La in­dus­tria avan­za ha­cia un es­pa­cio ca­da vez más re­gu­la­do.

PQ - - SUMARIO -

Vi­vi­mos en un en­torno que pro­gre­sa a al­ta ve­lo­ci­dad. Es­ta realidad ha­ce im­pres­cin­di­ble un mar­co le­gis­la­ti­vo que se adap­te a las ne­ce­si­da­des. En el Es­pa­cio Eco­nó­mi­co Eu­ro­peo (EEE), los re­gla­men­tos Reach (re­la­ti­vo al re­gis­tro, eva­lua­ción, au­to­ri­za­ción y res­tric­ción de sus­tan­cias y mez­clas quí­mi­cas) y CLP (so­bre cla­si­fi­ca­ción, en­va­sa­do y eti­que­ta­do de sus­tan­cias y mez­clas quí­mi­cas) son la re­fe­ren­cia pa­ra la in­dus­tria quí­mi­ca.

La apa­ri­ción del re­gla­men­to Reach en 2006 y su en­tra­da en vi­gor en 2007 su­pu­so un an­tes y un des­pués en ma­te­ria de pre­ven­ción de ries­gos pa­ra el me­dio am­bien­te y la sa­lud hu­ma­na. Es­te re­gla­men­to tras­la­da la res­pon­sa­bi­li­dad de la ges­tión de ries­gos de­ri­va­dos de las sus­tan­cias y mez­clas quí­mi­cas a las em­pre­sas im­pli­ca­das. Es de­cir, los fa­bri­can­tes, im­por­ta­do­res, dis­tri­bui­do­res y usua­rios in­ter­me­dios de­ben ga­ran­ti­zar que el uso de es­tas sus­tan­cias no su­po­ne un ries­go pa­ra la sa­lud ni pa­ra el me­dio am­bien­te. Otra de las claves de es­te re­gla­men­to es la obli­ga­ción de re­gis­trar las sus­tan­cias en uso en una ba­se de da­tos que fa­ci­li­ta la co­mu­ni­ca­ción de los ries­gos aso­cia­dos a las sus­tan­cias a los usua­rios y con­su­mi­do­res. Reach ha pues­to en mar­cha tam­bién me­ca­nis­mos de vi­gi­lan­cia del cum­pli­mien­to por par­te de las em­pre­sas, del pro­pio re­gla­men­to y de otros vin­cu­la­dos

(co­mo el CLP): pro­gra­mas Reach-En­for­ce de cum­pli­mien­to Reach; obli­ga­ción de no­ti­fi­car a los cen­tros an­ti­ve­neno en cum­pli­mien­to del ar­tícu­lo 45 del CLP. Co­mo re­sul­ta­do de to­do es­to, los fa­bri­can­tes de sus­tan­cias o mez­clas en cier­tos sec­to­res so­bre los que an­te­rior­men­te las exi­gen­cias re­gu­la­to­rias eran me­no­res -o es­ta­ban ex­clui­dos de es­tas nor­ma­ti­vas­se ven obli­ga­dos aho­ra a po­ner­se al día, es­pe­cial­men­te en lo re­fe­ren­te a: cla­si­fi­car y eti­que­tar sus pro­duc­tos se­gún el CLP; no­ti­fi­car a los cen­tros an­ti­ve­neno cumpliendo el ar­tícu­lo 45 del CLP; cum­plir con el tí­tu­lo IV del Reach en cuan­to a la obli­ga­ción de co­mu­ni­car las FDS en la ca­de­na de su­mi­nis­tro; apli­car el ADR en la me­di­da en que sus pro­duc­tos cla­si­fi­quen co­mo pe­li­gro­sos pa­ra el transporte. Los re­gla­men­tos es­ta­ble­cen cier­tas exen­cio­nes de cum­pli­mien­to. En el cua­dro “Exen­cio­nes de cum­pli­mien­to Reach” se mues­tran las con­tem­pla­das por Reach. Po­de­mos ob­ser­var que la exen­ción de in­for­mar den­tro de la ca­de­na de su­mi­nis­tro (tí­tu­lo IV) es mi­no­ri­ta­ria y, por tan­to, son muy po­cos los pro­duc­tos que no es­tán obli­ga­dos a trans­mi­tir la in­for­ma­ción me­dian­te las Fi­chas de Da­tos de Se­gu­ri­dad. El re­gla­men­to CLP tam­bién es­ta­ble­ce exen­cio­nes de cum­pli­mien­to (cua­dro “Ar­tícu­lo 1º pun­to 5º CLP”). El re­gla­men­to pre­ci­sa que es­tas exen­cio­nes se re­fie­ren a los pro­duc­tos “en la fa­se de pro­duc­to ter­mi­na­do, des­ti­na­das al usua­rio fi­nal”. Por tan­to, den­tro de es­tos sec­to­res los pro­duc­tos in­ter­me­dios o aque­llos ter­mi­na­dos que no es­tán des­ti­na­dos al uso fi­nal de­ben cum­plir con el re­gla­men­to CLP en lo re­fe­ri­do a cla­si­fi­ca­ción, en­va­sa­do y eti­que­ta­do de la sus­tan­cia o mez­cla. Pa­ra cum­plir con los ob­je­ti­vos de Reach y CLP, las em­pre­sas de­ben es­tar al día. Co­mo ya he­mos in­tro­du­ci­do al co­mien­zo de es­te ar­tícu­lo, es­tos re­gla­men­tos es­tán des­ti­na­dos a mi­ni­mi­zar los ries­gos pa­ra la sa­lud hu­ma­na y el me­dio am­bien­te de los pro­duc­tos quí­mi­cos. Se trata de una ta­rea com­ple­ja y me­ticu­losa que pue­de sim­pli­fi­car­se gra­cias a he­rra­mien­tas y so­lu­cio­nes co­mo eQ­gest, un soft­wa­re que apor­ta so­lu­cio­nes sec­to­ria­les pa­ra op­ti­mi­zar el tiem­po y la ac­ti­vi­dad de la em­pre­sa ase­gu­ran­do el cum­pli­mien­to de la nor­ma­ti­va eu­ro­pea. •

REACH TRAS­LA­DA LA RES­PON­SA­BI­LI­DAD DE LA GES­TIÓN DE RIES­GOS DE­RI­VA­DOS DE LAS SUS­TAN­CIAS Y MEZ­CLAS QUÍ­MI­CAS A LAS EM­PRE­SAS IM­PLI­CA­DAS

Jo­sé Ol­mo

Por Di­rec­tor di­vi­sión eQ­gest en Cim­key

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.