Claves pa­ra ren­ta­bi­li­zar la pro­duc­ción de un oli­var eco­ló­gi­co

Un oli­var de miel es un policultivo de oli­vos y aro­má­ti­cas que aprovecha me­jor el te­rreno y com­ba­te la ero­sión. Los oli­vos, es­pe­cial­men­te los de cul­ti­vo eco­ló­gi­co, es­tán ro­dea­dos por cua­drí­cu­las de aro­má­ti­cas pa­ra no com­pe­tir con la acei­tu­na, y si el terr

Oleo Revista - - OLEO I+D+ -

La idea sur­ge de Ja­vier Do­mín­guez, pai­sa­jis­ta de pro­fe­sión, al ob­ser­var que un oli­var es un bos­que dis­con­ti­nuo sin so­to­bos­que (ar­bus­tos), cu­yo sue­lo fér­til que­da in­de­fen­so an­te llu­vias to­rren­cia­les, es­pe­cial­men­te si el te­rreno es­tá en pen­dien­te. Su pro­pues­ta es sem­brar los es­pa­cios per­di­dos con plan­tas adap­ta­das al te­rreno, crean­do úti­les co­rre­do­res de flora y fau­na. Las plan­tas y flo­res se­rían re­sis­ten­tes a la se­quía, no ten­drían gas­to de rie­go y con­tri­bui­rían al equi­li­brio mi­ne­ral del oli­var. Con ello se con­tri­bui­ría a fre­nar la ero­sión, fo­men­tar la bio­di­ver­si­dad y apro­ve­char el te­rreno ca­ren­te de ren­ta­bi­li­dad en­tre hi­le­ras de oli­vos.

Do­mín­guez se­ña­la que cul­ti­vos co­mo el oli­var con­tri­bu­yen a de­ser­ti­zar, re­du­cien­do la ri­que­za de una ex­plo­ta­ción agrí­co­la a un mo­no­cul­ti­vo con zo­nas ári­das en­tre ár­bo­les, mien­tras que con el policultivo se re­ver­ti­ría el pro­ce­so.

Es­te pai­sa­jis­ta de­fi­ne al oli­var de miel co­mo “un po- li­cul­ti­vo de oli­vos y aro­má­ti­cas que aprovecha me­jor el te­rreno y com­ba­te la ero­sión. Los oli­vos es­tán ro­dea­dos por cua­drí­cu­las de aro­má­ti­cas pa­ra no com­pe­tir con la acei­tu­na, y si el te­rreno es­tá en pen­dien­te las pro­pias aro­má­ti­cas ha­cen de ban­ca­les. To­dos los sis­te­mas de re­co­lec­ción, des­de el va­reo has­ta la ma­qui­na­ria que in­ter­ac­túa con el pro­pio ár­bol, son compatibles con las aro­má­ti­cas, pu­dien­do es­ta­ble­cer­se ca­rri­les de pa­so sin que sean ca­na­les de ero­sión”. Acla­ra que “en aque­llos oli­va­res en los que no se usan pla­gui­ci­das na­tu­ra­les, el con­cep­to es el mis­mo pe­ro los ren­di­mien­tos del policultivo son me­no­res”. Y se­gún nos avan­za, ya hay va­rias em­pre­sas es­pa­ño­las in­tere­sa­das en apro­ve­char es­te policultivo pa­ra fo­men­tar la bio­di­ver­si­dad y re­du­cir la ero­sión, aun­que por el mo­men­to no se pue­den dar nom­bres.

En Es­pa­ña hay va­rios es­pa­cios geo­grá­fi­cos don­de la abe­ja pue­de desa­rro­llar­se da­da la es­ca­sa pre­sen­cia de pes­ti­ci­das y el oli­var, es­pe­cial­men­te si es eco­ló­gi­co, es uno de ellos, pu­dién­do­se in­cor­po­rar­se pau­la­ti­na­men­te

Un oli­var es un bos­que dis­con­ti­nuo sin ar­bus­tos, cu­yo sue­lo fér­til que­da in­de­fen­so an­te llu­vias to­rren­cia­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.