Tau­ro

Pa­cien­tes, de­ci­di­dos y per­sis­ten­tes

QMD - - ESPECIAL HORÓSCOPO 2018 -

ABRIL DEL 21 DE MA­YO AL 20 DE No te fal­ta­rá el tra­ba­jo y eso re­per­cu­ti­rá po­si­ti­va­men­te en tu cuen­ta co­rrien­te. Só­lo debes apren­der a de­le­gar pa­ra triun­far Sa­lud

Po­nes to­da la car­ne en el asa­dor en ca­da co­sa que ha­ces y eso po­dría pa­sar­te fac­tu­ra y de­jar­te ago­ta­da. Te ven­drá bien ha­cer ejer­ci­cio al ai­re li­bre: sa­lir a an­dar por el cam­po, mon­tar en bi­ci­cle­ta o apun­tar­te a la mo­da “run­ner”. Otro buen con­se­jo pa­ra ti es que apren­das a de­le­gar. Así te sen­ti­rás más li­ge­ra y te da­rás cuen­ta de que no eres in­sus­ti­tui­ble.

Amor

Sen­tir­te que­ri­do por tu pareja es al­go fun­da­men­tal pa­ra ti. Por eso, si in­tu­yes que te han trai­cio­na­do, las co­sas em­pe­za­rán a ir mal. Debes con­fiar más en tu pareja y creer en él an­tes que en las ha­bla­du­rías. De lo con­tra­rio, es me­jor que pon­gas dis­tan­cia, os to­méis un tiem­po ale­ja­dos y des­pués acor­déis la de­ci­sión de con­ti­nuar jun­tos o se­guir la vi­da ca­da uno por su la­do.

Di­ne­ro

No hay un tra­ba­ja­dor más in­can­sa­ble que tú. Tus su­pe­rio­res con­fían en ti y, no só­lo eso, sino que lo ha­rán mu­cho más cuan­do es­cu­chen tus nue­vas ideas. Con es­to ve­rás in­cre­men­tar no­ta­ble­men­te tu cuen­ta co­rrien­te. Así que, da­te ese ca­pri­cho que an­sías des­de ha­ce tan­to tiem­po. ¿ Un mó­vil de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción? ¿ Un co­che nue­vo? Po­drás per­mi­tír­te­lo sin pro­ble­mas pro­ble­mas.

MA­YO DEL 21 DE JU­NIO AL 21 DE Por cul­pa de tus con­ti­nuos cam­bios de hu­mor es­ta­rás más ner­vio­sa de lo ha­bi­tual. In­ten­ta re­la­ti­vi­zar y dis­fru­tar al má­xi­mo de tus mo­men­tos de ocio Sa­lud

Echas so­bre tu es­pal­da to­do el pe­so de los pro­ble­mas del día a día y és­ta pue­de em­pe­zar a re­sen­tir­se. Co­rri­ge la pos­tu­ra en la ofi­ci­na, re­gá­la­te bue­nos ma­sa­jes e in­clu­so al­gún que otro día en el spa. Só­lo así evi­ta­rás te­ner que vi­si­tar a un es­pe­cia­lis­ta. Por lo de­más, te en­con­tra­rás per­fec­ta gra­cias a tu cons­tan­cia con el de­por­te y la bue­na ali­men­ta­ción.

Amor

En los pri­me­ros me­ses del año debes cui­dar tu hu­mor si no quie­res que tu pareja te eche un buen ra­pa­pol­vo. Em­pie­za a can­sar­se de aguan­tar tus ma­las ca­ras y con­tes­ta­cio­nes sin nin­gún mo­ti­vo. Si no tie­nes pareja, no de­jes de sa­lir con tu ami­gos por­que en al­gu­na de esas fies­tas po­drías co­no­cer a al­guien que te ha­ga creer de nue­vo en el amor. Con tu fa­mi­lia ten­drás mu­cha com­pli­ci­dad.

Di­ne­ro

La fal­ta de cons­tan­cia y mo­ti­va­ción en el tra­ba­jo ha­rán que te plan­tees se­ria­men­te un cam­bio de em­pleo. Opor­tu­ni­da­des no te fal­ta­rán, pe­ro qui­zás nin­gu­na de ellas te ofrez­ca la re­tri­bu­ción eco­nó­mi­ca que es­pe­ras. An­tes de to­mar una de­ci­sión, pién­sa­lo bien. Si pla­neas ha­cer obras en ca­sa, es­pe­ra un po­co, por­que no es el mo­men­to.

DEL 21 DE JU­NIO AL 22 DE JU­LIO

De­ja vo­lar tu ima­gi­na­ción y atré­ve­te a so­ñar con to­do aque­llo que quie­res con­se­guir. Es­te año, los as­tros te lle­va­rán has­ta el éxi­to

Sa­lud

Sen­ti­rás una gran ener­gía y es­ta­rás más im­pul­si­va que de cos­tum­bre. In­ten­ta con­tro­lar­te. A me­dia­dos de año, tu es­tó­ma­go te man­da­rá al­gu­na se­ñal de avi­so. Co­mer fue­ra de ca­sa co­sas gra­sas, pi­can­tes o muy co­pio­sas no te be­ne­fi­cia­rá en ab­so­lu­to. De­cán­ta­te por las fru­tas y ver­du­ras. Así te irá mu­cho me­jor.

Amor

Año de con­so­li­da­ción en las re­la­cio­nes, así que si es­tás enamo­ra­da pue­de que te com­pro­me­tas o in­clu­so te ca­ses. Y si no tie­nes pareja, al­guien apa­re­ce­rá en tu vi­da y ace­le­ra­rá tu co­ra­zón na­da más ver­le. Em­pe­za­réis co­mo ami­gos, pe­ro lo pa­sa­réis tan bien jun­tos que, in­clu­so, te plan­tea­rás de­jar atrás tu pre­cia­da sol­te­ría. Tam­bién ne­ce­si­ta­rás des­co­nec­tar de tu fa­mi­lia. Te ago­bia de­ma­sia­do.

Di­ne­ro

Vi­vi­rás un año de cam­bios que te lle­va­rán a po­si­cio­nar­te mu­cho me­jor en el tra­ba­jo. Por fin tus je­fes va­lo­ra­rán tu es­fuer­zo, cons­tan­cia y mo­ti­va­ción, y eso re­per­cu­ti­rá po­si­ti­va­men­te en ti. Si te pro­po­nen al­gún via­je, no di­gas que no. Po­dría ser una ex­ce­len­te opor­tu­ni­dad pa­ra co­no­cer gen­te nue­va que te ayu­de en un pro­yec­to fu­tu­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.