za en el pa­tio de re­cep­ción de la acei­tu­na y lle­ga has­ta que el pro­duc­to sa­le de la al­ma­za­ra, pa­san­do por las cen­trí­fu­gas, los de­pó­si­tos, y el en­va­sa­do. Pe­ro es en la fase de pro­duc­ción don­de la au­to­ma­ti­za­ción ge­ne­ra los ma­yo­res be­ne­fi­cios de ca­ra al pro­duc­to fi­nal.

Au­to­ma­ti­za­ción del pa­tio

Te­ner au­to­ma­ti­za­do el pa­tio de re­cep­ción de la acei­tu­na con­si­gue re­du­cir los tiem­pos de es­pe­ra de los oli­va­re­ros cuan­do lle­van la acei­tu­na a la al­ma­za­ra y me­jo­rar la ges­tión de las ope­ra­cio­nes en la re­cep­ción de la mis­ma, en­tre las que se en­cuen­tran la lim­pie­za, la­va­do, pe­sa­do y emi­sión de al­ba­ra­nes.

Con­cre­ta­men­te los sis­te­mas au­to­má­ti­cos del pe­sa­je mo­ni­to­ri­zan la pe­sa­da y la al­ma­ce­nan en una ba­se de da­tos. Exis­ten pro­gra­mas que rea­li­zan un seguimiento de la acei­tu­na, con­tro­lan­do las par­ti­das pe­sa­das des­de que des­car­gan en la tol­va de re­cep­ción has­ta que lle­gan a las tol­vas de al­ma­ce­na­mien­to. En es­te ca­so, se pue­den con­tro­lar los da­tos del agri­cul­tor, la ca­li­dad y va­rie­dad de acei­tu­na, da­tos de po­lí­gono, la par­ce­la o la fin­ca de don­de pro­ce­de la acei­tu­na, y los ki­los de la pe­sa­da.

Au­to­ma­ti­za­ción de pro­duc­ción

Una vez que la acei­tu­na se ha so­me­ti­do al pro­ce­so de lim­pie­za, la­va­do, pe­so y al­ma­ce­na­mien­to lle­ga el mo­men­to de mol­tu­ra­ción, que a día de hoy se rea­li­za en la ma­yo­ría de las al­ma­za­ras de ma­ne­ra me­cá­ni­ca y au­to­ma­ti­za­da. El mo­li­do per­mi­te rom­per la es­truc­tu­ra de la acei­tu­na, sin des­hue­sar­la, pa­ra li­be­rar la par­te lí­qui­da. Sin em­bar­go el ba­ti­do con­sis­te en se­pa­rar la pas­ta de los otros ele­men­tos pa­ra, pau­la­ti­na­men­te, ir ex­tra­yen­do el acei­te. El re­sul­tan­te de es­tos dos pro­ce­sos for­ma la pas­ta de acei­tu­na que ori­gi­na­rá el fu­tu­ro óleo.

Tras el ba­ti­do, co­mien­za una de las fa­ses vi­ta­les que de­ter­mi­na­rá la ca­li­dad fi­nal del pro­duc­to. Una vez ob­te­ni­da la pas­ta, hay que se­pa­rar la par­te lí­qui­da de la par­te só­li­da, es de­cir el acei­te de la ma­sa, fase que trans­cu­rre en el de­cán­ter. Se tra­ta de un pro­ce­so que ha con­se­gui­do me­jo­rar­se gra­cias a la au­to­ma­ti­za­ción: en fun­ción de las ca­rac­te­rís­ti­cas que pre­sen­ta la ma­te­ria pri­ma, un sis­te­ma de­tec­ta de qué for­ma se pue­de ob­te­ner el ma­yor be­ne­fi­cio, bien apos­tan­do por la ela­bo­ra­ción de un acei­te de ma­yor ca­li­dad, bien au­men­tan­do el ren­di­mien­to.

En es­ta par­te del pro­ce­so tam­bién es po­si­ble in­cor­po­rar sen­so­res pa­ra me­jo­rar el pur­ga­do de los de­can­ta­do­res. An­ti­gua­men­te ha­bía que ce­rrar los gri­fos de for­ma ma­nual en el mo­men­to que em­pe­za­ba a sa­lir acei­te tur­bio, y aho­ra es el sen­sor el que lo de­tec­ta, de mo­do

La au­to­ma­ti­za­ción del pa­tio per­mi­te me­jo­rar la ges­tión de las ope­ra­cio­nes en la re­cep­ción de la acei­tu­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.