PA­DRES TRANS­PA­REN­TES

Las ra­nas de cris­tal han evo­lu­cio­na­do a con­tra­co­rrien­te: ellos de­di­can más tiem­po que ellas a cui­dar de sus fu­tu­ros vás­ta­gos.

Quo - - STARS NATURA -

La ra­na de cris­tal es un ver­so libre. Vis­ta des­de arri­ba, con su lo­mo ver­de al ai­re, se di­ría que es un ba­tra­cio más. Pe­ro su vien­tre, cu­bier­to de una piel tan fina que es trans­pa­ren­te, re­ve­la la ver­dad: es una ra­ra avis de la na­tu­ra­le­za. En al­gu­nas es­pe­cies de es­ta fa­mi­lia esa sin­gu­la­ri­dad per­mi­te ver has­ta có­mo bom­bea la san­gre el co­ra­zón. Y la re­bel­día evo­lu­ti­va no se que­da ahí. Se­gún una in­ves­ti­ga­ción pu­bli­ca­da re­cien­te­men­te en la revista Jour­nal of Evo­lu­tio­nary Bio­logy, el cui­da­do pa­ter­nal de es­tas ra­nas es mu­cho más pro­tec­tor que el de mu­chas hem­bras. El es­tu­dio de unas 40 es­pe­cies en Co­lom­bia, Ecua­dor, Mé­xi­co, Pa­na­má y Pe­rú du­ran­te seis es­ta­cio­nes de llu­vias ha con­clui­do que sus ma­chos son pa­dres pe­que­ños, di­mi­nu­tos, pe­ro so­bra­da­men­te en­tre­ga­dos. Se­gún las ob­ser­va­cio­nes –y los ex­pe­ri­men­tos en los que se apar­tó a las hem­bras de sus hue­vos– las ma­dres cui­dan los em­brio­nes, fun­da­men­tal­men­te, du­ran­te la no­che de la pues­ta, pe­ro los pa­dres les de­di­can mu­cho más tiem­po. Otras in­ves­ti­ga­cio­nes han con­fir­ma­do que la eclo­sión de los hue­vos es­tá es­tre­cha­men­te re­la­cio­na­da con la de­ci­sión del pa­dre de aban­do­nar su pues­to.

La hem­bra po­ne más de 30 hue­vos ca­da vez

Los hue­vos tar­dan en eclo­sio­nar en­tre 12 y 27 días. Los pa­dres se en­car­gan de cui­dar­los en­tre 3 y 19 días

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.