Via­jes: Va­len­cia

Su cas­co an­ti­guo, con sus be­llos edi­fi­cios y sus ani­ma­das pla­zas, ha­rá que de­jes de pen­sar en es­ta ciu­dad co­mo un des­tino só­lo de ve­rano

QMD - - SUMARIO -

Aun­que es cier­to que sus pla­yas son un re­cla­mo tu­rís­ti­co per­fec­to du­ran­te la épo­ca es­ti­val, Va­len­cia es mu­cho más que la ori­lla del Me­di­te­rrá­neo. Apro­ve­cha los fi­nes de se­ma­na oto­ña­les pa­ra es­ca­par­te a la ca­pi­tal va­len­cia­na y bu­cear en su ciu­dad vie­ja, en otro tiem­po de­li­mi­ta­da por la an­ti­gua mu­ra­lla cris­tia­na. Hoy pue­des ac­ce­der por una de las dos puer­tas que aún que­dan en pie de las do­ce que ha­bía. La to­rre Se­rra­nos, jun­to al an­ti­guo cau­ce del río Tu­ria, es un cla­ro ejem­plo de es­ti­lo gó­ti­co, mien­tas que en las to­rres de Quart aún pue­des ver los ca­ño­na­zos de la gue­rra de la in­de­pen­den­cia.

Una vez den­tro, ca­lle­jea sin pri­sa, pa­ran­do a to­mar al­go en sus pla­zas lle­nas de vi­da pa­ra con­ta­giar­te de la ale­gría va­len­cia­na. Aún con más cal­ma te tie­nes que de­te­ner en la Pla­za de la Vir­gen pa­ra admirar la Ba­sí­li­ca de la Vir­gen de los De­sam­pa­ra­dos y la ca­te­dral, en la que des­ta­ca el Mi­gue­le­te, su fa­mo­sa to­rre a la que pue­des su­bir pa­ra admirar la ciu­dad a vis­ta de pá­ja­ro. En tu pa­seo no pue­de fal­tar la Lon­ja de la Se­da, una obra maes­tra del gó­ti­co ci­vil cu­ya be­lle­za le ha ser­vi­do pa­ra ser nom­bra­da Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad. Al sa­lir, en­tra en el Mer­ca­do Cen­tral pa­ra to­mar al­go y dis­fru­tar de su es­té­ti­ca mo­der­nis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.