EN­TRE­VIS­TA A CAR­LOS LO­ZANO

El ac­tor nos des­ve­la có­mo es­tá lle­van­do las pe­leas de sus ex en GH VIP y su pro­pia pre­sen­cia en el con­cur­so

Rumore - - Content - EL RE­POR­TA­JE DE GUS­TA­VO GON­ZÁ­LEZ

La edición de GH VIP es­tá sien­do tan se­gui­da co­mo po­lé­mi­ca. Las in­tri­gas y dispu­tas co­men­za­ron en­se­gui­da, pe­ro hay una tra­ma, un trián­gu­lo con dos la­dos en la ca­sa y otro fue­ra, que es­tá re­ga­lán­do­nos mo­men­tos hi­la­ran­tes que ra­yan en lo es­per­pén­ti­co. Car­los Lo­zano in­ten­ta man­te­ner la com­pos­tu­ra des­de el pla­tó an­te el es­pec­tácu­lo que ofre­cen sus dos ex­pa­re­jas. Ca­si to­dos los con­cur­san­tes se han ali­nea­do jun­to a Mó­ni­ca Ho­yos y el pa­pel de víc­ti­ma le ha be­ne­fi­cia­do a Mi­riam.Ca­si to­dos quie­ren que Mi­riam sal­ga pa­ra re­ba­jar la ten­sión en su en­cie­rro. Car­los des­pi­dió a Mi­riam an­tes de en­trar en un am­bien­te ten­so y frío. Le di­jo:“Sé tú mis­ma”, y se lo to­mó tan a pe­cho que na­da más ver a Mó­ni­ca, des­per­tó el te­rre­mo­to que lle­va den­tro.Mi­riam pa­sa del llan­to a la ri­sa ner­vio­sa y del gri­to en­fá­ti­co a la car­ca­ja­da sar­cás­ti­ca con una fa­ci­li­dad que en­ter­ne­ce

y ago­ta a la mis­ma ve­lo­ci­dad. To­das las mi­ra­das y pre­gun­tas van a Car­los Lo­zano. ¿Có­mo ha po­di­do so­por­tar el pre­sen­ta­dor es­te tor­be­llino ver­bo­rrá­gi­co es­tos años? La cla­ve me la da una ín­ti­ma ami­ga. Ade­más del amor que hu­bo, hay una co­ne­xión se­xual di­fí­cil de con­te­ner. Me cuen­ta la mis­ma fuen­te que, cuan­do ha­bía cri­sis en­tre ellos, Mi­riam sal­ta­ba la va­lla de la ca­sa y se las in­ge­nia­ba pa­ra co­lar­se den­tro de ma­dru­ga­da y me­ter­se en la ca­ma con Car­los. Co­no­ce su pun­to dé­bil y con­se­guía atra­par­lo. Pe­ro Car­los di­jo bas­ta. De­jó de ol­vi­dar la lla­ve ba­jo el fel­pu­do de­li­be­ra­da­men­te. Una fuer­te y des­agra­da­ble dis­cu­sión en­tre Hu­go Cas­te­jón y su ami­ga y abo­ga­da Te­re­sa Bue­yes col­mó el va­so de su pa­cien­cia. En­tre gri­tos, Hu­go se jac­tó de lo que ocu­rrió en­tre él y Mi­riam.Til­dó de cor­nu­do a Car­los, en­tre otras re­ve­la­cio­nes, pa­ra que se lo trans­mi­tie­ra su ami­ga. Car­los Lo­zano si­gue te­nien­do du­das so­bre lo que ocu­rrió en­tre Mi­riam y Hu­go. Mi­riam le ne­gó to­do has­ta el fi­nal. Ha­blo con Car­los y me con­fir­ma que tie­nen co­sas que ha­blar y re­sol­ver cuan­do sal­ga de la ca­sa.

• ¿Co­mo es­tás lle­van­do ver a tus dos ex den­tro de la ca­sa?

A ve­ces pien­so: “Tie­rra, trá­ga­me”. Es com­pli­ca­do y du­ro. A las dos las he que­ri­do y he in­ten­ta­do te­ner bue­na re­la­ción. Ha si­do im­po­si­ble.Am­bas tie­nen ca­rác­ter,pe­ro son dis­tin­tas.Mi­riam no tie­ne fil­tros y Mó­ni­ca es sibilina.

• Hu­bo una dis­cu­sión muy fuer­te en­tre tu abo­ga­da y Hu­go Cas­te­jón en la que él de­cía que in­ti­mó con Mi­riam. ¿Si­gues cre­yén­do­la?

Te­ne­mos una con­ver­sa­ción pen­dien­te cuan­do sal­ga. Quie­ro mi­rar­la a los ojos y pre­gun­tar­le que por qué me ha men­ti­do tan­to. No se si in­ti­ma­ron o no, pe­ro me min­tió en que se ha­bían vis­to po­co y que ni si­quie­ra se ha­bían be­sa­do.

• ¿La si­gues que­rien­do?

No, me ha de­cep­cio­na­do mu­cho. Me da mu­cha pe­na to­do. Si­gue ha­bien­do mu­cho sen­ti­mien­to, pe­ro no amor.

• ¿Se ha aca­ba­do la re­la­ción?

Sí, no hay vuel­ta atrás. So­lo quie­ro que me di­ga el por­qué de sus men­ti­ras.

• Pe­ro apo­yas a Mi­riam…

Sí, apo­ya­ré su con­cur­so y cuan­do sal­ga, apo­ya­ré a Mó­ni­ca.

• ¿Quién de las dos te ha he­cho más da­ño?

Mó­ni­ca ha he­cho co­sas muy du­ras de las que no pue­do ha­blar. Me ha­ce da­ño con lo que más me due­le…

• Ha­blas de lo que hay en co­mún en­tre vo­so­tros.

No te pue­do de­cir na­da más, ya di­je an­tes que una es trans­pa­ren­te y va co­mo un ele­fan­te en una ca­cha­rre­ría, me can­sé de to­do y ya, pe­ro otra po­ne la son­ri­sa y ac­túa por de­ba­jo usan­do lo que sa­be que más da­ño me ha­ce.

• ¿Te gus­ta lo que es­tás vien­do de ellas en el con­cur­so?

Pa­ra mí es di­fí­cil ser ob­je­ti­vo, pe­ro co­mo es­pec­ta­dor aplau­do a las dos. Creo que se es­tán re­tra­tan­do. Una va por li­bre y tie­ne a to­da la ca­sa en con­tra y la otra va ha­cien­do gru­po y ga­nan­do adep­tos por es­tra­te­gia.

• ¿Quién crees que ganará?

Mi­riam, al te­ner el pa­pel de víc­ti­ma, tie­ne mu­chas pa­pe­le­tas pa­ra lle­gar le­jos. Y si si­guen no­mi­nán­do­la y sal­ván­do­se, ganará pe­so en el con­cur­so. In­sis­to que voy a apo­yar a las dos.

• Mó­ja­te, ¿quién quie­res que ga­ne?

Cual­quie­ra de las dos. Mi­riam lo ne­ce­si­ta más y creo que el va­cío al que la es­tán so­me­tien­do le da ven­ta­ja.

• ¿Has re­ci­bi­do pre­sio­nes pa­ra que apo­yes a Mó­ni­ca?

No te pue­do con­tes­tar…

• ¿En­tra­rías en la ca­sa?

¿Por qué no? Yo no ten­go na­da que es­con­der y se­ría una ex­pe­rien­cia muy cu­rio­sa.

• Se­ría una opor­tu­ni­dad pa­ra con­ci­liar a Mó­ni­ca y Mi­riam…

Eso es im­po­si­ble.Tam­po­co me preo­cu­pa ya.Mi­riam es pa­sa­do.Qui­se que hu­bie­se me­jor ro­llo an­tes, pe­ro ya no tie­ne sen­ti­do. Me lo pu­sie­ron las dos di­fí­cil.Aho­ra que va­ya ca­da una por su la­do y me de­jen tran­qui­lo. Quie­ro vi­vir mi vi­da. So­lo quie­ro sa­ber de Mi­riam el por­qué de sus men­ti­ras y na­da más. Es­toy muy cen­tra­do en mi vi­da pro­fe­sio­nal. Es­toy en un buen mo­men­to y quie­ro ce­rrar he­ri­das pa­ra ser fe­liz.

• ¿No es me­ter­te en la bo­ca del lo­bo?

No pue­do con­tes­tar­te más co­sas, por­que me han pro­pues­to al­go que me im­pi­de ha­blar más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.