GUS­TA­VO GON­ZÁ­LEZ Y MARÍA, EN MA­LLOR­CA

El re­por­te­ro, que ha pa­sa­do unas ro­mán­ti­cas va­ca­cio­nes en Ma­llor­ca con su chi­ca, nos ha­bla de su re­la­ción y del fu­tu­ro

Rumore - - SUMARIO -

Las fo­tos más ca­ri­ño­sas del pa­pa­raz­zi con su no­via y las hi­jas de ella. Ade­más, en­tre­vis­ta en ex­clu­si­va con nues­tro co­la­bo­ra­dor.

Es­toy apren­dien­do al­go de ca­ta­lán, por­que pa­ra las hi­jas de María es su len­gua prin­ci­pal

Mu­chos pen­sa­ban que lo su­yo se­ría co­sa de unos me­ses, pe­ro la reali­dad es que Gus­ta­vo Gon­zá­lez y María La­pie­dra ca­da día es­tán me­jor jun­tos y tie­nen mu­chos pla­nes, en­tre lo que es­tán ca­sar­se y te­ner un hi­jo. Cuan­do se apa­gan los fo­cos de los pla­tós de te­le­vi­sión se aca­ban las po­lé­mi­cas y pa­san a ser una pa­re­ja nor­mal y muy enamo­ra­da. Lo he­mos po­di­do com­pro­bar en es­ta es­ca­pa­da a Ma­llor­ca, que hi­cie­ron acom­pa­ña­dos de las hi­jas de ella y que nos ha de­ja­do mo­men­tos de lo más dul­ces y ro­mán­ti­cos.Aun así, el co­la­bo­ra­dor de Sál­va­me tie­ne otros fren­tes abier­tos, co­mo su di­vor­cio, que no aca­ba de so­lu­cio­nar­se, y su mal­tre­cha re­la­ción con sus hi­jos. De to­do es­to he­mos ha­bla­do con él.

• Es­tas son vues­tras pri­me­ras va­ca­cio­nes co­mo pa­re­ja ofi­cial, ¿có­mo lo es­táis vi­vien­do?

Muy bien,pe­ro te men­ti­ría si te di­je­ra que es­ta­mos tran­qui­los. ¡No he­mos pa­ra­do! He­mos ido a Ma­llor­ca por­que era el re­ga­lo de cum­plea­ños que me hi­zo María en su día y no lo ha­bía­mos lle­va­do a ca­bo... Ella sa­be que la is­la es muy es­pe­cial pa­ra mí, he es­ta­do allí de re­por­te­ro mu­chos ve­ra­nos.

• A las ni­ñas se las ve en­can- ta­das con­ti­go... ¿Te sien­tes có­mo­do ejer­cien­do de pa­dre su­plen­te con ellas?

Bueno, ellas tie­nen un pa­dre, no quie­ro su­plir el pa­pel de na­die.Yo es­toy en­can­ta­do con las pe­ques, son muy sim­pá­ti­cas y han he­re­da­do lo ca­ri­ño­sas que son de su ma­mi. Es­toy apren­dien­do al­go de ca­ta­lán, por­que pa­ra ellas es su len­gua prin­ci­pal. No quie­ro ha­blar mu­cho más de ellas, so­lo que son ma­ra­vi­llo­sas y que pa­ra mí es bo­ni­to ver a María ejer­cien­do de ma­má. Es una ex­ce­len­te ma­dre, pro­tec­to­ra, aten­ta, ge­ne­ro­sa y an­te­po­ne a sus hi­jas an­te cual­quier otra cues­tión. Ella enamo­ra en su pa­pel de ma­dre.

• ¿Có­mo ha­béis ce­le­bra­do el re­cien­te di­vor­cio de María?

Pro­me­to que no ha ha­bi­do ce­le­bra­ción, ni men­ción es­pe­cial al asun­to. Es la con­se­cuen­cia ló­gi­ca de la si­tua­ción, pe­ro tam­po­co creo que de­ba ser mo­ti­vo de ce­le­brar. Su­pon­go que cuan­do am­bos sea­mos sol­te­ros se­rá dis­tin­to.

• Y ha­blan­do de di­vor­cios, ¿có­mo va el tu­yo? Di­ce María que tu ex­mu­jer pi­de más de lo que le co­rres­pon­de. De nue­vo arre­me­te con­tra ella...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.