VÍC­TI­MA DEL VOL­CÁN

Re­crean en 3D el sem­blan­te de un muer­to en la erup­ción del Ve­su­bio a par­tir de la re­cons­truc­ción de su crá­neo.

Quo - - STARS HISTORIA -

No que­da­ron re­du­ci­dos a ce­ni­zas, pe­ro ca­si. Con la vaha­ra­da de gas ca­lien­te, a 500 ºc, que ex­pul­só el Ve­su­bio en agos­to del año 79 d. C., los crá­neos de los ciu­da­da­nos de Her­cu­lano se con­vir­tie­ron en ollas a pre­sión. Y aca­ba­ron por es­ta­llar, sal­pi­can­do de res­tos óseos es­ta vi­lla pró­xi­ma a Ná­po­les en la que pe­re­cie­ron 350 des­gra­cia­dos. Aho­ra, el ar­tis­ta Cí­ce­ro Mo­raes ha da­do vi­da por pri­me­ra vez al ros­tro de uno de ellos, y su obra le ha de­vuel­to la se­re­ni­dad. Lo ha con­se­gui­do a par­tir de un crá­neo re­cons­trui­do por los ar­queó­lo­gos de la Uni­ver­si­dad de Ná­po­les Fe­de­ri­co II. El tra­ba­jo pre­ci­só unas 150 fo­to­gra­fías en 3D que re­co­gie­ron to­dos los án­gu­los de la se­se­ra, a par­tir de las cua­les fue po­si­ble crear una ima­gen geo­mé­tri­ca de la ca­be­za. Una ba­se de da­tos de cien­tos de eu­ro­peos le sir­vió pa­ra re­cons­truir la piel y cier­tos ras­gos fa­cia­les de la víc­ti­ma del vol­cán, es­te hom­bre de unos 50 años.

CA­PA POR CA­PA El pro­ce­so se ha ba­sa­do en re­ves­tir el crá­neo con la envoltura que tie­ne el de un ser hu­mano ac­tual. Ha si­do es­pe­cial­men­te de­li­ca­do en las zo­nas don­de los res­tos no te­nían in­for­ma­ción, co­mo en la den­ta­du­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.