La nue­va mas­co­ta de la fa­mi­lia

Personal Computer - - MA­GA­ZI­NE TEC­NO­LO­GÍA -

Ai­bo en ja­po­nés sig­ni­fi­ca ami­go o com­pa­ñe­ro, y ese es el nom­bre que eli­gió Sony pa­ra pre­sen­tar al mun­do su pri­mer ro­bot de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial pen­sa­do no só­lo pa­ra ser un miembro más de la fa­mi­lia, pues al­gu­nas uni­ver­si­da­des tam­bién lo adop­ta­ron con fi­nes edu­ca­ti­vos. Aho­ra, y tras ha­ber sus­pen­di­do su pro­duc­ción ha­ce 11 años, la com­pa­ñía ha con­fir­ma­do una nue­va ver­sión de su co­no­ci­da mas­co­ta con una apa­rien­cia cien por cien pe­rru­na; im­po­si­ble re­sis­tir­se a no aca­ri­ciar sus ore­jas o fi­jar la aten­ción en sus ojos ex­pre­si­vos pro­vis­tos de dos pan­ta­llas OLED. Con una al­tu­ra de unos 30 centímetros, da la pa­ta, co­rre, la­dra o mue­ve la co­la co­mo un pe­rro de verdad y su tec­no­lo­gía tam­bién le per­mi­te re­co­no­cer ór­de­nes de voz y a su due­ño. Tam­bién ha si­do equi­pa­do con co­ne­xión a In­ter­net pa­ra in­ter­ac­tuar des­de el te­lé­fono mó­vil y en la zo­na de la na­riz in­cor­po­ra una cá­ma­ra pa­ra que re­co­noz­ca el en­torno que le ro­dea, ob­je­tos y per­so­nas. Asi­mis­mo, sus desa­rro­lla­do­res han re­cu­rri­do a una tec­no­lo­gía de se­gui­mien­to gra­cias a la cual pue­de sa­ber no só­lo en qué lu­gar de la ca­sa es­tá sino tam­bién don­de en­con­trar a su due­ño. Los ges­tos, ór­de­nes, pa­la­bras y to­do cuan­to va­ya apren­dien­do ser­vi­rán pa­ra que Ai­bo desa­rro­lle su pro­pia per­so­na­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.