DIÁ­LO­GOS

PQ - - SUMARIO -

Mar­ce­liano He­rre­ro, vo­cal de la Jun­ta Di­rec­ti­va de Be­qui­nor

Mar­ce­liano He­rre­ro co­men­zó en el ra­mo co­mer­cial y téc­ni­co en una em­pre­sa mul­ti­na­cio­nal de apa­ra­tos ele­va­do­res. Pos­te­rior­men­te op­tó por la fun­ción pú­bli­ca y apro­bó las opo­si­cio­nes de in­ge­nie­ro téc­ni­co in­dus­trial, ya ha­ce 17 años. Des­de en­ton­ces, ocu­pa di­ver­sos pues­tos de res­pon­sa­bi­li­dad co­mo en­car­ga­do de su­per­vi­sión, con­trol y re­gis­tro de ins­ta­la­cio­nes in­dus­tria­les y ener­gé­ti­cas. Pa­ra nues­tro en­tre­vis­ta­do, la se­gu­ri­dad in­dus­trial es, por lo ge­ne­ral, po­co co­no­ci­da por la so­cie­dad, “ya que no son mu­chas per­so­nas las que tra­ba­jan en es­ta ma­te­ria da­da su ele­va­da es­pe­cia­li­za­ción téc­ni­ca y la am­plia re­gu­la­ción al res­pec­to”. ¿La cau­sa? Sin du­da, “la com­ple­ji­dad de la nor­ma­ti­va exis­ten­te”.

Re­vis­ta PQ.- ¿Es­tán nues­tras em­pre­sas con­cien­cia­das de la im­por­tan­cia de la se­gu­ri­dad in­dus­trial? Mar­ce­liano He­rre­ro.- Exis­te gran di­fe­ren­cia en­tre em­pre­sas que po­seen la cul­tu­ra de la se­gu­ri­dad en sus ge­nes y las que la con­si­de­ran co­mo si fue­ra una car­ga ad­mi­nis­tra­ti­va y eco­nó­mi­ca. Sin em­bar­go, po­de­mos afir­mar que úl­ti­ma­men­te se es­tán dan­do de for­ma ha­bi­tual las em­pre­sas que ven en la nor­ma­ti­va de se­gu­ri­dad in­dus­trial un me­dio pa­ra al­can­zar la ex­ce­len­cia em­pre­sa­rial, ya que, en­tre otros te­mas, es­te con­cep­to im­pli­ca una al­ta se­gu­ri­dad pa­ra sus tra­ba­ja­do­res y pro­ce­sos.

Re­vis­ta PQ.- ¿Exis­te una bue­na sin­to­nía en­tre em­pre­sas y ad­mi­nis­tra­cio­nes? M.H.- Siem­pre he­mos op­ta­do por la cer­ca­nía a los ciu­da­da­nos en ge­ne­ral y téc­ni­cos en par­ti­cu­lar, que son los usua­rios de nues­tros ser­vi­cios. Des­de siem­pre he­mos si­do cons­cien­tes de que la ad­mi­nis­tra­ción es­tá al ser­vi­cio de los ciu­da­da­nos; por ello, he­mos rea­li­za­do di­ver­sas ac­tua­cio­nes pa­ra con­se­guir una bue­na co­mu­ni­ca­ción y coor­di­na­ción en­tre to­dos los agen­tes que con­for­ma­mos la se­gu­ri­dad in­dus­trial, co­mo reunio­nes pe­rió­di­cas con las aso­cia­cio­nes de los dis­tin­tos sec­to­res, jor­na­das de di­vul­ga­ción, guías de in­ter­pre­ta­ción, etc.

Re­vis­ta PQ.- ¿Son mu­chas las irre­gu­la­ri­da­des que de­tec­ta la Ad­mi­nis­tra­ción en las ins­ta­la­cio­nes in­dus­tria­les y ener­gé­ti­cas? M.H.- En las ac­tua­cio­nes de ins­pec­ción de los téc­ni­cos del Ser­vi­cio Te­rri­to­rial, nor­mal­men­te se en­cuen­tran de­fec­tos más re­la­cio­na­dos con el ca­rác­ter for­mal que con de­fec­tos téc­ni­cos. Ejem­plo de ello es la fal­ta de do­cu­men­ta­ción de las ins­ta­la­cio­nes, la fal­ta de re­gis­tro o el no ha­ber rea­li­za­do las ins­pec­cio­nes pe­rió­di­cas obli­ga­to­rias. Por des­gra­cia, en es­te sec­tor exis­te un gran des­co­no­cien­do so­bre las obli­ga­cio­nes exis­ten­tes en rea­li­zar un buen man­te­ni­mien­to, así co­mo las re­vi­sio­nes y las ins­pec­cio­nes pe­rió­di­cas de las ins­ta­la­cio­nes in­dus­tria­les, co­mo son las ins­ta­la­cio­nes de ba­ja ten­sión, cli­ma­ti­za­ción, equi­pos a pre­sión, pro­tec­ción con­tra in­cen­dios, etc.

Re­vis­ta PQ.- ¿Cuá­les son las prin­ci­pa­les de­man­das de las em­pre­sas? ¿Tie­nen di­fi­cul­ta­des pa­ra ade­cuar­se a los nu­me­ro­sos re­que­ri­mien­tos nor­ma­ti­vos? ¿Di­fi­cul­tan la com­pe­ti­ti­vi­dad o son una opor­tu­ni­dad de me­jo­ra? M.H.- Los prin­ci­pa­les in­con­ve­nien­tes y pro­ble­mas que nos co­mu­ni­can las em­pre­sas so­bre el cum­pli­mien­to nor­ma­ti­vo de la se­gu­ri­dad in­dus­trial son, sin

du­da, la com­ple­ji­dad de la gran va­rie­dad y el nú­me­ro de exi­gen­cias es­ta­ble­ci­das en los re­gla­men­tos de se­gu­ri­dad in­dus­trial. Nor­mal­men­te, la pues­ta en mar­cha de las ins­ta­la­cio­nes no im­pli­ca gran pro­ble­ma pa­ra las em­pre­sas, ya que la ma­yor par­te de las ins­ta­la­cio­nes po­seen un pro­ce­di­mien­to sen­ci­llo y ade­más sue­len es­tar bien ase­so­ra­dos por los téc­ni­cos re­dac­to­res de los pro­yec­tos o por las em­pre­sas ins­ta­la­do­ras que les tra­mi­tan la do­cu­men­ta­ción ne­ce­sa­ria pa­ra la pues­ta en ser­vi­cio. Sin em­bar­go, el ma­yor pro­ble­ma se en­cuen­tra en el des­co­no­ci­mien­to de los re­qui­si­tos de man­te­ni­mien­to, re­vi­sio­nes e ins­pec­cio­nes. Una vez su­pe­ra­do el pri­mer es­co­llo de co­no­cer las obli­ga­cio­nes del man­te­ni­mien­to, re­vi­sio­nes e ins­pec­cio­nes, sue­len con­si­de­rar­las más co­mo un be­ne­fi­cio que co­mo un per­jui­cio, te­nien­do en cuen­ta que la prin­ci­pal fun­ción de es­tas ac­tua­cio­nes es la pre­ven­ción, pa­ra re­du­cir los ac­ci­den­tes y el mal fun­cio­na­mien­to de las ins­ta­la­cio­nes.

Re­vis­ta PQ.- ¿Con­si­de­ra que la so­cie­dad per­ci­be la im­por­tan­cia de la se­gu­ri­dad in­dus­trial y el es­fuer­zo que rea­li­zan las gran­des em­pre­sas y las ad­mi­nis­tra­cio­nes en es­ta ma­te­ria? M.H.- La se­gu­ri­dad in­dus­trial es, por lo ge­ne­ral, po­co co­no­ci­da por la so­cie­dad, ya que no son mu­chas per­so­nas las que tra­ba­jan en es­ta ma­te­ria, da­da su ele­va­da es­pe­cia­li­za­ción téc­ni­ca y la am­plia re­gu­la­ción al res­pec­to. Una de las cau­sas de es­te des­co­no­ci­mien­to es la com­ple­ji­dad de la nor­ma­ti­va exis­ten­te; otra qui­zá sea el ba­jo ni­vel de con­trol por par­te de la ad­mi­nis­tra­ción, ya que son po­cos los téc­ni­cos den­tro de la ad­mi­nis­tra­ción que se de­di­can a es­ta ma­te­ria. Pa­ra pa­liar es­te des­co­no­ci­mien­to, se im­pul­san des­de la ad­mi­nis­tra­ción cam­pa­ñas en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, con el ob­je­ti­vo de con­cien­ciar a los usua­rios y ti­tu­la­res de las ins­ta­la­cio­nes, pro­mo­cio­nan­do la ne­ce­si­dad de que reali­cen los man­te­ni­mien­tos, re­vi­sio­nes e ins­pec­cio­nes obli­ga­to­rias ne­ce­sa­rias y obli­ga­to­rias.

Re­vis­ta PQ.- ¿Le pa­re­ce im­por­tan­te la la­bor de aso­cia­cio­nes pro­fe­sio­na­les y em­pre­sa­ria­les en es­tas ma­te­rias? M.H.- Tan­to pa­ra el desa­rro­llo co­mo pa­ra el fo­men­to de la se­gu­ri­dad in­dus­trial, es fun­da­men­tal la coor­di­na­ción y co­la­bo­ra­ción de to­dos los agen­tes

“LOS ÉXI­TOS Y LO­GROS DE BE­QUI­NOR SON FUN­DA­MEN­TA­LES PA­RA EN­TEN­DER LA HIS­TO­RIA DE LA SE­GU­RI­DAD IN­DUS­TRIAL EN ES­TE PAÍS”

“EL PRIN­CI­PAL INCONVENIENTE SO­BRE EL CUM­PLI­MIEN­TO NOR­MA­TI­VO DE LA SE­GU­RI­DAD IN­DUS­TRIAL QUE NOS TRANS­MI­TEN LAS EM­PRE­SAS ES, SIN DU­DA, LA COM­PLE­JI­DAD DE LA GRAN VA­RIE­DAD DE EXI­GEN­CIAS”

que in­ter­vie­nen en es­ta ma­te­ria. Y uno de los pi­la­res más im­por­tan­tes es, sin du­da, el de los usua­rios, los fa­bri­can­tes y los or­ga­nis­mos de con­trol. Sin la co­la­bo­ra­ción de es­tos agen­tes se­ría im­po­si­ble un buen desa­rro­llo nor­ma­ti­vo. Tam­po­co se­ría po­si­ble su ade­cua­da im­plan­ta­ción, lo que ge­ne­ra­ría no po­cas si­tua­cio­nes de ries­go.

Re­vis­ta PQ.- ¿Có­mo va­lo­ra la la­bor de Be­qui­nor al ser­vi­cio de la se­gu­ri­dad in­dus­trial? M.H.- La aso­cia­ción Be­qui­nor no so­lo tie­ne en su pro­pio nom­bre in­clui­do las pa­la­bras ‘se­gu­ri­dad In­dus­trial’, sino que con sus nu­me­ro­sas ac­tua­cio­nes ha pro­mo­vi­do en sus 50 años de exis­ten­cia me­di­das, re­gla­men­tos, nor­mas, etc. con el ob­je­ti­vo de au­men­tar el ni­vel de se­gu­ri­dad de las in­dus­trias es­pa­ño­las. Sin du­da, es un re­fe­ren­te na­cio­nal en ma­te­ria de se­gu­ri­dad in­dus­trial. Sus éxi­tos y lo­gros son fun­da­men­ta­les pa­ra en­ten­der la his­to­ria de la se­gu­ri­dad in­dus­trial en es­te país.

Re­vis­ta PQ.- ¿Qué pa­pel desem­pe­ña o de­be­ría desem­pe­ñar la for­ma­ción? M.H.- La for­ma­ción es la pie­dra an­gu­lar en to­dos los sec­to­res. En el que nos ocu­pa, re­sul­ta vi­tal pa­ra la im­plan­ta­ción y desa­rro­llo de la se­gu­ri­dad in­dus­trial, ya que de­bi­do a la gran va­rie­dad de nor­ma­ti­va y exi­gen­cias re­gla­men­ta­rias se ha­cen im­pres­cin­di­bles las ac­tua­cio­nes en­ca­mi­na­das a ob­te­ner la in­for­ma­ción y for­ma­ción ne­ce­sa­ria pa­ra cum­plir, y ha­cer cum­plir, la nor­ma­ti­va de se­gu­ri­dad in­dus­trial.

Re­vis­ta PQ.- ¿Cuá­les son a su jui­cio los re­tos de fu­tu­ro? M.H.- Me atre­ve­ría a va­ti­ci­nar que en un fu­tu­ro pró­xi­mo asistiremos a un desa­rro­llo e im­ple­men­ta­ción de la se­gu­ri­dad in­dus­trial muy su­pe­rior al que se tie­ne ac­tual­men­te, que se tra­du­ci­rá en un au­men­to de la con­cien­cia­ción por par­te del em­pre­sa­rio de la ne­ce­si­dad de ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad de sus tra­ba­ja­do­res e ins­ta­la­cio­nes. Tam­bién el avan­ce de las TIC en es­te cam­po es fun­da­men­tal pa­ra con­se­guir un ma­yor ni­vel de cum­pli­mien­to re­gla­men­ta­rio, ya que apar­te de la au­to­ma­ti­za­ción de los re­gis­tros en la ad­mi­nis­tra­ción, que apor­tan da­tos de las ins­ta­la­cio­nes que no cum­plen con la nor­ma­ti­va, es­tá en mar­cha el desa­rro­llo de he­rra­mien­tas in­for­má­ti­cas que fa­ci­li­tan es­te cum­pli­mien­to, así co­mo el ac­ce­so a la in­for­ma­ción de los re­qui­si­tos. Es­to in­ci­de di­rec­ta­men­te en su ni­vel de cum­pli­mien­to. Por úl­ti­mo, se es­tá ob­ser­van­do úl­ti­ma­men­te que des­de la ad­mi­nis­tra­ción cen­tral im­pul­san una ma­yor coor­di­na­ción con los agen­tes de la se­gu­ri­dad in­dus­trial pa­ra el desa­rro­llo de la nor­ma­ti­va, sien­do un buen ejem­plo de ello el úl­ti­mo Re­gla­men­to de Al­ma­ce­na­mien­to de Pro­duc­tos Quí­mi­cos, el cual ha si­do desa­rro­lla­do por el Mi­nis­te­rio de In­dus­tria, Co­mer­cio y Tu­ris­mo, lle­van­do la se­cre­ta­ría del gru­po de tra­ba­jo Be­qui­nor crean­do un am­bien­te don­de el de­ba­te y el diá­lo­go ha si­do po­si­ble pa­ra un desa­rro­llo de la nor­ma­ti­va en la que han in­ter­ve­ni­do to­dos los im­pli­ca­dos en su im­ple­men­ta­ción y con­trol.

MAR­CE­LIANO HE­RRE­RO SINOVAS Vo­cal de la Jun­ta Di­rec­ti­va de Be­qui­nor Aso­cia­ción Na­cio­nal de Nor­ma­li­za­ción de Bie­nes de Equi­po y Se­gu­ri­dad be­qui­nor.org

Pa­ra Mar­ce­liano He­rre­ro, “el avan­ce de las TIC en es­te cam­po es fun­da­men­tal pa­ra con­se­guir un ma­yor ni­vel de cum­pli­mien­to re­gla­men­ta­rio”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.