FIFA 18

Co­mo el Real Ma­drid, EA Sports arra­só el año pa­sa­do, pe­ro se ha to­ma­do la nue­va tem­po­ra­da con cal­ma, re­pi­tien­do un on­ce ti­tu­lar bas­tan­te co­no­ci­do.

Playmania - - NOVEDADES -

E l año pa­sa­do, FIFA pro­pu­so su ma­yor re­vo­lu­ción en años, al adop­tar el mo­tor Frost­bi­te, in­tro­du­cir el mo­do na­rra­ti­vo El Ca­mino y aña­dir los re­to­ques ju­ga­bles de ri­gor. El lis­tón es­ta­ba al­to y lo cier­to es que la nue­va en­tre­ga, aun­que es me­jor, ob­via­men­te, no lo­gra sor­pren­der, igual que le su­ce­de a PES2018. Am­bas sa­gas de­be­rían mi­rar lo que ha­ce Vi­sual Con­cepts con NBA2K para en­ten­der que, in­clu­so en el gé­ne­ro de­por­ti­vo, hay mar­gen para pro­po­ner al­ter­na­ti­vas ca­da año. Aun así, ha­bla­mos de un gran si­mu­la­dor de fút­bol, fru­to de la con­ti­nua pro­gre­sión de la úl­ti­ma dé­ca­da, con nue­vas do­sis de Frost­bi­te y El Ca­mino.

Los par­ti­dos pre­sen­tan un rit­mo rá­pi­do y ágil, gra­cias a una con­duc­ción de la pe­lo­ta y a unos pa­ses que fun­cio­nan co­mo un re­loj. Co­mo siem­pre, la lu­cha por la po­se­sión es muy “ma­nual”, de mo­do que hay que me­dir muy bien cuán­do me­ter el pie, co­mo en la reali­dad, aun­que tam­bién po­de­mos car­gar y aga­rrar. Aun­que hay que te­ner ojo clí­ni­co para no­tar­lo, el con­trol se ha vis­to be­ne­fi­cia­do por las nue­vas ani­ma­cio­nes, apre­cia­bles, es­pe­cial­men­te, en los gran­des cracks mun­dia­les. Ade­más, los dis­pa­ros a puer­ta son una de­li­cia, con la sal­ve­dad de al­gu­nos re­ma­tes de ca­be­za, que tien­den a sa­lir blan­di­tos. La IA se pue­de con­fi­gu­rar en­tre seis niveles de di­fi­cul­tad, y la ac­tua­ción de los por­te­ros es muy no­ta­ble, sin gran­des can­ta­das. Para ga­nar en “cla­se mun­dial”, hay que su­dar a ma­res. Aun­que es una ton­te­ría, se agra­de­ce la nue­va op­ción de sus­ti­tu­cio­nes rá­pi­das, que per­mi­te ha­cer cam­bios so­bre la mar­cha sin pau­sar la par­ti­da. Se aca­bó ver arras­trar­se a un ju­ga­dor por pe­re­za.

No sor­pren­de co­mo FIFA17, pe­ro aun así es un gran si­mu­la­dor, con nue­vas do­sis de Frost­bi­te y El Ca­mino.

En cuan­to a li­cen­cias, FIFA18 no tie­ne ri­val, pues in­clu­ye li­gas de vein­tio­cho paí­ses, mu­chas de ellas en ex­clu­si­va. En el ca­so de la es­pa­ño­la, se han aña­di­do al­gu­nos entrenadores, co­mo Zi­da­ne y Si­meo­ne, así co­mo los ró­tu­los de las re­trans­mi­sio­nes te­le­vi­si­vas. Res­pec­to a los mo­dos, se agra­de­ce la pre­sen­cia de El Ca­mino, que du­ra unas do­ce ho­ras y con­ti­núa la his­to­ria de Alex Hun­ter, es­ta vez con al­go más de mar­gen para to­mar de­ci­sio­nes. Las vo­ces del pro­ta­go­nis­ta y sus alle­ga­dos es­tán en cas­te­llano, pe­ro los per­so­na­jes se­cun­da­rios ha­blan en in­glés. Se de­be a que son fut­bo­lis­tas pro­fe­sio­na­les que han pres­ta­do sus vo­ces reales, co­mo Cris­tiano Ro­nal­do, Griez­mann, Henry o Rio Fer­di- nand, pe­ro la mez­cla que­da ra­rí­si­ma. En cual­quier ca­so, don­de más ho­ras echa­réis se­rá con los cro­mos de Ul­ti­ma­te Team, las Tem­po­ra­das on­li­ne, los par­ti­dos de vein­ti­dós ju­ga­do­res de Clu­bes Pro...

El mo­tor Frost­bi­te lu­ce aún me­jor que el

año pa­sa­do, con unos es­ta­dios cu­yo pú­bli­co vi­bra. El en­tra­ma­do téc­ni­co es muy só­li­do, de mo­do que, aun­que el ba­lón se de­ten­ga, siem­pre hay un “rá­cord”, sin cor­tes ex­tra­ños. Ade­más, se han aña­di­do de­ta­lli­tos co­mo que un ju­ga­dor se lle­ve el ba­lón si fir­ma un hat-trick. En ge­ne­ral, hay mu­chas ca­ras que es­tán lo­gra­das, pe­ro al­gu­nas son inex­pli­ca­ble­men­te flo­jas, co­mo las de Ca­se­mi­ro y Marco Asen­sio en el Real Ma­drid. En cuan­to al so­ni­do, aun­que son los diá­lo­gos de siem­pre, Ma­no­lo La­ma y Pa­co Gon­zá­lez cum­plen so­bra­da­men­te (no así An­to­ñi­to Ruiz) y la ban­da so­no­ra in­die, aun­que tie­ne al­gún te­ma­zo, nos pa­re­ce más so­sa que otros años.

Cris­tiano Ro­nal­do co­pa la por­ta­da de es­te FIFA. Igual que Mes­si, lo ha­ce tras ha­ber si­do pre­via­men­te ima­gen de PES.

Las ju­ga­das a ba­lón pa­ra­do se han re­to­ca­do un po­co y es re­la­ti­va­men­te sen­ci­llo su­pe­rar el es­co­llo de la ba­rre­ra.

Los Jue­gos de Ha­bi­li­dad son 60 prue­bas que ayu­dan a do­mi­nar los con­tro­les y a ha­cer pro­gre­sar a los fut­bo­lis­tas en cier­tos mo­dos.

Hay 79 es­ta­dios, la ma­yo­ría de ellos reales. Su ar­qui­tec­tu­ra es­tá per­fec­ta­men­te re­pli­ca­da, co­mo los cán­ti­cos de mu­chas afi­cio­nes.

Los Ico­nos son fut­bo­lis­tas clá­si­cos de los que po­de­mos dis­fru­tar en Ul­ti­ma­te Team. Has­ta aho­ra, ha­bían si­do ex­clu­si­vos de Xbox.

La ro­tu­la­ción de las prin­ci­pa­les li­gas es la mis­ma que en las re­trans­mi­sio­nes reales, por lo que ju­gar es ca­si co­mo ver un par­ti­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.