Ro­bo de per­fi­les en Fa­ce­book

Una de las úl­ti­mas téc­ni­cas uti­li­za­das por los ci­ber­de­lin­cuen­tes con­sis­te en en­ga­ñar con per­fi­les fal­si­fi­ca­dos en Fa­ce­book y ha­cer­se pa­sar por tus ami­gos pa­ra re­ca­bar da­tos.

Personal Computer - - SUMARIO -

De­be­rías echar­le un vis­ta­zo a tu lis­ta de ami­gos en Fa­ce­book por­que des­de ha­ce al­gún tiem­po se es­tán mul­ti­pli­can­do los ca­sos de en­ga­ño con per­fi­les fal­sos. El pun­to de par­ti­da son per­fi­les y pu­bli­ca­cio­nes li­bre­men­te ac­ce­si­bles en Fa­ce­book. Hay mu­chos de es­te ti­po ya que, si un usua­rio no se preo­cu­pa por re­vi­sar y ac­tua­li­zar sus ajus­tes de pri­va­ci­dad, las fotos y las pu­bli­ca­cio­nes son vi­si­bles pa­ra los usua­rios que no son sus ami­gos. De es­te mo­do, es bas­tan­te sen­ci­llo ob­te­ner da­tos que son pri­va­dos. Pa­ra los es­ta­fa­do­res es fá­cil ob­te­ner in­for­ma­ción per­so­nal, des­car­gar fo­to­gra­fías y pu­bli­ca­cio­nes pa­ra, des­pués, crear un nue­vo per­fil creí­ble pe­ro fal­so. Por ejem­plo, pue­den crear una co­pia de “Juan Pé­rez” en pa­ra­le­lo a la pá­gi­na del ver­da­de­ro “Juan Pé­rez”. Con el per­fil fal­si­fi­ca­do, los de­lin­cuen­tes se di­ri­gen des­de Fa­ce­book a un ami­go del ver­da­de­ro “Juan Pé­rez”. El des­ti­na­ta­rio no sos­pe­cha­rá. Le pre­gun­ta­rán por su nú­me­ro de te­lé­fono, ge­ne­ral­men­te con co­men­ta­rios co­mo “Ten­go un mó­vil nue­vo” o “Lo ne­ce­si­to pa­ra What­sApp”. Des­pués, el apa­ren­te co­no­ci­do le pre­gun­ta­rá a la víc­ti­ma si le ape­te­ce jugar a un jue­go nue­vo. Si mues­tra in­te­rés, re­ci­bi­rá un SMS con un código. El es­ta­fa­dor se lo pe­di­rá pa­ra ac­ti­var­lo. Los cos­tes, se­gún el fal­so ami­go, se los de­vol­ve­rá la pró­xi­ma que se vean.

Si la víc­ti­ma en­vía el código, se ac­ti­va la trampa, ya que los es­ta­fa­do­res pue­den con­se­guir has­ta 100 € con es­tos có­di­gos. Si lle­gas a ser víc­ti­ma de es­te ti­po de ti­mos, de­be­rías avi­sar de in­me­dia­to a to­dos tus ami­gos y, ade­más, de­nun­ciar di­rec­ta­men­te el per­fil fal­so en Fa­ce­book.

Có­mo re­co­no­cer los per­fi­les fal­sos

Lo cier­to es que re­sul­ta bas­tan­te sen­ci­llo iden­ti­fi­car a es­tos es­ta­fa­do­res. Nor­mal­men­te, no ha­ce mu­cho tiem­po que se en­cuen­tran ac­ti­vos y las ac­tua­li­za­cio­nes de es­ta­do son po­co fre­cuen­tes o inexis­ten­tes.

In­clu­so si se han pu­bli­ca­do fotos o co­men­ta­rios, sue­len te­ner muy po­cos “Li­kes”, al­go que no en­ca­ja con el ele­va­do nú­me­ro de ami­gos con los que cuen­tan, que sue­le ser de más de 1.000. En cual­quier ca­so, si no lo tie­nes de­ma­sia­do cla­ro, pue­des in­ten­tar sa­lir de du­das con es­te sen­ci­llo y rá­pi­do tru­co: si bus­cas la fo­to en “Goo­gle Imá­ge­nes”, ve­rás que apa­re­ce en mu­chos otros per­fi­les fal­sos o en otros lu­ga­res de In­ter­net. Por suer­te, tie­nes la po­si­bi­li­dad de re­du­cir el ries­go de es­te ti­po de en­ga­ños con unos po­cos clics. Só­lo has de ac­ce­der a los ajus­tes de pri­va­ci­dad de tu cuen­ta de Fa­ce­book y, si fue­ra ne­ce­sa­rio, ac­tua­li­zar­los. Pa­ra ayu­dar­te en es­ta ta­rea, en la columna la­te­ral que en­con­tra­rás en es­ta mis­ma pá­gi­na, tie­nes to­dos los pa­sos que de­bes se­guir.

Si los es­ta­fa­do­res han fal­si­fi­ca­do el per­fil de uno de tus ami­gos, pron­to te pe­di­rán tu nú­me­ro de te­lé­fono por Mes­sen­ger.

Al bus­car la fo­to en “Goo­gle Imá­ge­nes”, apa­re­ce­rá en mu­chos otros per­fi­les fal­sos y qui­zá tam­bién en otras webs.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.