Re­pa­ra­cio­nes de má­xi­ma pre­ci­sión

PosVenta de Automocion - - Informe - › Tex­to y fotos Ces­vi­map

La im­plan­ta­ción de la tec­no­lo­gía en los vehícu­los es pa­ra­le­la a la ge­ne­ra­li­za­ción de los sis­te­mas avan­za­dos de ayu­da a la con­duc­ción (ADAS, Ad­van­ced Dri­ver As­sis­tan­ce Sys­tems). La con­duc­ción se ha con­ver­ti­do en una ex­pe­rien­cia to­tal­men­te di­fe­ren­te, más se­gu­ra y con­for­ta­ble, en la que el co­che to­ma el man­do en aquellos ca­sos en los que el con­trol se ve com­pro­me­ti­do por di­fe­ren­tes cir­cuns­tan­cias.

Los sis­te­mas ADAS es­tán for­ma­dos por di­fe­ren­tes sen­so­res elec­tró­ni­cos ins­ta­la­dos en el vehícu­lo, de tal for­ma que su en­torno con­tro­la­do evi­ta si­nies­tros con­tra ob­je­tos, otros vehícu­los e, in­clu­so, en el ca­so de los más avan­za­dos, pea­to­nes, ci­clis­tas o ani­ma­les. Tam­bién de­tec­tan se­ña­les de trá­fi­co, cum­plien­do fun­cio­nes que, en de­fi­ni­ti­va, nos de­ben lle­var al vehícu­lo au­tó­no­mo. Los que más des­ta­can son los sen­so­res de apar­ca­mien­to y de me­di­ción de dis­tan­cia, los ra­da­res de­lan­te­ros o tra­se­ros y las cá­ma­ras. To­dos ellos es­tán co­nec­ta­dos en­tre sí e in­ter­ac­túan cons­tan­te­men­te, de tal ma­ne­ra que cual­quier da­ño oca­sio­na­do por un ac­ci­den­te pue­de te­ner in­fluen­cia en el res­to si no se rea­li­zan las operaciones de for­ma ade­cua­da. Es­to afec­ta di­rec­ta­men­te a los ta­lle­res re­pa­ra­do­res, que de­ben adap­tar­se a los cam­bios y ad­qui­rir la tec­no­lo­gía y for­ma­ción ne­ce­sa­rias pa­ra lle­var a ca­bo es­tas re­pa­ra­cio­nes. Por ejem­plo, en in­ter­ven­cio­nes en lu­nas pa­ra­bri­sas, en la sus­ti­tu­ción com­ple­ta de los pa­ra­gol­pes y su pin­ta­do o en la re­pa­ra­ción de pie­zas de cha­pa o

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.