Mar­vel vs Cap­com In­fi­ni­te

Los per­so­na­jes más fa­mo­sos de las com­pa­ñías Mar­vel y Cap­com se en­fren­tan para ofre­cer­nos uno de los me­jo­res jue­gos de lu­cha de PS4.

Playmania - - NOVEDADES -

Cap­com si­gue apos­tan­do por los jue­gos de lu­cha de ju­ga­bi­li­dad 2D y en es­ta oca­sión nos pre­sen­ta un tí­tu­lo que es­tá pro­ta­go­ni­za­do por los per­so­na­jes más que­ri­dos tan­to de la pro­pia Cap­com co­mo de Mar­vel. Una es­pec­ta­cu­lar com­bi­na­ción que ha fruc­ti­fi­ca­do en un jue­go muy lla­ma­ti­vo y no­ta­ble, con­vir­tién­do­se, por mé­ri­tos pro­pios, en uno de los nue­vos re­fe­ren­tes den­tro de su gé­ne­ro.

Una de sus prin­ci­pa­les cua­li­da­des la en­con­tra­mos en su plan­tel de per­so­na­jes con­tro­la­bles, tan den­so co­mo lla­ma­ti­vo... pe­ro echa­mos de menos a la Pa­tru­lla X, los Cua­tro Fan­tás­ti­cos y a va­rios per­so­na­jes muy que­ri­dos de Cap­com. Aun­que para eso es­tán los DLC y ya es­tá a la ven­ta un “Cha­rac­ter Pass” con 6 nue­vos lu­cha­do­res (Sig­ma y Black Pant­her ya con­fir­ma­dos), al pre­cio de 29,99 € o in­clui­do en la Edi­ción De­lu­xe. Des­car­gas a par­te, de ini­cio dis­po­nes de 30 lu­cha­do­res, quin­ce por ban­do, que son de to­do menos des­co­no­ci­dos: Spi­der­man, Ryu, Iron Man, Me­ga Man o Ghost Ri­der... To­dos po­seen sus pro­pias ha­bi­li­da­des, mo­vi­mien­tos y ata­ques, por lo que do­mi­nar­los a to­dos nos lle­va­rá bas­tan­te tiem­po. Y eso que el sis­te­ma de con­trol es mu­cho más ac­ce­si­ble de lo que sue­le ser ha­bi­tual en el gé­ne­ro, lo que abre de par en par la puer­ta de en­tra­da a nue­vos ju­ga­do­res y no só­lo a los ha­bi­tua­les de la lu­cha. Co­mo es se­ña de iden­ti­dad de la sa­ga, las ba­ta­llas en­fren­tan a dos equi­pos de dos lu­cha­do­res, lo que tie­ne un im­pac­to im­por­tan­te en el de­sa­rro­llo de los com­ba­tes. Es po­si­ble cam­biar de un per­so­na­je

a otro en cual­quier mo­men­to pul­san­do un bo­tón, lo que nos per­mi­te en­ca­de­nar ata­ques com­bi­na­dos y, tam­bién, des­can­sar y re­ge­ne­rar sa­lud en el ca­so del lu­cha­dor que sa­le mo­men­tá­nea­men­te de la pe­lea. Un to­que tác­ti­co que le sien­ta muy bien y que le di­fe­ren­cia de la ma­yo­ría de jue­gos si­mi­la­res.

Los en­fren­ta­mien­tos go­zan de un rit­mo

ver­ti­gi­no­so y nos re­ga­lan es­ce­nas del to­do es­pec­ta­cu­la­res. Sin em­bar­go, y a di­fe­ren­cia de lo que su­ce­dió con la pa­sa­da en­tre­ga, nun­ca per­ci­bi­mos una sen­sa­ción de caos ni na­da pa­re­ci­do, lo que da co­mo re­sul­ta­do una ju­ga­bi­li­dad muy no­ta­ble. Es­ta fa­ce­ta que­da res­pal­da­da por una ga­ma de mo­da­li- da­des y op­cio­nes de jue­go más que su­fi­cien­te, des­de mo­do His­to­ria a los tra­di­cio­na­les On­li­ne o Ver­sus y, aun­que nin­gu­na de ellas sor­pren­de en ex­ce­so, el re­sul­ta­do es un jue­go muy lon­ge­vo a po­co que os in­tere­sen sus op­cio­nes mul­ti­ju­ga­dor. En cuan­to a su aca­ba­do grá­fi­co, el Un­real En­gi­ne 4 ha per­mi­ti­do a los desa­rro­lla­do­res plas­mar a unos per­so­na­jes muy de­ta­lla­dos que go­zan de un re­per­to­rio de ani­ma­cio­nes sen­sa­cio­nal. Los es­ce­na­rios no se que­dan atrás y pre­sen­tan una gran can­ti­dad de ele­men­tos que apor­tan una gran vis­to­si­dad, aun­que su nú­me­ro nos pa­re­ce un po­co es­ca­so. Y para aca­bar, su ver­tien­te so­no­ra al­can­za el no­ta­ble gra­cias a la con­tun­den­cia de los efec­tos y al buen do­bla­je de las vo­ces de los per­so­na­jes (en in­glés con sub­tí­tu­los en es­pa­ñol). Mar­ve­lV­sCap­com:In­fi

ni­te es un ex­ce­len­te re­pre­sen­tan­te del gé­ne­ro de la lu­cha que ofre­ce mu­cha di­ver­sión y es­pec­tácu­lo a ca­si cual­quier usua­rio de PS4.

Los com­ba­tes trans­cu­rren a un rit­mo tre­pi­dan­te, pe­ro en nin­gún ca­so caó­ti­co. El jue­go en­tra por los ojos.

Nos en­fren­ta­mos a com­ba­tes

por equi­pos de dos lu­cha­do­res por ban­do, una ca­rac­te­rís­ti­ca muy im­por­tan­te y lla­ma­ti­va.

Grá­fi­ca­men­te es un tí­tu­lo de­li­cio­so, y os avi­sa­mos de que es uno de esos jue­gos que gana mu­cho cuan­do lo ves en mo­vi­mien­to.

El ma­ne­jo de los lu­cha­do­res es bas­tan­te ase­qui­ble, más de lo ha­bi­tual en es­te ti­po de jue­gos. Eso sí, do­mi­nar­lo es otra co­sa...

Los es­ce­na­rios no son es­pe­cial­men­te nu­me­ro­sos pe­ro es po­si­ble pe­lear en lu­ga­res tan lla­ma­ti­vos co­mo és­te. ¿Qué os pa­re­ce?

La sin­cro­ni­za­ción es vi­tal cuan­do que­re­mos efec­tuar ac­cio­nes muy con­cre­tas, co­mo el con­tra­ata­que, por ejem­plo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.