... la ca­ren­cia de or­ga­nos

Quo - - IN -

... THE WALKING

DEAD

Ca­da vez son más los fans que re­cla­man en re­des so­cia­les un fi­nal cohe­ren­te a es­ta historia. Sus tra­mas ya no son lo que eran y se des­li­gan sin sen­ti­do de los có­mics de Ro­bert Kirk­man. Las au­dien­cias con­fir­man su de­cli­ve al lle­gar a per­der ca­si la mi­tad de es­pec­ta­do­res en EEUU en dos tem­po­ra­das, de los 14,2 mi­llo­nes de la sex­ta en­tre­ga a los 7,9 con los que ha ce­rra­do la úl­ti­ma. La in­mi­nen­te sa­li­da de dos pro­ta­go­nis­tas prin­ci­pa­les de la se­rie, Rick Gri­mes y Mag­gie Gree­ne, que nos han acom­pa­ña­do du­ran­te ocho años, es la go­ta que ha col­ma­do el va­so.

... S PA­TA­TAS FRI­TAS TÓ­XI­CAS

Des­de abril, exis­te un nue­vo re­gla­men­to eu­ro­peo que obli­ga a las com­pa­ñías ali­men­ta­rias a re­du­cir la acri­la­mi­da en sus pro­duc­tos, co­mo las pa­ta­tas fri­tas. Es un com­pues­to or­gá­ni­co can­ce­rí­geno, pre­sen­te en ali­men­tos ri­cos en hi­dra­tos, que apa­re­ce cuan­do es­tos se tues­tan, fríen u hor­nean a al­tas tem­pe­ra­tu­ras. Las com­pa­ñías de­be­rán ex­pli­car có­mo co­ci­nar­los pa­ra no des­en­ca­de­nar su apa­ri­ción.

... DEL EN­VE­JE­CI­MIEN­TO

En­con­trar el grial de la eter­na ju­ven­tud pa­re­ce una uto­pía, pe­ro hay avan­ces. Un re­cien­te es­tu­dio bri­tá­ni­co ha da­do con una en­zi­ma, la ARN po­li­me­ra­sa III (Pol III), la cual es­tá pre­sen­te en la ma­yo­ría de las cé­lu­las de to­das las es­pe­cies ani­ma­les. Si se consigue in­hi­bir su desa­rro­llo o se lo­gra ra­len­ti­zar­lo, se­rá po­si­ble dis­mi­nuir la ve­lo­ci­dad del en­ve­je­ci­mien­to ce­lu­lar y pro­lon­gar así la esperanza de vi­da en un 10%.

S ALER­GIAS

Plán­ta­le ca­ra a la his­ta­mi­na, la prin­ci­pal res­pon­sa­ble de los sín­to­mas que su­fri­mos los alér­gi­cos. In­ves­ti­ga­do­res da­ne­ses han de­sa­rro­lla­do un an­ti­cuer­po que es ca­paz de in­ter­fe­rir en el pro­ce­so de li­be­ra­ción de es­ta mo­lé­cu­la mul­ti­fun­cio­nal. Pue­de ser in­ha­la­do o in­yec­ta­do en el cuer­po del pa­cien­te y pa­rar el pro­ce­so por el cual apa­re­cen los sín­to­mas de aler­gia. Es uno de los ex­pe­ri­men­tos más pro­me­te­do­res has­ta la fe­cha.

... LOS BAS­TON­CI­LLOS

DE LOS OÍ­DOS

Eu­ro­pa ha de­cla­ra­do la gue­rra al plás­ti­co y quie­re re­du­cir la ba­su­ra que aca­ba en el mar, en­tre ella los bas­ton­ci­llos de al­go­dón. Por ello, Bru­se­las ha pe­di­do a to­dos los paí­ses miem­bros que bus­quen una al­ter­na­ti­va asequible pa­ra pro­duc­tos co­mo es­te y otros: cu­bier­tos y pla­tos de plás­ti­co, pa­ji­tas, agi­ta­do­res de bebidas, pa­li­tos pa­ra glo­bos o incluso tam­po­nes (el 70% de los re­si­duos ma­ri­nos). Un ejem­plo: los re­ci­pien­tes de bebidas so­lo se po­drán co­mer­cia­li­zar si las ta­pas o ta­po­nes per­ma­ne­cen uni­dos. De­ben adap­tar­se an­tes de 2030.

ADIC­CIÓN AL TA­BA­CO

Nuestro ce­re­bro tie­ne un me­ca­nis­mo de de­fen­sa con­tra la adic­ción a la ni­co­ti­na. Si re­ci­be una do­sis, exis­te un área es­pe­cia­li­za­da en en­viar se­ña­les pa­ra re­du­cir los efec­tos pla­cen­te­ros que nos pro­vo­ca fu­mar un ci­ga­rri­llo. Pe­ro cuan­do se ha­ce de ma­ne­ra con­ti­nua­da, es­ta ca­pa­ci­dad pa­ra man­dar aler­tas se re­du­ce y nos cos­ta­rá ho­rro­res de­jar el ta­ba­co. Es­ta pér­di­da de co­mu­ni­ca­ción se de­be a la ac­ción de las neu­ro­nas Ami­go1, las cua­les rom­pen la se­ñal y pro­vo­can la adic­ción. Aho­ra, un gru­po de cien­tí­fi­cos de EEUU han da­do con ellas y es­pe­ran neu­tra­li­zar­las pa­ra no vol­ver a sentir la ne­ce­si­dad de fu­mar.

Es­pa­ña en­ca­de­na 26 años co­mo lí­der mundial en do­na­cio­nes y tras­plan­tes. Ya so­lo en 2017 se su­pe­raron los 5.200 en to­do un año, pe­ro no son su­fi­cien­tes, y es que so­lo en Eu­ro­pa más de 87.000 per­so­nas es­pe­ran uno. ¿La so­lu­ción? Re­pli­car los ór­ga­nos con so­lo apre­tar el bo­tón de una bio­im­pre­so­ra. Co­mo in­gre­dien­te bá­si­co, los cien­tí­fi­cos se ser­vi­rían de bio­tin­tas de cé­lu­las ma­dre que se su­per­po­nen en ca­pas unas con otras so­bre un mol­de de hi­dro­gel has­ta lo­grar el ór­gano pe­fec­to. Ac­tual­men­te, el Ins­ti­tut de Bioin­ge­nie­ria de Ca­ta­lun­ya ya tra­ba­ja con pró­te­sis de hue­so im­pre­sas en 3D que se in­te­gra­rían en el cuer­po hu­mano gracias a na­no­par­tí­cu­las ac­ti­vas. La Uni­ver­si­dad Carlos III ha pre­sen­ta­do en ju­lio una bio­im­pre­so­ra ca­paz de ha­cer piel hu­ma­na y la com­pa­ñía es­pa­cial de Elon Musk, Spa­cex, pon­drá en ór­bi­ta la 3D Bio­fa­bri­ca­tion Fa­ci­lity (BFF) en fe­bre­ro de 2019, con la mi­sión de crear

ór­ga­nos y te­ji­dos hu­ma­nos en un en­torno es­pa­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.