GES­TIÓN DEL AGUA

El pro­yec­to de re­ge­ne­ra­ción y re­uti­li­za­ción de es­te ar­tícu­lo es­tá lo­ca­li­za­do en la pro­vin­cia de Ta­rra­go­na, una zo­na que tie­ne una fuer­te y di­ná­mi­ca ac­ti­vi­dad in­dus­trial y tu­rís­ti­ca, con ciu­da­des co­mo Sa­lou, que re­ci­be más de dos mi­llo­nes de vi­si­tan­tes al

PQ - - SUMARIO -

Agua re­ge­ne­ra­da pa­ra usos in­dus­tria­les en el po­lo pe­tro­quí­mi­co de Ta­rra­go­na

La cons­truc­ción del sis­te­ma de su­mi­nis­tro del Con­sor­cio de Aguas de Ta­rra­go­na, en el año 1989, per­mi­tió so­lu­cio­nar los pro­ble­mas cró­ni­cos de es­ca­sez de agua que afec­ta­ban a la pro­vin­cia gra­cias a la con­tri­bu­ción del agua pa­ra con­su­mo hu­mano pro­ce­den­te del río Ebro. En la ac­tua­li­dad, el sis­te­ma no pue­de abas­te­cer nue­vas de­man­das du­ran­te los me­ses de ve­rano, cuan­do és­ta es ma­yor, ni tam­po­co se pue­de in­cre­men­tar el vo­lu­men tras­va­sa­do. Con es­te es­ce­na­rio, la Agen­cia Ca­ta­la­na del Agua (ACA) de­ci­de rea­li­zar un pro­yec­to de de­mos­tra­ción en­tre ma­yo del 2008 y fe­bre­ro del 2009 y fi­nal­men­te, en el año 2011, lle­va a ca­bo la cons­truc­ción de una es­ta­ción re­ge­ne­ra­do­ra de agua (ERA) y una red de agua re­ge­ne­ra­da pa­ra abas­te­cer con es­ta agua a las in­dus­trias del po­lo pe­tro­quí­mi­co de Ta­rra­go­na per­te­ne­cien­tes a la Aso­cia­ción de Em­pre­sas Quí­mi­cas de Ta­rra­go­na (AEQT). Pa­ra ello es­ta ERA fue transferida a Aguas In­dus­tria­les de Ta­rra­go­na (AITASA), la cual rea­li­za su ex­plo­ta­ción. La ERA del Camp de Ta­rra­go­na es un per­fec­to ejem­plo de có­mo la re­ge­ne­ra­ción de aguas pue­de ayu­dar a re­sol­ver pro­ble­mas de es­ca­sez de agua

ES­TA ERA HA SI­DO TRANSFERIDA A LA ASO­CIA­CIÓN DE EM­PRE­SAS QUÍ­MI­CAS DE TA­RRA­GO­NA (AEQT) PA­RA SU EX­PLO­TA­CIÓN

gra­cias a la re­uti­li­za­ción de aguas de­pu­ra­das mu­ni­ci­pa­les co­mo nue­va fuen­te de su­mi­nis­tro. Con­cre­ta­men­te, es­ta plan­ta per­mi­te re­uti­li­zar el agua re­si­dual de las de­pu­ra­do­ras de Ta­rra­go­na y Vi­la-se­ca y Sa­lou y tie­ne una ca­pa­ci­dad de tra­ta­mien­to de 30.000 m3/d pa­ra abas­te­cer has­ta 6,8 Hm3 anua­les a las in­dus­trias del po­lo quí­mi­co. El pro­yec­to de re­ge­ne­ra­ción y re­uti­li­za­ción de es­te ar­tícu­lo es­tá lo­ca­li­za­do en la pro­vin­cia de Ta­rra­go­na, una zo­na que tie­ne una fuer­te y di­ná­mi­ca ac­ti­vi­dad in­dus­trial y tu­rís­ti­ca, con ciu­da­des co­mo Sa­lou, que re­ci­be más de dos mi­llo­nes de vi­si­tan­tes al año, y Port Aven­tu­ra, con tres mi­llo­nes de tu­ris­tas por ejer­ci­cio. La ERA ha si­do cons­trui­da en las ins­ta­la­cio­nes que el ACA dis­po­ne con­ti­guas a la de­pu­ra­do­ra de Vi­la­se­ca, co­nec­ta­da con la de­pu­ra­do­ra de Ta­rra­go­na a tra­vés de una tu­be­ría de 4 km. El agua re­ge­ne­ra­da se al­ma­ce­na en unos de­pó­si­tos y des­de ahí el agua es dis­tri­bui­da a las in­dus­trias del Po­lo Quí­mi­co Sur y Nor­te, a tra­vés de una red de 14 km.

Re­qui­si­tos de ca­li­dad del agua re­ge­ne­ra­da

La prin­ci­pal de­man­da del agua re­ge­ne­ra­da es pa­ra el abas­te­ci­mien­to de las to­rres de re­fri­ge­ra­ción, que re­pre­sen­ta un 70% del agua to­tal con­su­mi­da por los in­dus­tria­les; es­to im­pli­ca que gran par­te del agua po­ta­ble que ac­tual­men­te uti­li­zan pue­de ser re­em­pla­za­da por agua re­ge­ne­ra­da y po­ner­la a dis­po­si­ción del te­rri­to­rio pa­ra su cre­ci­mien­to. Los cri­te­rios de ca­li­dad pa­ra di­cha agua re­ge­ne­ra­da es­ta­ble­ci­dos pa­ra es­te ti­po de uso in­dus­trial son pa­rá­me­tros de ca­li­dad de agua ha­bi­tua­les y otros más es­pe­cí­fi­cos pa­ra sis­te­mas de agua de re­fri­ge­ra­ción. El agua re­ge­ne­ra­da pa­ra to­rres de re­fri­ge­ra­ción de­be cum­plir con los re­qui­si­tos del RD 1620/2007 y es­pe­ci­fi­ca­cio­nes pa­ra los sis­te­mas de re­fri­ge­ra­ción de acuer­do con las con­di­cio­nes de ope­ra­ción. Por ello, a los pa­rá­me­tros de ca­li­dad re­que­ri­dos por RD 1620/2007 pa­ra uso in­dus­trial de­ben con­si­de­rar­se amo­nia­co, fos­fa­tos, DBO, TOC, DQO, con­duc­ti­vi­dad eléc­tri­ca, clo­ru­ro, sul­fa­to, cal­cio y al­ca­li­ni­dad co­mo pa­rá­me­tros adi­cio­na­les. Las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes de ca­li­dad de agua es­ta­ble­ci­das por las in­dus­trias pe­tro­quí­mi­cas pa­ra to­rres de re­fri­ge­ra­ción in­clu­yen es­pe­cí­fi­ca­men­te una con­cen­tra­ción má­xi­ma de amo­nía­co de 0,8 mg/l en agua re­ge­ne­ra­da, sien­do es­te pa­rá­me­tro crí­ti­co en el di­se­ño del pro­ce­so de re­ge­ne­ra­ción. Las con­cen­tra­cio­nes de amo­nio en los efluen­tes se­cun­da­rios de la EDAR de Ta­rra­go­na y de la EDAR Vi­la-se­ca y Sa­lou son va­ria­bles al no po­seer eta­pas de eli­mi­na­ción de nu­trien­tes. Y pa­ra ga­ran­ti­zar el cum­pli­mien­to de es­te lí­mi­te de ca­li­dad del agua re­ge­ne­ra­da, fue ne­ce­sa­ria la in­cor­po­ra­ción de la ós­mo­sis in­ver­sa en do­ble pa­so co­mo par­te del pro­ce­so de re­ge­ne­ra­ción de agua.

Des­crip­ción de la ERA del Camp de Ta­rra­go­na

El agua bru­ta pro­ce­den­te del se­cun­da­rio de las de­pu­ra­do­ras de Ta­rra­go­na y Vi­la-se­ca y Sa­lou se

LA ERA DEL CAMP DE TA­RRA­GO­NA ES EL EJEM­PLO DE CÓ­MO LA RE­GE­NE­RA­CIÓN DE AGUAS PUE­DE AYU­DAR A RE­SOL­VER EL CRE­CI­MIEN­TO DE UN TE­RRI­TO­RIO Y MI­NI­MI­ZAR FU­TU­ROS PRO­BLE­MAS DE ES­CA­SEZ DE AGUA

acu­mu­la en un de­pó­si­to de re­gu­la­ción, des­de don­de se bom­bea a la pri­me­ra eta­pa del pro­ce­so de re­ge­ne­ra­ción.

Tra­ta­mien­to fí­si­co-quí­mi­co

Es­ta eta­pa se rea­li­za me­dian­te dos lí­neas en pa­ra­le­lo con una ca­pa­ci­dad uni­ta­ria de 625 m3/h. El di­se­ño de es­ta fa­se de tra­ta­mien­to co­rres­pon­de a una plan­ta de de­can­ta­ción la­me­lar las­tra­da, ba­sa­da en el pro­ce­so Ac­ti­flo™ de Veo­lia Wa­ter Tech­no­lo­gies. Se tra­ta de un sis­te­ma com­pac­to de cla­ri­fi­ca­ción que cons­ta de las eta­pas de coa­gu­la­ción, flo­cu­la­ción y de­can­ta­ción y que uti­li­za mi­cro­are­na co­mo pre­cur­sor de la for­ma­ción de flócu­los de ma­yor pe­so es­pe­cí­fi­co. Es­ta ca­rac­te­rís­ti­ca de ope­ra­ción per­mi­te di­se­ños con ve­lo­ci­da­des hi­dráu­li­cas ele­va­das, tiem­pos de re­ten­ción cor­tos y, ade­más, re­du­ce la su­per­fi­cie ne­ce­sa­ria de im­plan­ta­ción res­pec­to a otros sis­te­mas de cla­ri­fi­ca­ción con­ven­cio­na­les pa­ra los mis­mos cau­da­les de tra­ta­mien­to, sien­do es­te fac­tor de­ci­si­vo en es­te pro­yec­to de­bi­do a las li­mi­ta­cio­nes de es­pa­cio.

Fil­tra­ción con mi­cro­ta­mi­ces

Al tra­ta­mien­to fí­si­co-quí­mi­co le si­gue un sis­te­ma de fil­tra­ción con mi­cro­ta­mi­ces Hy­dro­tech, con­fi­gu­ra­do en dos lí­neas. Ca­da fil­tro es­tá equi­pa­do con 10 dis­cos de te­la fil­tran­te, con una ca­pa­ci­dad de tra­ta­mien­to uni­ta­rio de 937,5 m3/h. Ca­da sis­te­ma de fil­tra­ción pue­de al­ber­gar has­ta 16 dis­cos fil­tran­tes, lo que le apor­ta una gran fle­xi­bi­li­dad fren­te a va­ria­cio­nes del cau­dal a tra­tar o cam­bios en las ne­ce­si­da­des del pro­ce­so. Des­de el ca­nal de en­tra­da de ca­da ta­miz, el agua se dis­tri­bu­ye a tra­vés de las ra­nu­ras del ci­lin­dro cen­tral, en­tre ca­da uno de los 10 dis­cos. El agua fil­tra­da flu­ye por gra­ve­dad pa­san­do del in­te­rior al ex­te­rior del dis­co a tra­vés de la te­la fil­tran­te, de ma­ne­ra que los só­li­dos son se­pa­ra­dos del agua y re­te­ni­dos en el in­te­rior del me­dio fil­tran­te.

Fil­tra­ción en do­ble eta­pa: gra­ve­dad y pre­sión

Tras es­ta fa­se, el agua pa­sa a una do­ble eta­pa de fil­tra­ción -por gra­ve­dad y pre­sión-, cu­ya fun­ción es re­te­ner las úl­ti­mas par­tí­cu­las pre­sen­tes en el agua. Los fil­tros por gra­ve­dad tie­nen una ca­pa­ci­dad to­tal de tra­ta­mien­to de 1.182 m3/h, mien­tras que la ca­pa­ci­dad de tra­ta­mien­to de los fil­tros a pre­sión es de 1.062 m3/h.

Ós­mo­sis in­ver­sa

La eta­pa de ós­mo­sis in­ver­sa cons­ti­tu­ye el co­ra­zón del pro­ce­so. Su ob­je­ti­vo es al­can­zar la ca­li­dad de agua re­que­ri­da por los usua­rios fi­na­les y cum­plir con lo que es­ta­ble­ce Real De­cre­to 1620/2007 so­bre la ca­li­dad del agua re­uti­li­za­da pa­ra to­rres de re­fri­ge­ra­ción y otros usos in­dus­tria­les. Es­ta eta­pa es­tá con­fi­gu­ra­da en fun­ción de dos lí­neas de do­ble pa­so y tres eta­pas en ca­da pa­so, con una fac­tor de con­ver­sión del 75% el pri­mer pa­so y del 95% el se­gun­do. Es­ta eta­pa tie­ne una ca­pa­ci­dad de pro­duc­ción de 788 m3/h al fi­nal del se­gun­do pa­so y el per­mea­do ob­te­ni­do pre­sen­ta los si­guien­tes va­lo­res:

• Tur­bi­dez in­fe­rior a 0,2 NTU

• Con­duc­ti­vi­dad pro­me­dio en 20 µS/cm

• Só­li­dos en sus­pen­sión in­fe­rio­res a 2 mg/l

• Va­lor en amo­nio in­fe­rior a 0,8 mg/l

De­sin­fec­ción fi­nal del agua

El efluen­te re­sul­tan­te de la eta­pa de ós­mo­sis in­ver­sa es so­me­ti­do a un pro­ce­so de de­sin­fec­ción por luz ul­tra­vio­le­ta y pos­te­rior de­sin­fec­ción me­dian­te hi­po­clo­ri­to só­di­co, jus­to an­tes de en­trar en el de­pó­si­to de agua re­ge­ne­ra­da.

Vis­ta aé­rea de la EDAR de Vi­la-se­ca, pró­xi­ma al po­lo pe­tro­quí­mi­co de Ta­rra­go­na.

Vis­ta de la eta­pa de pre­tra­ta­mien­to me­dian­te fil­tra­ción de dis­cos Hy­dro­tech.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.