MELTANT: UN OBRE­RO ES­PE­CIA­LI­ZA­DO PA­RA HA­CER CA­SAS EN MAR­TE

Ava­tarx, ini­cia­ti­va ja­po­ne­sa, quie­re en­viar ro­bots con­tro­la­dos pa­ra que cons­tru­yan co­lo­nias en otros pla­ne­tas

Quo - - STARS ASTRO -

Por muy fas­ci­nan­te que re­sul­te, la ex­plo­ra­ción es­pa­cial tie­ne sus in­co­mo­di­da­des y ries­gos pa­ra el or­ga­nis­mo hu­mano. Por eso, no se­ría ma­la idea ini­ciar­la con unas ins­ta­la­cio­nes ex­tra­te­rres­tres ya fa­bri­ca­das a la me­di­da de nues­tro or­ga­nis­mo. ¿Por quién? Nues­tras cria­tu­ras fa­vo­ri­tas en los úl­ti­mos tiem­pos: los ro­bots. Así se lo han plan­tea­do en el pro­yec­to Ava­tarx, una ini­cia­ti­va de la Agen­cia Es­pa­cial Ja­po­ne­sa (JAXA) y la lí­nea aé­rea ni­po­na ANA. Pe­ro no han pen­sa­do en unos ro­bots cua­les­quie­ra, sino en unos an­droi­des –que ellos de­no­mi­nan ‘ava­ta­res’– con la ca­pa­ci­dad de en­viar sus sen­sa­cio­nes tác­ti­les, au­di­ti­vas y vi­sua­les al hu­mano en­car­ga­do de su ma­ne­jo, así co­mo de re­pro­du­cir con pre­ci­sión los mo­vi­mien­tos de es­te. El ma­ni­pu­la­dor en la Tie­rra per­ci­bi­rá, por ejem­po, el pe­so y tex­tu­ra de los ma­te­ria­les pa­ra fa­bri­car ca­sas en Mar­te y, en ba­se a ellos, ejer­ce­rá una pre­sión, fuer­za y am­pli­tud de mo­vi­mien­tos que se­rán fiel­men­te re­pli­ca­dos por su ava­tar.

El plan ini­cial con­sis­te en cons­truir pri­me­ro una es­ta­ción es­pa­cial y, una vez ocu­pa­da por las per­so­nas, pa­sar a crear asen­ta­mien­tos en la Lu­na o Mar­te. El con­sor­cio na­ció abier­to a otros co­la­bo­ra­do­res y ya cuen­ta con la con­tri­bu­ción del fa­bri­can­te de ro­bots Mel­tin, que ha pro­pues­to a su an­droi­de Meltant co­mo ava­tar. Pa­ra afi­nar los de­ta­lles y fa­ses de Ava­tarx se crea­rá una plan­ta de in­ves­ti­ga­ción en la pre­fec­tu­ra de Oi­ta, al sur de Ja­pón.

No so­lo pro­yec­tan ha­cer vi­vien­das ex­tra­te­rres­tes: tam­bién desa­rro­llar nue­vas ini­cia­ti­vas de ocio y tu­ris­mo es­pa­cia­les. La ba­se Ava­tar XTIE­RRALas ideas desa­rro­lla­das en la ba­se de Ava­tarx en la Tie­rra se pon­drán en prác­ti­ca en la cons­truc­ción de una es­ta­ción es­pa­cial. Des­de ahí, los tri­pu­lan­tes hu­ma­nos di­ri­gi­rán la co­lo­ni­za­ciónde la Lu­na y Mar­te. Ava­tar obre­roLU­NAAs­tro­nau­ta en la Es­ta­ciónEs­pa­cial

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.