LA CRÓ­NI­CA NE­GRA

Los jó­ve­nes des­apa­re­ci­dos ha­ce un mes en Sus­que­da pre­sen­tan he­ri­das de ba­la

Rumore - - Sumario -

Luz so­bre el cri­men del pan­tano.

Des­pués de un mes bus­can­do a una pa­re­ja des­apa­re­ci­da en el pan­tano de Sus­que­da (Gi­ro­na), la se­ma­na pa­sa­da los Mos­sos d’Es­qua­dra en­con­tra­ban sus ca­dá­ve­res. Des­de el prin­ci­pio se sos­pe­chó que ha­bían si­do ase­si­na­dos y aho­ra se ha con­fir­ma­do. Se­gún pu­bli­ca El Pe­rió­di­co, “el ase­sino de Sus­que­da dis­pa­ró con­tra los dos jó­ve­nes, que apa­re­cie­ron muer­tos y des­nu­dos den­tro del pan­tano”. Pau­la, de 21 años, re­ci­bió un dis­pa­ro en la ca­be­za y Marc, de 23, por lo me­nos uno en el tó­rax, se­gún fuen­tes con­sul­ta­das por el ci­ta­do dia­rio.

Pau­la Mas y Marc Ló­pez des­apa­re­cie­ron el 24 de agos­to, cuan­do lle­ga­ron al pan­tano de Sus­que­da pa­ra prac­ti­car ka­yak.Tres días des­pués, apa­re­ció el ka­yak flo­tan­do en el pan­tano y al día si­guien­te en­con­tra­ron el co­che de Pau­la hun­di­do en sus aguas.

MUY METICULOSOS

Un ve­cino de la zo­na ase­gu­ró ha­ber es­cu­cha­do dis­pa­ros y gr itos en el en­torno de una can­te­ra cer­ca­na a la pre­sa. Lo que se des­co­no­ce por el mo­men­to es el mó­vil del cri­men. Se es­pe­cu­la con que Pau­la y Marc vie­ran qui­zá al­go que no de­bían. Pe­ro lo que sí es­tá cla­ro es que el ase­sino o ase­si­nos fue­ron meticulosos en la for­ma en que hi­cie­ron des­apa­re­cer los ca­dá­ve­res y las pis­tas, y que pa­re­cen co­no­cer bien la zo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.