¿Re­cu­pe­rar­se de un in­far­to es más di­fí­cil con so­bre­pe­so?

Quo - - QUONSULTAS - LORENZO GON­ZÁ­LEZ, MA­DRID

La sa­lud car­dio­vas­cu­lar es­tá ín­ti­ma­men­te li­ga­da al ín­di­ce de ma­sa cor­po­ral. Pe­ro, se­gún un es­tu­dio re­cien­te, te­ner un so­bre­pe­so mo­de­ra­do po­dría ayu­dar a que las per­so­nas se re­pon­gan me­jor tras un in­far­to, du­ran­te las pri­me­ras fa­ses de la re­cu­pe­ra­ción. Así que quie­nes tie­nen so­bre­pe­so no ne­ce­si­tan ini­ciar una dieta ur­gen­te­men­te, aun­que es im­por­tan­te ha­cer­lo cuan­to an­tes. Por otra parte, el mé­di­co pue­de con­fun­dir­se si de­ci­de que la per­so­na con pe­so nor­mal me­re­ce me­nos aten­ción jus­to cuan­do más mi­mo re­quie­re.

El in­te­rior del corazón, tras un in­far­to, vis­to con un es­cá­ner de ra­yos gam­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.