Eva Ron­ce­ro

DANJOA

PosVenta de Automocion - - Sumario - Texto Fco. Ja­vier Mar­tí­nez / Fo­tos Ja­vier Ji­mé­nez

Ha­ce al­go más de un año Eva Ron­ce­ro acep­ta­ba el re­to de di­ri­gir la em­pre­sa fun­da­da por su pa­dre, y el ba­lan­ce en es­te pe­rio­do ha si­do “muy po­si­ti­vo”. Danjoa con­ti­núa ba­jo su man­da­to un plan de re­es­truc­tu­ra­ción que tie­ne co­mo ob­je­ti­vo for­ta­le­cer las ba­ses de la com­pa­ñía y se­guir cre­cien­do tan­to en pro­duc­tos co­mo en ser­vi­cio. La co­mer­cia­li­za­ción de pin­tu­ras es su úl­ti­ma gran apues­ta.

Pos­ven­ta de Au­to­mo­ción. - Des­pués de más de un año en el car­go co­mo di­rec­to­ra ge­ne­ral, ¿qué ba­lan­ce pue­de ha­cer de es­te pe­rio­do al fren­te de la com­pa­ñía? Eva Ron­ce­ro.- El ba­lan­ce ha si­do muy po­si­ti­vo. Du­ran­te el pa­sa­do año se han con­se­gui­do con­so­li­dar mu­chos de los cam­bios que se ha­bían lle­va­do a ca­bo en años an­te­rio­res. Nos he­mos for­ta­le­ci­do mu­cho co­mo em­pre­sa y el sen­ti­mien­to de uni­dad de los em­plea­dos ha si­do en­co­mia­ble. Es­to ha si­do po­si­ble gra­cias a un es­fuer­zo con­jun­to y al com­pro­mi­so y tra­ba­jo en equi­po de to­dos nues­tros em­plea­dos. Es un ho­nor po­der con­tar con ellos.

PdA.- ¿Qué ba­lan­ce pue­de ha­cer del año 2016 pa­ra Danjoa? ¿Có­mo ha co­men­za­do el ejer­ci­cio 2017?

E.R.- El 2016 ha sig­ni­fi­ca­do pa­ra Danjoa una es­ta­bi­li­dad y un cam­bio de ten­den­cia. Ha sig­ni­fi­ca­do el en­gra­se de to­das las im­plan­ta­cio­nes que se han ido lle­van­do a ca­bo du­ran­te es­tos úl­ti­mos años. El 2017 ha co­men­za­do pa­ra no­so­tros de ma­ne­ra op­ti­mis­ta. Nos pre­pa­ra­mos en 2016 y co­men­za­mos el 2017 con in­ver­sio­nes que nos per­mi­ti­rán au­men­tar el rit­mo de nues­tro cre­ci­mien­to. De he­cho am­plia­mos nues­tro port­fo­lio de pro­duc­tos po­nien­do a dis­po­si­ción de nues­tros clien­tes nue­vas ga­mas. Em­pe­za­mos a co­mer­cia­li­zar es­te ju­nio tan­to pin­tu­ras co­mo anexos: abra­si­vos, en­mas­ca­ra­dos, PPS... He­mos al­can­za­do un acuer­do con He­lla pa­ra dis­tri­buir su mar­ca de pin­tu­ras Son­ne. Es­te só­lo será el co­mien­zo de otra se­rie de ac­cio­nes di­ri­gi­das a com­ple­tar nues­tra ofer­ta a clien­tes.

PdA.- ¿Cuá­les son los ob­je­ti­vos o re­tos que se plan­tea Danjoa a cor­to y me­dio pla­zo?

E.R.- Nues­tros ob­je­ti­vos se cen­tran en tres áreas: com­ple­tar el port­fo­lio que ofer­ta­mos tan­to de pro­duc­tos co­mo de ser­vi­cios, in­cre­men­tar la sa­tis­fac­ción glo­bal de nues­tros clien­tes con Danjoa e in­cen­ti­var la red de ta­lle­res pro­mo­vi­da por Danjoa. Den­tro del pri­mer ob­je­ti­vo, co­mo co­men­ta­mos an­te­rior­men­te,

ya se ha am­plia­do nues­tra ofer­ta de pro­duc­tos de equi­pa­mien­to de ta­ller y em­pe­za­mos ya a trabajar con pin­tu­ras.

PdA.- Co­mo ex­per­ta en mar­ke­ting, ¿qué ac­cio­nes ha im­ple­men­ta­do la com­pa­ñía ba­jo su di­rec­ción den­tro de es­ta área? ¿Hay pla­nes pa­ra que es­ta di­vi­sión crez­ca den­tro de la em­pre­sa?

E.R.- Se ha tra­ba­ja­do prin­ci­pal­men­te en dos áreas, tan­to de cap­ta­ción co­mo de fi­de­li­za­ción de clien­tes. Adi­cio­nal­men­te se ha in­ver­ti­do en la me­jo­ra de nues­tra ima­gen de mar­ca.

De­be­mos se­guir tra­ba­jan­do y ex­pan­dien­do nues­tra pre­sen­cia en so­por­tes on li­ne. No obs­tan­te mi vi­sión es que las he­rra­mien­tas de mar­ke­ting son apli­ca­bles a to­do el con­jun­to de la or­ga­ni­za­ción y es ese man­tra el que de­ben te­ner to­dos y ca­da uno de nues­tros em­plea­dos. De es­ta for­ma con­se­gui­re­mos apor­tar los me­dios pa­ra que se prio­ri­ce la sa­tis­fac­ción de nues­tros clien­tes.

PdA.- Danjoa ha vi­vi­do en los úl­ti­mos años un pro­ce­so de re­es­truc­tu­ra­ción, ¿cree que tras es­tos cam­bios la em­pre­sa ha en­tra­do en una fa­se de­ci­si­va pa­ra su con­so­li­da­ción en el mer­ca­do?

E.R.- Creo que es acer­ta­da esa

"Em­pe­za­mos a co­mer­cia­li­zar es­te ju­nio tan­to pin­tu­ras co­mo anexos: abra­si­vos, en­mas­ca­ra­dos, PPS..."

apre­cia­ción. Nos he­mos for­ta­le­ci­do in­ter­na­men­te, pe­ro to­da­vía nos que­da ca­mino pa­ra po­der con­so­li­dar­nos co­mo que­re­mos den­tro del mer­ca­do. Den­tro de nues­tro Plan Es­tra­té­gi­co se re­co­gen di­fe­ren­tes fren­tes de ac­tua­ción que es­pe­ra­mos pue­dan dar­nos la cla­ve de es­ta con­so­li­da­ción.

PdA.- Una de las úl­ti­mas apues­tas de su com­pa­ñía fue la aper­tu­ra de un pun­to de ven­ta en Vi­lla­vi­cio­sa de Odón, al sur de Madrid, ¿es­tá cum­plien­do es­te cen­tro las pre­vi­sio­nes de la em­pre­sa?

E.R.- Cuan­do se de­ci­dió ce­rrar el círcu­lo que co­nec­ta­ba to­dos nues­tros pun­tos de ven­ta en to­da la Co­mu­ni­dad de Madrid, el prin­ci­pal freno era sa­ber que, es­ta zo­na sur, era el bas­tión de par­te de nues­tra com­pe­ten­cia. Afron­ta­mos es­te desafío sin ha­cer mu­cho rui­do y si­guien­do la es­te­la de otras re­cien­tes aper­tu­ras co­mo la de San Sebastián de los Re­yes. Aho­ra po­de­mos de­cir que he­mos con­se­gui­do los ob­je­ti­vos que se en­mar­ca­ban den­tro de nues­tras pre­vi­sio­nes y cre­ce­mos a buen rit­mo. Pa­ra Danjoa las re­lo­ca­li­za­cio­nes de cen­tros y nue­vas aper­tu­ras han su­pues­to una gran in­ver­sión, pe­ro es­ta­mos em­pe­zan­do a re­co­ger sus fru­tos.

PdA.- ¿Có­mo es­tá fun­cio­nan­do el acuer­do al­can­za­do ha­ce dos años con Recalvi en el área de com- pras? ¿Es­tá dan­do los be­ne­fi­cios es­pe­ra­dos?

E.R.- Año a año nos va­mos ali­nean­do más con Recalvi y de­bi­do a es­to los be­ne­fi­cios mu­tuos van en au­men­to.

PdA.- An­ce­ra ha en­tre­ga­do la in­sig­nia de oro a su pa­dre, Joa­quín Ron­ce­ro, ¿qué su­po­ne es­te re­co­no­ci­mien­to pa­ra Danjoa co­mo com­pa­ñía y pa­ra us­ted de ma­ne­ra par­ti­cu­lar?

E.R.- Pa­ra Danjoa es­te re­co­no­ci­mien­to su­po­ne el po­ner en al­za to­do el es­fuer­zo de sus em­plea­dos des­de ha­ce mu­chos años. Es un im­pul­so mo­ti­va­dor que nos ayu­da co­mo mar­ca. A ni­vel par­ti­cu­lar es un or­gu­llo que a mi pa­dre se le apre­cie de es­ta ma­ne­ra en to­do el sec­tor. No­so­tros siem­pre he­mos va­lo­ra­do en fa­mi­lia su enor­me ca­pa­ci­dad de tra­ba­jo, cons­tan­cia y ese ins­tin­to na­tu­ral pa­ra la ven­ta. Só­lo pue­do mos­trar mi más sin­ce­ro agra­de­ci­mien­to a to­do el sec­tor.

PdA.- Si al­go ha de­fi­ni­do la tra­yec­to­ria de su pa­dre es por ser un gran tra­ba­ja­dor y un gran co­no­ce­dor del mer­ca­do, ¿cuál es su pa­pel ac­tual­men­te una vez al­can­za­da la ju­bi­la­ción? ¿Si­gue al pie del ca­ñón pres­tan­do su apo­yo al cre­ci­mien­to de la em­pre­sa?

E.R.- Po­co a po­co ha pa­sa­do de esa pre­sen­cia del día a día a ir de­le­gan­do. No obs­tan­te le gus­ta se­guir apo­yan­do en Vi­tal Aza. Mi pa­dre es una ins­pi­ra­ción pa­ra to­dos. Él es el que mar­ca nues­tro po­si­cio­na­mien­to y nues­tra ma­ne­ra de ha­cer las co­sas. Man­te­ne­mos ese com­pro­mi­so y cer­ca­nía con los clien­tes con­vir­tién­do­nos dia­ria­men­te en so­lu­cio­na­do­res de pro­ble­mas. Ade­más su ins­tin­to pa­ra el ne­go­cio y su ex­pe­rien­cia es un va­lor se­gu­ro del que no que­re­mos des­pren­der­nos.

PdA.- ¿Ha­cia dón­de le gus­ta­ría que evo­lu­cio­na­ra Danjoa en los pró­xi­mos años?

E.R.- Danjoa tie­ne que se­guir sien­do un re­fe­ren­te den­tro de nues­tro sec­tor. Es por lo que se­gui­mos lu­chan­do día a día.

“Las he­rra­mien­tas de mar­ke­ting son apli­ca­bles a to­do el con­jun­to de la or­ga­ni­za­ción y es ese man­tra el que de­ben te­ner to­dos nues­tros em­plea­dos” “He­mos al­can­za­do un acuer­do con He­lla pa­ra dis­tri­buir su mar­ca de pin­tu­ras Son­ne” “El re­co­no­ci­mien­to a mi pa­dre por par­te de An­ce­ra su­po­ne po­ner en al­za to­do el es­fuer­zo de sus em­plea­dos des­de ha­ce mu­chos años”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.