CHA­BE­LI­TA Y ANA­BEL, VÍC­TI­MAS DE LA PAN­TO­JA

La hi­ja y la so­bri­na de la can­tan­te vi­ven su peor mo­men­to tras las lla­ma­das de Isa­bel

Rumore - - Content -

Más so­la y aba­ti­da que nun­ca, así se sien­te Cha­be­li­ta an­te el du­ro gol­pe emo­cio­nal que le ha ases­ta­do su pro­pia ma­dre. Se en­con­tró so­la en su sor­pren­den­te sa­li­da de GH Vip, se hun­dió al es­cu­char las de­cla­ra­cio­nes pú­bli­cas de la Pan­to­ja so­bre ella y na­die de la fa­mi­lia fue a re­co­ger­la cuan­do se apa­ga­ron los fo­cos y se fue. So­lo Dul­ce es­tu­vo a su la­do una vez más. Ni si­quie­ra Ana­bel Pan­to­ja, el miem­bro del clan al que la jo­ven se sien­te más cer­ca­na, pu­do acom­pa­ñar­la es­ta vez. Ella tam­bién

tie­ne su pro­pio vía cru­cis, pro­vo­ca­do tam­bién por su tía, y atra­vie­sa uno de los mo­men­tos más di­fí­ci­les de su vi­da per­so­nal y pro­fe­sio­nal.

RO­TA, PE­RO SIN REN­COR

La no­che em­pe­zó mal pa­ra Isa, que tu­vo que ver có­mo Omar Mon­tes rom­pía con ella en di­rec­to, pe­ro no adi­vi­na­ba que lo peor es­ta­ba por lle­gar. Una vez en pla­tó, la di­rec­ción del pro­gra­ma ca­pi­ta­nea­do por Jor­ge Ja­vier Váz­quez no du­dó en po­ner­le las de­cla­ra­cio­nes de su ma­dre en las que cri­ti­ca­ba su mo­do de vi­da. Ella no po­día creer­lo, pe­ro en­ten­dió cuál era el mo­ti­vo de su ex­pul­sión.“Mi ma­dre nun­ca me ha­bía di­cho esas co­sas di­rec­ta­men­te.Aho­ra en­tien­do mu­chas co­sas, una de esas co­sas es que es­toy aquí hoy. No era el mo­men­to pa­ra ha­cer­me es­to pú­bli­ca­men­te. Era mi con­cur­so y no me me­re­cía es­to”, con­fe­só.

Isa Pan­to­ja “Ten­go un hi­jo de cua­tro años y le voy a dar to­do el amor que a mí me ha fal­ta­do”, di­jo llo­ran­do

Isa­bel Pan­to­ja

“No voy a en­trar en unague­rra. Es­to no me com­pen­sa”, ase­gu­ró an­tes de de­jar Sál­va­meAna­bel Pan­to­ja

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.