OS CONSEJ DEL O EX­PERT

QMD - - SALUD & ESTILO DE VIDA -

1 Dis­tin­guir de­seos de ne­ce­si­da­des es una de las cla­ves. Co­mo ex­pli­ca la psi­có­lo­ga Ma­ría Díaz, “las emo­cio­nes que van uni­das a la frus­tra­ción son la ira y el en­fa­do”. Si no se ges­tio­nan bien, pue­den con­du­cir a una vul­ne­ra­bi­li­dad en la eta­pa ado­les­cen­te.

2 ¿Qué ha­cer en ca­so de ba­ja to­le­ran­cia a la frus­tra­ción? Se­gún la ex­per­ta, “pri­me­ro, ana­li­zar si es una cues­tión de po­ner lí­mi­tes más cla­ros; y se­gun­do, ayu­dar al ni­ño a di­fe­ren­ciar en­tre de­seos y ne­ce­si­da­des. De­be­mos ha­cer­le en­ten­der que no siem­pre se pue­de te­ner lo que se quie­re cuan­do se desea. Si pi­de al­go, no dár­se­lo in­me­dia­ta­men­te, sino cuan­do pue­da o, co­mo adul­to, con­si­de­re opor­tuno”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.