La tec­no­lo­gía fi­cha por el de­por­te

En el pró­xi­mo Mun­dial de Fút­bol se va a es­tre­nar lo úl­ti­mo en tec­no­lo­gía. Cá­ma­ras ul­tra­pre­ci­sas pa­ra ver el gol, ga­fas 3D pa­ra su­mer­gir­te en el par­ti­do, ro­pa tér­mi­ca antilesiones… Lo que allí ocu­rra cam­bia­rá tu vi­da

Quo - - 05/18 CONTENIDOS - Tex­to: JUAN SCALITER

Y se pon­drá a prue­ba en el Mun­dial de Ru­sia. Allí se la jue­gan los sis­te­mas in­mer­si­vos pa­ra sen­tir­te en la cancha, la equi­pa­ción con sen­so­res y so­fis­ti­ca­das ver­sio­nes del ojo de hal­cón.

Ca­da dos años, ya sea por unos Jue­gos Olím­pi­cos o por la Co­pa Mun­dial de Fút­bol, nos apre­su­ra­mos a se­ña­lar el even­to, cual­quie­ra de ellos, co­mo el más tec­no­ló­gi­co de la his­to­ria. Y ca­da uno de ellos lo es. El de­por­te mue­ve in­gen­tes can­ti­da­des de di­ne­ro con el que ha­cer prue­bas de cual­quier nue­va tec­no­lo­gía, así que cuen­ta con más desa­rro­lla­do­res que la NASA.

So­lo la Li­ga Es­pa­ño­la de Fút­bol ge­ne­ra anual­men­te 2.000 mi­llo­nes de eu­ros por de­re­chos de imá­ge­nes, en­tra­das, pre­mios y de­más. Se tra­ta de ape­nas un cam­peo­na­to en­tre otras cien li­gas pro­fe­sio­na­les y ape­nas un de­por­te en­tre una vein­te­na. El de­por­te pro­fe­sio­nal se ha con­ver­ti­do no so­lo en un es­pec­tácu­lo, sino en un cam­po de en­sa­yo don­de se prue­ban los me­jo­res com­bus­ti­bles y mo­to­res pa­ra los vehícu­los que lle­ga­rán a la ca­lle, los ma­te­ria­les in­te­li­gen­tes más ade­cua­dos pa­ra ca­da dis­ci­pli­na y las téc­ni­cas más avan­za­das de fil­ma­ción, pro­ce­sa­mien­to de da­tos, IA y me­di­ci­na pre­ven­ti­va. Así, lo que hoy ve­mos en el de­por­te, ma­ña­na lo ten­dre­mos en ca­sa. ¿Un ejem­plo?

Sa­be­mos dón­de es­tás

El 8 de abril se ce­le­bró la Me­dia Ma­ra­tón de Madrid. Allí, unos 1.000 co­rre­do­res uti­li­za­ron un trac­ker watch (li­te­ral­men­te, un re­loj ras­trea­dor) que per­mi­te sa­ber la ubi­ca­ción de la per­so­na en tiem­po real me­dian­te una apli­ca­ción que cual­quie­ra pue­de des­car­gar­se en su te­lé­fono. De es­te mo­do los fa­mi­lia­res de un par­ti­ci­pan­te pue­den se­guir su pro­gre­so des­de cual­quier si­tio. El trac­ker, li­ge­ro y re­sis­ten­te al agua, tie­ne una ba­te­ría de en­tre cin­co y sie­te días de du­ra­ción, cuen­ta con un bo­tón del pá­ni­co pa­ra so­li­ci­tar asis­ten­cia in­me­dia­ta y un ace­le­ró­me­tro que re­gis­tra caí­das o mo­vi­mien­tos es­pe­cial­men­te brus­cos.

“Pe­ro lo más im­por­tan­te –se­ña­la a Quo Vi­cen­te Mu­ñoz, de Te­le­fó­ni­ca IOT, res­pon­sa­bles del dis­po­si­ti­vo– es que tie­ne una tar­je­ta SIM pa­ra es­tar siem­pre co­nec­ta­do. Es­ta tec­no­lo­gía per­mi­ti­rá que se­pa­mos la ubi­ca­ción de fa­mi­lia­res ma­yo­res que pue­den des­orien­tar­se o la de pe­que­ños que se pier­den en ex­cur­sio­nes por la mon­ta­ña. De he­cho, va­rios co­lec­ti­vos nos han pe­di­do si po­dían que­dar­se con ellos tras el even­to, lo que nos per­mi­ti­rá es­tu­diar usos di­fe­ren­tes que no se nos ha­bían ocu­rri­do has­ta aho­ra”.

En­tre­na co­mo pro­fe­sio­nal

Otro bo­tón de mues­tra más: ¿Te gus­ta­ría ter­mi­nar un par­ti­do de te­nis y te­ner en tu te­lé­fono to­da la in­for­ma­ción del en­cuen­tro, estilo pro­fe­sio­nal? Dis­tan­cia re­co­rri­da, zo­nas de la pis­ta más usa­das, gol­pes más fre­cuen­tes, erro­res más co­mu­nes… Lo mis­mo que ves en te­le­vi­sión, pe­ro en tu te­lé­fono y pre­pa­ra­do pa­ra compartir en re­des so­cia­les. Y así con otros diez de­por­tes. Se tra­ta de la tec­no­lo­gía Play­sight, desa­rro­lla­da ini­cial­men­te por las fuer­zas aé­reas de Is­rael pa­ra en­tre­nar a sus pi­lo­tos. Al po­co tiem­po lle­gó a la Pre­mier Lea­gue in­gle­sa, y de allí a cam­pos de fút­bol, ba­lon­ces­to y pis­tas de pá­del y te­nis (en Es­pa­ña hay tres). Play­sight uti­li­za una se­rie de cá­ma­ras pa­ra se­guir to­dos nues­tros mo­vi­mien­tos, lue­go un soft­wa­re es­pe­cí­fi­co los eva­lúa y los po­ne a nues­tra dis­po­si­ción en for­ma de da­tos. El sis­te­ma tam­bién com­pa­ra el his­tó­ri­co de los par­ti­dos dispu­tados pa­ra ver nues­tra evo­lu­ción (o po­ner­nos en evi­den­cia).

Un pa­so más allá de es­ta tec­no­lo­gía es la que se es­tá im­ple­men­tan­do en la li­ga de béis­bol de Es­ta­dos Uni­dos (MLB, por sus si­glas en in­glés). Si Play­sight nos di­ce có­mo he­mos ju­ga­do y nos se­ña­la los erro­res, la tec­no­lo­gía crea­da por AWS (Ama­zon Web Ser­vi­ces) ha­ce al­go si­mi­lar, a ni­vel pro­fe­sio­nal y por aho­ra so­lo en el ci­ta­do de­por­te, pe­ro con un plus: nos di­ce qué de­be­ría­mos ha­ber he­cho pa­ra lo­grar un tan­to.

Bá­si­ca­men­te, AWS analiza una enor­me can­ti­dad de da­tos por jugada y lue­go re­crea di­fe­ren­tes es­ce­na­rios. Su­pon­ga­mos que ha­bla­mos de fút­bol: nos pue­de de­cir qué hu­bie­ra te­ni­do que ha­cer Mes­si pa­ra mar­car el gol que erró o có­mo po­dría ha­ber­lo evi­ta­do un por­te­ro.

“Es evi­den­te que la tec­no­lo­gía ha cam­bia­do, y mu­cho, el de­por­te. Pe­ro don­de más se ve su in­fluen­cia es en el as­pec­to del en­tre­na­mien­to, que ca­da vez es­tá más con­tro­la­do e in­di­vi­dua­li­za­do. Con ello se ha con­se­gui­do evi­tar le­sio­nes y au­men­tar el ren­di­mien­to”. Quien afir­ma es­to es Ja­vier Pe­ña, el di­rec­tor del Centro de Es­tu­dios de De­por­te y Ac­ti­vi­dad Fí­si­ca de la Uni­ver­si­dad de Vic (Bar­ce­lo­na) y es­tá a pun­to de me­ter el de­do en la lla­ga. “Pe­ro la tec­no­lo­gía tam­bién ha cam­bia­do el juego –aña­de Pe­ña, coor­di­na­dor del Más­ter de Tec­no­lo­gía y De­por­te de la ci­ta­da uni­ver­si­dad–. Y el fút­bol es uno

de los de­por­tes más re­ti­cen­tes a in­tro­du­cir ele­men­tos tec­no­ló­gi­cos du­ran­te el juego, co­mo el ojo de hal­cón o el vi­deoar­bi­tra­je o VAR”. En te­nis, el ojo de hal­cón se uti­li­za des­de 2006 y en la li­ga de fút­bol ame­ri­cano, NFL, los ár­bi­tros se sir­ven de re­pe­ti­cio­nes de ví­deo des­de 1993. “Es­ta re­ti­cen­cia –con­ti­núa Pe­ña vía te­le­fó­ni­ca– se de­be a que no se quie­re in­te­rrum­pir el juego, en mi opi­nión. Y por otro la­do, es una opi­nión per­so­nal, la po­lé­mi­ca in­tere­sa: si fue gol o no fue, si hu­bo o no fue­ra de juego… Sir­ve al es­pec­tácu­lo. Pe­ro el avan­ce no se pue­de fre­nar”.

Gran her­mano en el fút­bol

La tec­no­lo­gía VAR, que se usa­rá por pri­me­ra vez en un mun­dial jun­to a la de Goal­con­trol, se ba­sa en ca­tor­ce cá­ma­ras de al­ta re­so­lu­ción (sie­te en ca­da por­te­ría) que gra­ban las imá­ge­nes a has­ta 500 fps (fo­to­gra­mas por se­gun­do).

Las cá­ma­ras si­guen cons­tan­te­men­te al ba­lón y mar­can su po­si­ción en un eje X, Y, Z con una pre­ci­sión de 5 mi­lí­me­tros. Si el ba­lón pa­sa la línea de por­te­ría, el sis­te­ma en­vía una vi­bra­ción y una se­ñal lu­mi­no­sa al re­loj que lle­va el ár­bi­tro. La pre­ci­sión del sis­te­ma pue­de apli­car­se a otros en­tor­nos fue­ra de lo de­por­ti­vo, por ejem­plo. en ac­ci­den­tes de trá­fi­co, pre­ven­ción de ac­ci­den­tes y aná­li­sis de in­ge­nie­ría.

Pe­ro no es la úni­ca in­no­va­ción que trae­rá el mun­dial de Ru­sia. Una de las prin­ci­pa­les es que ser­vi­rá de en­sa­yo pa­ra la red 5G. La em­pre­sa Ros­tec, res­pon­sa­ble

HP ha desa­rro­lla­do un sis­te­ma pa­ra im­pri­mir plan­ti­llas en 3D es­pe­cí­fi­cas pa­ra la anato­mía de ca­da

per­so­na

Un hom­bre mon­ta­do so­bre un dron en­tre­gó el ba­lón con el que se ju­gó la final de la co­pa de la li­ga por­tu­gue­sa en­tre el Ben­fi­ca y el Gui­ma­raes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.