EL HOM­BRE LU­CIÉR­NA­GA

Es­ta cha­que­ta bri­lla de no­che pa­ra que pue­das en­tre­nar con se­gu­ri­dad, mo­ver­te en bi­ci y de­jar­te ver en ca­so de emer­gen­cia.

Quo - - STARS MODA -

So­lo un sus­pi­ro y es­tás en­cen­di­do. Es­ta cha­que­ta so­lar no ne­ce­si­ta más tiem­po pa­ra car­gar­se. Mien­tras le da la luz es de un co­lor gri­sá­ceo trans­pa­ren­te pe­ro, en cuan­to ano­che­ce, la pren­da co­mien­za a li­be­rar to­da la ener­gía que ha acu­mu­la­do de la lu­mi­no­si­dad del sol y te pin­ta de ver­de fos­fo­res­cen­te du­ran­te 12 ho­ras. Es lo que ase­gu­ra la em­pre­sa que la co­mer­cia­li­za, Vo­lle­bak, que apun­ta que la tec­no­lo­gía es tan efi­cien­te que la cha­que­ta po­dría car­gar in­clu­so una bom­bi­lla de 60 va­tios. La cla­ve es­tá en un mis­te­rio­so com­pues­to in­cor­po­ra­do en el pro­pio te­ji­do en una mem­bra­na ex­te­rior im­permea­ble, lo que evi­ta que se des­pren­da con el tiem­po. ¿Que pa­ra qué quie­res una cha­que­ta que bri­lla en la os­cu­ri­dad? Los de­por­tis­tas y los aman­tes de la aven­tu­ra lo sa­ben bien: en­tre­nar por la no­che pue­de ser pe­li­gro­so, los res­ca­tes de mon­ta­ña son com­pli­ca­dos, per­der­se es más sen­ci­llo cuan­do na­die te ve… Ade­más, co­mo ca­pri­cho no tie­ne pre­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.