LA VEN­TA DE NEU­MÁ­TI­COS ALL SEA­SON CRE­CE UN 37% EN­TRE ENERO Y AGOS­TO

ES MUY IM­POR­TAN­TE RE­COR­DAR LA OBLI­GA­TO­RIE­DAD DE CO­LO­CAR UNA ETI­QUE­TA CO­MO RE­COR­DA­TO­RIO DEL LÍ­MI­TE DE VE­LO­CI­DAD SE­LEC­CIO­NA­DO, QUE DE­BE UBI­CAR­SE EN UN LU­GAR VI­SI­BLE PA­RA EL CON­DUC­TOR

PosVenta de Automocion - - Editorial -

La ven­ta de neu­má­ti­cos all sea­son si­gue cre­cien­do. Se­gún da­tos ofre­ci­dos por Gru­po An­drés, en­tre enero y agos­to de 2018 se ha pro­du­ci­do un in­cre­men­to de ven­tas del 37% res­pec­to al mis­mo pe­rio­do del año an­te­rior, lo que su­po­ne un in­cre­men­to muy por en­ci­ma del mer­ca­do to­tal de neu­má­ti­cos au­to, que es­tá mo­vién­do­se es­te año por ci­fras de in­cre­men­to prác­ti­ca­men­te nu­lo. Ade­más, si se alu­de al mer­ca­do es­pa­ñol con los da­tos de Eu­ro­pool, se es­ti­ma que 2018 aca­ba­rá con la dis­tri­bu­ción de más de 700.000 uni­da­des de all sea­son en Es­pa­ña. “Las du­ras con­di­cio­nes cli­ma­to­ló­gi­cas vi­vi­das en el pa­sa­do in­vierno en al­gu­nos pun­tos del país han pro­pi­cia­do el in­te­rés por es­tas rue­das, lan­za­das ya ha­ce unos cua­tro años al mer­ca­do. Su uso fa­ci­li­ta mu­cho el man­te­ni­mien­to del vehícu­lo, ya que per­mi­ten cir­cu­lar con se­gu­ri­dad en con­di­cio­nes de frío, nie­ve, hie­lo, gra­ni­zo o ca­lor ex­tre­mo, sin ne­ce­si­dad de usar ca­de­nas ni obli­gar­se a pro­gra­mar cam­bios es­ta­cio­na­les”, se­ña­lan des­de Gru­po An­drés. Se­gún los cálcu­los de Eduar­do Sa­la­zar, di­rec­tor ge­ne­ral de Neu­má­ti­cos An­drés, “te­nien­do en cuen­ta que 2017 re­gis­tró un in­cre­men­to de all sea­son en nues­tra em­pre­sa su­pe­rior al 120%, es previsible que las ci­fras de es­te ejer­ci­cio sean si­mi­la­res o me­jo­res aún, pues­to que que­dan me­ses con cli­ma­to­lo­gía di­fí­cil y, ade­más, el ma­yor cre­ci­mien­to se pro­du­ce en los pe­rio­dos an­te­rio­res al pu­ro in­vierno, es de­cir, du­ran­te los me­ses que que­dan pa­ra fi­na­li­zar el año”. Los neu­má­ti­cos all sea­son des­ta­can por su ca­pa­ci­dad de adap­tar­se a las di­ver­sas con­di­cio­nes cli­má­ti­cas con los má­xi­mos ni­ve­les de co­mo­di­dad y se­gu­ri­dad. “Son los neu­má­ti­cos del Cam­bio Cli­má­ti­co”, ase­gu­ran des­de Neu- má­ti­cos An­drés. La me­teo­ro­lo­gía ca­da vez más ex­tre­ma y cam­bian­te en Es­pa­ña -y en to­da Eu­ro­pa- con gran­des di­fe­ren­cias se­gún la zo­na, fe­nó­me­nos me­teo­ro­ló­gi­cos sor­pre­si­vos, in­vier­nos lar­gos, he­la­das fre­cuen­tes, ne­va­das re­pen­ti­nas, llu­vias to­rren­cia­les y epi­so­dios de ca­lor as­fi­xian­te, ex­pli­can es­ta ten­den­cia cre­cien­te. La prin­ci­pal ven­ta­ja de es­te neu­má­ti­co es que pue­de mon­tar­se en cual­quier mo­men­to del año, cuan­do se ha­ya gas­ta­do el jue­go an­te­rior, y cuen­ta con pres­ta­cio­nes igual­men­te idea­les pa­ra in­vierno y ve­rano, ya que man­tie­ne to­da su efi­ca­cia des­de me­nos de sie­te gra­dos has­ta más de 40 gra­dos. En cual­quie­ra de es­tas con­di­cio­nes, pro­por­cio­na un aga­rre má­xi­mo, ya sea en fre­na­das, ace­le­ra­ción o cur­vas. Ade­más, hay que des­ta­car la ver­sa­ti­li­dad de los all sea­son en re­la­ción con las ne­ce­si­da­des de man­te­ni­mien­to del vehícu­lo, por­que so­por­tan ele­va­das tem­pe­ra­tu­ras sin per­ju­di­car la vi­da útil del neu­má­ti­co y, al mis­mo tiem­po, per­mi­ten via­jar sin ca­de­nas, acep­ta­do por ley, aun­que se con­fir­men las pre­vi­sio­nes de nie­ve en la ca­rre­te­ra. La vi­da útil de es­te ti­po de cu­bier­tas es su­pe­rior a las es­tán­dar te­nien­do en cuen­ta que la pro­fun­di­dad de los ca­na­les de dre­na­je lle­ga a los nue­ve mi­lí­me­tros, y en los neu­má­ti­cos con­ven­cio­na­les es de seis. Eso sí, es im­por­tan­te res­pe­tar la nor­ma­ti­va vi­gen­te cuan­do se op­ta por ins­ta­lar neu­má­ti­cos de to­do tiem­po. La le­gis­la­ción per­mi­te ele­gir un có­di­go de ve­lo­ci­dad me­nor al ho­mo­lo­ga­do en la fi­cha del vehícu­lo, lo que pue­de aba­ra­tar el pre­su­pues­to, sin de­jar de cum­plir la nor­ma­ti­va le­gal. En es­te sen­ti­do, es muy im­por­tan­te re­cor­dar la obli­ga­to­rie­dad de co­lo­car una eti­que­ta co­mo re­cor­da­to­rio del lí­mi­te de ve­lo­ci­dad se­lec­cio­na­do, que de­be ubi­car­se en un lu­gar vi­si­ble pa­ra el con­duc­tor (en el pa­ra­bri­sas por la par­te in­te­rior en el la­do del con­duc­tor). Es de obli­ga­do cum­pli­mien­to pa­ra evi­tar san­cio­nes. Tras va­rios años de per­ma­nen­cia en el mer­ca­do, ya se pue­de ele­gir en­tre un am­plio ca­tá­lo­go de cu­bier­tas all sea­son, tan­to en ga­ma Pre­mium, co­mo Me­dium o Bud­get, lo que per­mi­te al usua­rio adap­tar­se a di­ver­sos pre­su­pues­tos sin per­der ca­li­dad y efi­ca­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.