MI­DEN AL MI­LÍ­ME­TRO LOS EFEC­TOS DEL EJER­CI­CIO FÍSICO EN EL ES­PA­CIO

Quo - - STARS ASTRO -

Al ca­bo de seis me­ses en el es­pa­cio, el cuer­po de los astronautas ve mer­ma­das sus fa­cul­ta­des. Por eso, las mi­sio­nes tri­pu­la­das suelen in­cluir pro­gra­mas de en­tre­na­mien­to y mo­ni­to­ri­za­ción. En la ac­tual aven­tu­ra de Ale­xan­der Gerst a bor­do de la Es­ta­ción Es­pa­cial In­ter­na­cio­nal, el re­pre­sen­tan­te de la ESA es­tá pro­ta­go­ni­zan­do el experimento Myo­to­nes. An­tes, du­ran­te y des­pués de su es­tan­cia de seis me­ses –ini­cia­da el 6 de ju­nio–, se ve­rá so­me­ti­do a va­rias prue­bas pa­ra com­pro­bar có­mo in­flu­yen las con­di­cio­nes es­pa­cia­les en sus múscu­los, fas­cias y ten­do­nes. La prin­ci­pal, una pal­pa­ción di­gi­tal con el dis­po­si­ti­vo Myo­ton­pro. Al pasarlo so­bre diez pun­tos con­cre­tos de su bra­zo y pier­na de­re­chos, una mi­nús­cu­la ba­rra va gol­pean­do li­ge­ra­men­te la piel. El apa­ra­to re­gis­tra la reac­ción mus­cu­lar y, con sus da­tos, pue­de eva­luar­se el gra­do de fa­ti­ga, re­la­ja­ción, tono, ten­sión, ri­gi­dez... Se­rá la pri­me­ra vez que pue­da ob­te­ner­se esa in­for­ma­ción de for­ma no in­va­si­va en te­ji­do vi­vo. Tam­bién ser­vi­rá pa­ra sa­ber has­ta qué punto re­sul­tan efec­ti­vos los en­tre­na­mien­tos en ór­bi­ta.

La as­tro­nau­ta de la NASA Se­re­na Au­ñón-chan­ce­llor ma­ni­pu­ló el dis­po­si­ti­vo Myo­ton­pro (fo­to de­re­cha) so­bre los bra­zos y pier­nas de su co­le­ga Gerst.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.