Pe­ter Sis­seck

PORT Magazine España - - EL VIÑEDO ESPAÑOL TOMA LA PALABRA -

Las va­rie­da­des au­tóc­to­nas son las que ha­cen a Es­pa­ña un país ori­gi­nal en tér­mi­nos vi­ní­co­las. Te­ne­mos ade­más la pro­por­ción más gran­de de vi­ñe­do vie­jo del mun­do y co­rre­mos el ries­go de que, si no lo cui­da­mos, es­te pa­tri­mo­nio se per­de­rá”, ad­vier­te el enó­lo­go da­nés Pe­ter Sis­seck, quien sal­tó a la fa­ma por crear un vino, Pin­gus, co­ti­za­do por en­ci­ma de los 1.000 eu­ros. PSI es otro de sus pro­yec­tos. La Psi es una le­tra del al­fa­be­to grie­go cu­ya gra­fía re­cuer­da a una co­pa y tam­bién la for­ma que tie­ne la ce­pa vie­ja de la eti­que­ta. Se ela­bo­ra con uva pro­ce­den­te de vi­ti­cul­to­res con los que man­tie­ne es­tre­chos acuer­dos de co­la­bo­ra­ción. Son vi­ñe­dos equi­li­bra­dos, plan­ta­dos en va­so so­bre sue­los de dis­tin­ta com­po­si­ción y con una edad me­dia de más 30 años. “Uti­li­za­mos un sis­te­ma nue­vo con ma­pas y fo­to­gra­fías aé­reas que nos fa­ci­li­ta sa­ber en qué zo­nas y pa­gos hay que bus­car la me­jor uva po­si­ble”. Un com­pro­mi­so per­so­nal con una tie­rra a la que ayu­dó a re­des­cu­brir y po­ner en el ma­pa eno­ló­gi­co mun­dial; no quie­re que su pres­ti­gio se pier­da con tru­cos fá­ci­les en bo­de­ga. La ma­ce­ra­ción tie­ne lu­gar en de­pó­si­tos de ce­men­to, pa­ra con­se­guir el má­xi­mo de aro­mas de la fru­ta. El re­sul­ta­do es un vino más sua­ve de lo que es ha­bi­tual en Ri­be­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.