¿Las avis­pas tam­bién po­li­ni­zan?

Quo - - QUONSULTAS -

REBECA SA­LI­NAS, MORALZARZAL (MA­DRID)

Des­de lue­go. El ejem­plo más co­no­ci­do es el de los hi­gos, que pro­du­cen el po­len de la higuera en su in­te­rior. Las avis­pas tie­nen el ins­tin­to de in­tro­du­cir­se en el fru­to pa­ra de­po­si­tar las lar­vas, una ten­den­cia que la plan­ta ha con­se­gui­do apro­ve­char uti­li­zan­do a las avis­pas co­mo po­li­ni­za­do­ras. Es una sim­bio­sis sin la cual am­bos se­res en­con­tra­rían se­rios obs­tácu­los pa­ra pro­crear. El sa­bro­so hi­go es el pri­mer ali­men­to que se en­con­tra­rá la avis­pa cuan­do su­pere su es­ta­do lar­va­rio, pe­ro las tor­nas pue­den cam­biar en un ins­tan­te fa­tal. Si una avis­pa que­da atra­pa­da en el fru­to, mue­re, se des­com­po­ne y es el hi­go el que se ali­men­ta de ella. Es un ac­ci­den­te que su­ce­de a ve­ces, y que ha im­pul­sa­do la idea de que es­ta fru­ta dul­ce no es ap­ta pa­ra el con­su­mo ve­gano. En reali­dad, las per­so­nas co­men los hi­gos que dan las plan­tas hem­bras, y la avis­pas po­nen su des­cen­den­cia en las que son ma­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.