¿Có­mo en­fren­tar­se a la se­pa­ra­ción de la ma­sa de acei­tu­na y el acei­te?

Des­de el pa­sa­do 1 de enero, Man­zano es re­pre­sen­tan­te co­mer­cial ex­clu­si­vo de Flottweg SE pa­ra la apli­ca­ción de su tec­no­lo­gía en el acei­te de oli­va en Es­pa­ña, Por­tu­gal, Ma­rrue­cos, Ar­ge­lia e Irán. Es­ta fir­ma cuen­ta con di­fe­ren­tes so­lu­cio­nes, en­tre ellas Im­pe

Oleo Revista - - OLEOGESTIÓN -

La ma­sa de acei­tu­na pue­de ser muy va­ria­ble y fac­to­res co­mo su con­te­ni­do gra­so, ca­li­dad, va­rie­dad, hu­me­dad, gra­do de ma­du­ra­ción, etc., pue­den afec­tar a las con­di­cio­nes en las que lle­ga al de­can­ter. La ma­yo­ría de los pro­duc­to­res de acei­te se en­fren­tan a una ma­sa que va­ría cons­tan­te­men­te. Por otro la­do, un pro­duc­tor pue­de exi­gir­se co­mo re­que­ri­mien­to prin­ci­pal la can­ti­dad de acei­te ex­traí­do (la ma­yor can­ti­dad po­si­ble im­pli­can­do es­to que el acei­te re­sul­tan­te con­ten­ga más agua e im­pu­re­zas que son se­pa­ra­das en la cen­trí­fu­ga ver­ti­cal) o bien que pre­ten­da con­se­guir un acei­te que se se­pa­re ya en el de­can­ter y se ob­ten­ga con me­nor hu­me­dad e im­pu­re­zas. Lo que es más com­pli­ca­do aún, ca­da día más pro­duc­to­res de­di­can su es­fuer­zo pa­ra ex­traer la ma­yor can­ti­dad po­si­ble de un acei­te ex­ce­len­te.

Cuan­do la ma­sa de acei­tu­na se en­cuen­tra en el in­te­rior del de­can­ter la fuer­za cen­trí­fu­ga se­pa­ra las fa­ses del pro­duc­to en fun­ción de su den­si­dad. Así, la fase que cons­ti­tu­ye el acei­te se­pa­ra­do sa­le del de­can­ta­dor por unas re­pre­sas o pre­si­llas que de­ben ser re­gu­la­das de acuer­do al pro­duc­to a pro­ce­sar y a sus ca­rac­te­rís­ti­cas. Es de­cir, di­chas pre­si­llas de­ben mar­car en qué pun­to se­pa­ra­re­mos lo que sal­ga por la fase del acei­te, y el res­to sal­drá por la fase del oru­jo hú­me­do (en un de­can­ter de dos fa­ses, pro­ce­so ac­tual­men­te más ex­ten­di­do).

Pa­ra re­gu­lar­las se ajus­ta­rán en ba­se a la ex­pe­rien­cia del maes­tro de al­ma­za­ra y ha­brá que ini­ciar el pro­ce­so. Cuan­do se es­ta­bi­li­ce, ana­li­zar las fa­ses re­sul­tan­tes y, pro­ba­ble­men­te y se­gún lo exi­gen­te que sea el pro­duc­tor, vol­ver a ajus­tar di­chas pre­si­llas pa­ra ir acer­cán­do­se al óp­ti­mo re­sul­ta­do que se quie­ra ob­te­ner: ca­li­dad, can­ti­dad o la me­jor re­la­ción po­si­ble en­tre am­bas. An­te un cam­bio en la ma­sa, las pre­si­llas de­ben vol­ver a ajus­tar­se, si bien de­pen­de­rá de lo exi­gen­te del pro­duc­tor o in­clu­so de si eso es po­si­ble cuan­do se es­tá re­ci­bien­do gran can­ti­dad de acei­tu­na y no hay tiem­po pa­ra ajus­tes.

Flottweg ofrece una so­lu­ción más avan­za­da pa­ra es­te pun­to del pro­ce­so, el Im­pe­ller o Ro­de­te ajus­ta­ble Flottweg. Se tra­ta de un dis­po­si­ti­vo que per­mi­te con un sim­ple mo­vi­mien­to de una pa­lan­ca, con el de­can­ter en car­ga y en fun­cio­na­mien­to ajus­tar el pun­to exac­to en el que que­re­mos se­pa­rar las fa­ses. Es­to per­mi­te reac­cio­nar con ra­pi­dez a dis­tin­tas ca­rac­te­rís­ti­cas del pro­duc­to que se es­tá pro­ce­san­do y el maes­tro de al­ma­za­ra po­drá ajus­tar en cues­tión de mi­nu­tos el de­can­ter an­te cual­quier pe­que­ño cam­bio de las con­di­cio­nes de la ma­sa, ob­te­nien­do así siem­pre la ma­yor can­ti­dad del me­jor acei­te po­si­ble.

Los mo­de­los de gran ca­pa­ci­dad, es de­cir, pa­ra pro­ce­sos de más de 250 T/24h se ofre­cen igual­men­te con Im­pe­ller pe­ro por su ta­ma­ño, és­te es con­tro­la­do des­de el cua­dro de la má­qui­na y no ma­nual­men­te, si bien el pro­ce­so es igual de rá­pi­do y du­ran­te el fun­cio­na­mien­to nor­mal del de­can­ter.

Un de­can­ter con im­pe­ller o ro­de­te ajus­ta­ble per­mi­te rea­li­zar un ajus­te exac­to y va­ria­ble de la co­lum­na de lí­qui­do, ob­te­nien­do así siem­pre la ma­yor can­ti­dad del me­jor acei­te po­si­ble. Di­cho ajus­te pa­ra adap­tar­lo a las pro­pie­da­des de la ma­sa u oru­jo que se va a se­pa­rar es rá­pi­do y no re­quie­re de­te­ner el pro­ce­so de ex­trac­ción. Ade­más, en pro­ce­sos de has­ta 250 T/24 per­mi­te un ajus­te ma­nual y sen­ci­llo, y con­tro­la­do des­de el cua­dro en mo­de­los de ma­yor ca­pa­ci­dad, y per­mi­te una lec­tu­ra sim­ple y sen­ci­lla de la es­ca­la.

Flottweg Z5E con im­pe­ller. Foto: Man­zano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.