CO­ME PA­RA OLER ME­JOR

Quo - - IN -

Si tu die­ta es ma­la, da igual si ha­ces de­por­te o no, por­que el ejer­ci­cio no pue­de com­pen­sar la so­bre­do­sis de co­mi­da ba­su­ra. Por si es­to fue­ra po­co, vas a oler peor o, al me­nos, tu olor re­sul­ta­rá me­nos atrac­ti­vo.

En un re­cien­te ex­pe­ri­men­to se hi­zo que va­rios hom­bres se pu­sie­ran una ca­mi­se­ta y pro­ce­die­ran des­pués a ha­cer ejer­ci­cio. Tam­bién se es­tu­dió cuál era la die­ta de ca­da uno de los par­ti­ci­pan­tes. Las ca­mi­se­tas su­da­das se pre­sen­ta­ron a un gru­po de mu­je­res, que te­nían que eva­luar el atrac­ti­vo del por­ta­dor ba­sán­do­se so­lo en el olor.

Los hom­bres que con­su­mían más fru­tas y ver­du­ras re­sul­ta­ron te­ner el olor más atrac­ti­vo, jun­to con aque­llos que con­su­mían más car­ne que, se­gún las vo­lun­ta­rias, te­nían un olor más sua­ve y agra­da­ble. Sin em­bar­go, quie­nes que te­nían una die­ta al­ta en car­bohi­dra­tos re­fi­na­dos sus­pen­die­ron el test del olor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.