APren­dien­do a Pro­gra­Mar

Personal Computer - - INTERNET MAGAZINE -

nue­va can­ción, los pro­gra­ma­do­res de Scratch pue­den uti­li­zar frag­men­tos de pro­gra­ma­ción que otros ya han crea­do pa­ra desa­rro­llar nue­vos pro­yec­tos.

El ac­ce­so a Scratch es rá­pi­do y gra­tui­to, y se pue­de em­pe­zar a tra­ba­jar en el si­tio web sin ne­ce­si­dad de com­ple­tar el re­gis­tro ni de rea­li­zar nin­gún ti­po de ins­ta­la­ción (aun­que, si lo pre­fie­res, existe un pro­gra­ma dis­po­ni­ble pa­ra su des­car­ga).

in­tui­ti­vo y por co­lo­res

En Scratch, los ni­ños ac­ce­den a una se­rie de con­jun­tos de co­man­dos que se en­cuen­tran cla­si­fi­ca­dos en áreas ta­les co­mo Mo­vi­mien­to, Con­trol, Ope- ra­do­res o Even­tos. Ca­da una de ellas tie­ne su pro­pio co­lor y los ni­ños pue­den com­bi­nar es­tos blo­ques (arras­trán­do­los sim­ple­men­te con el ra­tón), con lo que no ne­ce­si­tan es­cri­bir co­man­dos com­ple­jos.

Ade­más, pue­den ver en pan­ta­lla in­me­dia­ta­men­te lo que ha­ce ca­da co­man­do y así pro­gra­mar pe­que­ños jue­gos, ani­ma­cio­nes o his­to­rias con per­so­na­jes pre­de­fi­ni­dos. En po­cos mi­nu­tos, pue­de fi­na­li­zar un pro­yec­to que otros ni­ños o pa­dres po­drán con­tem­plar. Cual­quie­ra que ac­ce­da al si­tio web de Scratch po­drá dar­se cuen­ta na­da más ac­ce­der a él de que su di­se­ño ha que­da­do un po­co an­ti­cua­do. Tam­po­co existe una app ofi­cial pa­ra smartp­ho­ne o ta­blet y, aun­que es­to pue­de re­sul­tar un tan­to de­cep­cio­nan­te, tie­ne una ra­zón de ser muy sim­ple: Scratch es­tá ba­sa­do en Flash, un soft­wa­re con­si­de­ra­do por lo ge­ne­ral co­mo pro­pen­so a ge­ne­rar erro­res y que es­tá sien­do aban­do­na­do po­co a po­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.