Diego Ma­ta­mo­ros lu­cha por su hi­ja

Ta­nit di­jo que Ada­ra no era su­ya, pe­ro el hi­jo de Ki­ko es­tá dis­pues­to a to­do pa­ra ver a su pe­que­ña

QMD - - SUMARIO -

Diego Ma­ta­mo­ros lle­va sin ver a su pe­que­ña des­de el mes de fe­bre­ro, cuan­do su ex le acu­só de ma­los tra­tos y ase­gu­ró pú­bli­ca­men­te que Ada­ra (3) no era hi­ja su­ya. El jui­cio con el que pre­ten­de de­mos­trar su pa­ter­ni­dad se ce­le­bra­rá el pró­xi­mo mes de enero, pe­ro el día 5 de oc­tu­bre tu­vo lu­gar una pri­me­ra vis­ta pa­ra de­ter­mi­nar las me­di­das cau­te­la­res.

El chi­co apor­tó un mon­tón de do­cu­men­tos pa­ra pe­dir ante el juez un ré­gi­men de vi­si­tas que le per­mi­ta re­to­mar el con­tac­to con la ni­ña an­tes de que se dic­te sen­ten­cia, al­go que ocu­rri­rá en 2018. Diego lle­gó muy se­rio, pe­ro con­tó con el apo­yo de su pa­dre, Ki­ko Ma­ta­mo­ros. “Le pe­dí el fa­vor de si po­día ir a de­cla­rar y acep­tó sin pen­sár­se­lo. Pa­ra mí es muy im­por­tan­te en es­tos mo­men­tos”, con­fe­só.

Cen­tra­do en su bo­da

Diego y Ta­nit no se ha­bían vuel­to a ver las ca­ras y el en­cuen­tro no fue na­da agra­da­ble. Hay que re­cor­dar que, des­pués de que ella pre­sen­ta­se un par­te de le­sio­nes, el hi­jo de Ma­ta­mo­ros fue con­de­na­do en abril a ocho me­ses de ale­ja­mien­to de Ta­nit y a 31 días de tra­ba­jo so­cial. Él ase­gu­ra que aho­ra só­lo pien­sa en re­cu­pe­rar a su hi­ja y en su pró­xi­ma bo­da, en ju­nio, con Estela Gran­de.

A los dos me­ses de na­cer Ada­ra, la psi­có­lo­ga rom­pió con Diego. La ex pa­re­ja in­ten­tó un acer­ca­mien­to en 2016, pe­ro aca­bó con una de­nun­cia de ma­los tra­tos por par­te de Ta­nit ha­cia él. “Por fa­vor, Sál­va­me”, me di­jo mi hi­jo Ki­ko qui­so es­tar al la­do de su hi­jo, con el que ha vuel­to a ha­blar­se des­pués de un año en­fren­ta­dos en los pla­tós.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.